Sistemas de seguridad: ¿por qué proteger el hogar o negocio con una alarma anti intrusión?

Solo con pensar que algún intruso pueda irrumpir en nuestro hogar sentimos escalofríos. Para vivir sin sobresaltos lo mejor es garantizar la seguridad del hogar familiar mediante un sistema de alarma anti intrusos que sea realmente eficaz. Sentirnos seguros y protegidos es algo que no tiene precio. Pero, ¿cómo y por qué instalar un sistema de seguridad en el hogar?

¿Qué se considera una intrusión?

Hablamos de intrusión cuando uno o varios individuos entran sin permiso en un lugar privado. Existen muchos tipos de intrusos, todos igualmente indeseables: ladrones, exhibicionistas, fisgones… ¿cómo evitar que este tipo de individuos se cuelen en nuestras casas cuando nos ausentamos? O peor aún, ¿cómo evitar que lo hagan cuándo estamos dentro?

Los sistemas de alarma permiten detectar y/o evitar ciertos delitos como intrusiones, robos y hurtos. En el caso del hurto, es decir, del robo sin efracción, las imágenes grabadas por las cámaras servirían para demostrar la existencia del delito ante la aseguradora, policía o juzgado, en caso necesario.

Netatmo Info

Los timbres y cerraduras con llaves inteligentes son, junto con las video cámaras, dos elementos de seguridad que permiten captar imágenes de una posible intrusión y bloquearla. Antes de colocar captores de imágenes que graben lugares públicos, es preciso asegurarse de que no se infringe la Ley de Protección de Datos y el derecho a la intimidad de terceras personas.

¿Cuáles son las principales ventajas de los nuevos sistemas de seguridad electrónica?

Los avances tecnológicos han permitido que los nuevos sistemas de seguridad, más inteligentes, ofrezcan una protección integral a los ocupantes de la vivienda. Mientras que los sistemas de alarma tradicionales se limitan a activar la sirena a través de la central de alarma cuando detectan la intrusión, los nuevos equipos inalámbricos, dotados con sensores de movimiento y otras funcionalidades complementarias, ofrecen un espectro de acción mucho más amplio y avanzado y más información complementaria.

Los sensores de puertas y ventanas, dotados con detectores de rotura, al detectar un intento de intrusión o la rotura de cristales, activan la alarma que está en conexión con la receptora de alarmas o directamente con el propietario.

Las cámaras, (algunas de ellas dotadas de visión nocturna, reconocimiento facial o detección de movimientos sospechosos para evitar falsas alarmas) son capaces de lanzar la alerta antes de que se produzca el allanamiento mediante el envío de imágenes de vídeo en tiempo real a través del teléfono móvil. Esto permite al propietario realizar a distancia un análisis del vídeo para ver lo que sucede en su hogar y contactar de inmediato con la policía.

La mayor ventaja de este tipo de sistemas de seguridad es la posibilidad de anticiparse a los acontecimientos (y no solo para detectar la presencia de intrusos sino para protección de incendios, por ejemplo) Es decir, su función disuasoria para evitar que el hurto se llegue a producir realmente. O bien, para hacer huir al delincuente, aunque haya conseguido entrar en el domicilio.

Los hurtos (robos sin uso de fuerza), son muy difíciles de demostrar ante las aseguradoras. Esto evidentemente, dificulta el acceso a las indemnizaciones ante la falta de pruebas que permitan demostrar la comisión del delito. Tanto las cámaras de vigilancia exterior como las cámaras de interior inteligentes, captan imágenes de todo lo que ocurre en la vivienda y sus accesos. Estas imágenes serán fundamentales a la hora de demostrar el delito y, por tanto, de reclamar las correspondientes indemnizaciones.

¿Cómo utilizar un sistema de vigilancia para la seguridad del hogar?

Por lo general, los sistemas inteligentes de videovigilancia, (con cámaras de vigilancia), suelen ser equipos inalámbricos conectados. Las alarmas con cables requieren trabajos de instalación más complejos y ofrecen menor flexibilidad a la hora de cambiar de sitio o añadir nuevos elementos.

Veamos cómo funcionan los dispositivos de seguridad anti intrusión y cómo optimizar el funcionamiento del equipo:

1. Detección

La vivienda se equipa con una serie de detectores o sensores. Estos pueden ser de movimiento (protección perimetral por detección de una presencia), o de apertura (detectores de rotura de cristales, de intento de apertura forzada, etc) . Ambas funciones de detección también están incluidas en las cámaras de vigilancia y en los timbres conectados inteligentes, para poder detectar la presencia de un intruso y enviar una alerta.

2. Alerta

Una vez que la cámara o sensor de movimiento han detectado la presencia o intento de apertura de los accesos a la vivienda, el sistema de alarma anti intrusión envía una señal de alerta al teléfono móvil (en el caso de los kits de alarma inalámbricos conectados), informa a la receptora de alarmas (a través de un transmisor telefónico gsm si fuese el caso) y activa la sirena de la alarma desde la central (alarma local).

Las alarmas anti intrusión inteligentes envían al teléfono móvil del propietario un aviso en tiempo real junto a un vídeo con las imágenes del intento de intrusión o de la intrusión efectiva.

En ese momento, el propietario podrá activar la alarma a distancia desde el propio teléfono móvil, e incluso contestar a distancia desde el micrófono conectado al timbre inteligente, para simular la presencia de personas en el interior de la vivienda.

3. Disuasión

Para añadir un efecto disuasorio a su sistema de seguridad, resulta muy efectivo colocar placas adhesivas indicando la presencia de la alarma en un lugar bien visible de la vivienda.

Conclusión:

La seguridad de nuestra familia y de nuestros bienes materiales es una de las máximas prioridades de cualquiera de nosotros. ¡Sentirse seguro en el hogar es un derecho que todos tenemos, algo que no se puede valorar en eur! Por suerte, hoy en día existen soluciones efectivas para garantizar nuestra tranquilidad en el hogar.

Los sistemas de seguridad inteligentes ofrecen una protección integral y efectiva tanto para el interior como el exterior de las viviendas. Especialmente recomendables para construcciones individuales, casas aisladas, segundas residencias o edificios alejados de la vista pública.

Gracias a su amplia gama de precios y opciones, los nuevos sistemas de seguridad inalámbricos son asequibles a todos los bolsillos y necesidades. También, al ser modulables, se pueden ir añadiendo accesorios y elementos en función de las necesidades del momento, no necesitan mantenimiento, y no hay que pagar por la instalación, que sale gratis.

Netatmo Info

Para evitar la activación de alarmas inútiles y reforzar el nivel de precisión de los sistemas de alarma inteligente Netatmo, todos nuestros dispositivos son capaces de distinguir entre los movimientos irrelevantes y los movimientos que indican un intento de intrusión. Para cubrir las zonas de acceso más vulnerables de la vivienda, solo hay que colocar los detectores inteligentes de apertura para puertas y ventanas en los puntos de apertura y acceso a la misma.