¿Es la energía solar la mejor para nuestras viviendas?

La energía solar es la energía renovable por excelencia … ¡y con motivo! Sus ventajas son muy numerosas, si excluimos la importante inversión inicial que hay que realizar para instalar las placas solares. Para que el coste de la instalación de estos paneles afecte lo menos posible a nuestros bolsillos, existen ayudas estatales… ¡casi tan abundantes como la propia energía térmica!

¿Qué es la energía solar?

La energía solar fotovoltaica es una de las energías renovables más beneficiosas para la salud del planeta: 100% limpia, verde y renovable

Como su propio nombre indica, la energía solar proviene directamente del calor emitido por el sol. Para producir energía a partir de la energía solar las placas fotovoltaicas, llamadas también paneles solares o centrales solares térmicas, utilizan el calor y la luz que produce la radiación solar.

Ciertas instalaciones y placas solares se utilizan para producir la energía eléctrica, otras para el agua caliente sanitaria (concretamente, los calentadores solares) y otras, sirven para ambos casos.

Ventajas de la energía solar

La energía del sol nos reporta muchos beneficios:

  • Es una energía 100% limpia

  • La energía solar no provoca ninguna emisión de gases de efecto invernadero

  • La fuente de energía, el sol, es completamente gratuita, abundante y explotable en cualquier lugar del mundo.

Sin embargo, la fabricación de los paneles de energía solar no es completamente inocua, ya que se utilizan materias primas raras y su fabricación también provoca emisiones de CO2. Pero una vez realizada la instalación para utilizar esta energía renovable, ya no hay problema.

¿Sabía que la energía solar también es la fuente de energía de la mayoría del resto de energías renovables? Hace que las masas de agua se muevan por las corrientes marinas, genera el viento que se utiliza para producir energía eólica, inicia el ciclo del agua utilizado por la energía hidráulica e incluso está en el origen de la fotosíntesis que permite obtener la biomasa y ciertos hidrocarburos vegetales. ¡No hay que ser socio de Greenpeace o Acciona para apostar por ella!

¿Cómo producir y consumir nuestra propia energía fotovoltaica con una instalación solar térmica?

Para producir energía solar para una red de autoconsumo, por lo general se suelen fijar al techo los paneles solares a fin de que capten la mayor cantidad posible de rayos solares. La instalación térmica de energía también dependerá de las condiciones particulares de cada zona y de las condiciones geográficas. En determinados casos, los paneles de energía fotovoltaica se podrán colocar en la fachada o jardín de las viviendas, con autorización previa.

Técnicamente, los paneles fotovoltaicos se conectan a uno o varios onduladores. Estos dispositivos pueden convertir la corriente continua producida por el dispositivo solar, en corriente alterna: la misma que la de la red de electricidad tradicional que usamos en casa.

También hay que tener en cuenta que los contadores inteligentes que poco a poco se van viendo en las viviendas de muchos países, permiten medir a la vez la producción y el consumo de electricidad obtenido por las células fotovoltaicas instaladas.

Para producir y consumir energía solar fotovoltaica se necesitan 3 equipos diferentes. Estos serían los 3 elementos fundamentales del kit solar: paneles solares fotovoltaicos, ondulador y contador eléctrico.

Netatmo Info

Para conseguir una mejor eficiencia energética, reducir el consumo de electricidad y ahorrar más en la factura, elija un termostato inteligente Netatmo. Este termostato conectado le permitirá controlar y programar con precisión desde su smartphone y a distancia, la temperatura de cada pieza

¿Qué ayudas financieras existen para la instalación de paneles solares fotovoltaicos?

Las instalaciones fotovoltaicas para el aprovechamiento de la energía solar son una gran inversión y una apuesta clara a favor de las energías renovables. Los beneficios de la energía solar fotovoltaica son muy numerosos. Se trata sin duda de la energía más limpia, renovable, y, sobre todo, más abundante sobre la faz de la Tierra. Por eso su utilización es perfectamente aplicable a la transición energética en la que nuestro país está inmerso. Para favorecer la instalación de placas solares de forma masiva, es posible acceder a las ayudas públicas disponibles para la adquisición de paneles solares. Estas subvenciones permiten reducir considerablemente el precio de esta inversión.

Ayudas para el autoconsumo de energía solar fotovoltaica

En la actualidad, la transición energética es una prioridad a nivel mundial. Son muchos los países que, para favorecer el cambio hacia energías renovables, limpias y ecológicas (energía, eólica, energía solar térmoeléctrica, biomasa, etc.), una serie de ayudas, ventajas y bonificaciones para motivar a los usuarios.

Para acceder a las ayudas para la compra y utilización de una instalación solar fotovoltaica, es indispensable contactar con una empresa o profesional cualificado. Esto nos permitirá disponer de un sistema de energía solar eficiente con todas las garantías, disfrutar de todas sus ventajas y ahorrar mientras contribuimos a mantener la buena salud del planeta.

Deducción del 20% de la inversión

Los usuarios que cumplan una serie de requisitos podrán deducir en su declaración del IBI y el ICIO, el 20% de la inversión realizada. Estas ayudas son a título individual, para usuarios particulares y siempre que se reúnan las condiciones exigidas.

Ayudas sobre el coste total de la instalación

Casi todas las comunidades autónomas ofrecen algún tipo de subvenciones o ayudas para favorecer la instalación de paneles fotovoltaicos solares. Las ayudas pueden variar de una comunidad a otra. Por tanto, lo más adecuado es dirigirse a los servicios municipales o provinciales para informarse, antes de realizar la inversión.

Ayudas de entidades locales

Es posible que, además de las subvenciones estatales, también las comunidades ofrezcan ayudas complementarias para la instalación de placas fotovoltaicas. Puede informarse en su ayuntamiento, o consejería provincial. A través de estos organismos podrá obtener toda la información necesaria respecto a las ayudas disponibles para la instalación de paneles solares.

La energía solar es por su propia naturaleza, una energía limpia, renovable y abundante. ¡Todo son ventajas! Además de consumir su propia energía 100% renovable, usted podrá ahorrar aún más solicitando las subvenciones y ayudas estatales para la instalación fotovoltaica. ¡Estamos en los albores de la energía solar y aún no hemos explotado la mayor parte de su potencial!