¿Cómo elegir a nuestro proveedor de gas?

Desde el año 2008, la compañía Endesa dejó de ser la única compañía proveedora de gas en España. Al igual que ocurrió con las eléctricas, la compañía de gas “oficial” continúa siendo un referente respecto a los precios (tarifas reguladas), y manteniendo una importante cuota de mercado, de alrededor de un 40%. Aunque las distribuidoras alternativas de gas (Naturgy, Gas Fenosa…), son cada vez más numerosos, ¿cómo elegir el que mejor se adapta a nuestras necesidades? ¿Cuáles son los principales factores que los diferencian?

Desde el año 2008 es posible elegir la distribuidora de gas en España

Antes del año 2008, en España el mercado del gas era un monopolio. Era el único proveedor que podía vender y establecer las tarifas del gas. Desde que el mercado se abrió a la competencia, se produjo el fin del monopolio del gas. A partir de entonces, muchos proveedores independientes o filiales de grandes grupos de la energía han invertido en el sector.

Muchos ciudadanos aún ignoran que ya es posible elegir la compañía de suministro de gas de forma fácil. Cambiar de proveedor de gas natural puede tener muchas ventajas, por ejemplo, una opción más ecológica o una tarifa menos cara con Gas Natural Fenosa, EDP, o Naturgy gas.

Cada usuario es libre de comparar y elegir. Pero, ¿por qué elegir un proveedor de gas natural en concreto? ¿Cuáles son las principales diferencias entre ellos? Veamos toda esta información.

El precio, punto fuerte de las distribuidoras de gas alternativas

Las tarifas del proveedor “oficial” Endesa, están reguladas por el Estado español, como ya lo estaban antes de 2008. Esto significa que esta gigante distribuidora de la energía no tiene elección a la hora de fijar sus precios. También significa que sus clientes conocen estos precios por anticipado, y también, que dichos precios se toman como referencia por el resto de empresas proveedoras de gas natural.

La apertura a la competencia se ha acelerado, concretamente a causa de las tarifas reguladas de la electricidad y el gas. Mientras que, desde hace unos años, los consumidores asistimos impotentes a una fuerte subida, casi constante, de estos precios regulados, los proveedores alternativos de gas en España bajan sus precios hasta en un 10%. Un poderoso argumento de venta, especialmente porque el gas sigue siendo el mismo independientemente del proveedor: siempre es la Red Nacional la que se sigue encargando de su distribución, transporte y transformación para su uso.

Cambiar de proveedor para pagar el suministro de gas a un precio inferior es el principal argumento de estas compañías para atraer clientes. Esto mismo ocurre con el mercado de la electricidad.

Netatmo Info

Para reducir el importe de las facturas de gas, es importante elegir la comercializadora que mejores condiciones y tarifas nos ofrezca. Y también podemos ahorrar más aún, instalando un termostato inteligente Netatmo para regular, programar y controlar mejor la calefacción. ¡Mejor confort, menor consumo de energía y mayor ahorro en la factura!

Elegir bien el proveedor de gas natural

Dada la amplia gama de distribuidoras de gas en España, encontrar las tarifas de gas más económicas no es nada fácil.

Entre las principales ofertas del mercado, sigue estando Endesa, el proveedor histórico que se encarga de regular las tarifas y ofrecer diferentes opciones. Sigue siendo uno de los proveedores más fiables. Aunque su actividad principal sigue siendo como proveedor de electricidad, también ofrece servicios de suministro de gas natural

Aspectos que debemos considerar al elegir el proveedor de gas natural

En primer lugar, para encontrar la compañía de gas más adecuada, hay que empezar por comparar las ofertas de gas natural que estén disponibles en nuestra comunidad.

También podemos optar por buscar las mejores opciones a través de comparadores online. En la web oficial de Endesa, (endesa.com), podremos encontrar las tarifas de gas más baratas en tiempo real, el precio del kW/h, etc. O, para obtener más información, podemos contactar con la compañía de gas que nos interese, por teléfono, correo electrónico, en el servicio de atención al cliente o en el correspondiente organismo de la comunidad autónoma.

Para elegir el mejor proveedor de gas natural, en general nos fijamos en el que ofrezca mejores precios y condiciones. Sin embargo, también deberíamos tener en cuenta el aspecto ecológico. El llamado “gas verde” está cogiendo cada vez más fuerza. El biogás es más respetuoso con el medio ambiente y por ese motivo, es importante tenerlo en cuenta al hacer nuestra transición ecológica en busca de una mayor y mejor eficiencia energética.

El precio del gas, el factor principal a tener en cuenta a la hora de elegir

Las tarifas de los diferentes proveedores están en constante evolución. Se fijan en base a las tarifas de electricidad y gas natural reguladas establecidas por Endesa y varían cada mes. En general, cuando contratamos una tarifa, el precio estará fijado como mucho para un par de años.

Encontrar la compañía de gas más barata es importante, pero ¿cómo encontrar la mejor oferta? Pues simplemente, ¡haciendo un pequeño trabajo de investigación para comparar las mejores ofertas!

¿Gas tradicional, o “gas verde” (biogás)?

Si bien el precio es importante, el tipo de gas también lo es: contratar “gas verde” o biogás, no solo es ecológico y respetuoso con el medio ambiente, sino también más económico y fácil de encontrar. Si el precio no es una prioridad para nosotros, pero preservar la salud del planeta sí lo es, entonces el gas verde será la opción perfecta.

También tenemos la opción de buscar y cambiar a compañías de gas más ecológicas. Estas ofertas de gas natural se basan en el principio de la neutralidad del carbono.

Ya es posible (y también recomendable) elegir el proveedor de gas que mejor se adapte a nuestras necesidades, con sus precios y ofertas. Las distintas compañías proveedoras se mueven para atraer clientes y a veces, merece la pena cambiar de compañía de gas y contratar la tarifa del gas con otra que nos ofrezca condiciones más ventajosas.