¿Es eficaz la espuma aislante?

La espuma aislante es una solución eficaz para el aislamiento térmico y acústico de la vivienda. En ocasiones está fabricada con materiales naturales (excepto en el caso de la espuma de poliuretano). Tanto la espuma aislante natural como la espuma de poliuretano, expandido o extruido, son productos de uso habitual, por su capacidad de absorción acústica, para aislar paredes, techos, áticos, ventanas y cualquier otro espacio de la vivienda. Existen muchos tipos diferentes de espumas, con precios variables en función de su eficacia. ¡Vamos a ver cuáles son!

¿Qué es la espuma aislante?

La espuma aislante cumple una doble función: aislamiento térmico y aislamiento acústico. Se trata de un producto muy eficaz para aislar los puentes térmicos y acústicos, tanto en espacios pequeños como en grandes superficies.

Existen dos grandes tipos de espuma aislante: la espuma para “aislamiento proyectado” y la espuma aislante en bomba.

Vamos a ver ambas modalidades con más detalle: la espuma aislante de tipo icineno se distingue de la espuma de poliuretano (PUR) en un punto concreto: la espuma de poliuretano expandido u obstruido, es mucho menos ecológico. Sin embargo, ambos tipos de aislante térmico acústico en espuma son muy eficientes y ofrecen un excelente resultado.

Calafatear, tapar, sellar, aislar: estas son las propiedades de la espuma en bomba

La espuma aislante en bomba es muy eficaz para tapar los defectos de construcción y para el sellado de las brechas térmicas: fisuras, cajas de las persianas, ensambles de las cañerías, etc. No deje que pase el frío del invierno por estas rendijas. La espuma de poliuretano aislante en bomba es un aislante termoacústico que se aplica fácilmente hasta en los más mínimos rincones.

¿Cómo aplicar la espuma aislante en bomba para conseguir un perfecto aislamiento térmico y acústico? Solo hay que rellenar el espacio y esperar a que la espuma se dilate. ¡Simple y eficaz! Se pone el tubo de aplicación en la válvula del aerosol y se humedecen las paredes o paneles del espacio antes de añadir el aislante. A continuación, se agita la bomba de espuma durante un minuto y se rellena de espuma la mitad del volumen del espacio que queramos aislar ya que la espuma se expandirá. Dejar secar la espuma una media hora, quitar el sobrante para nivelar el panel y dejar 24 horas hasta su total absorción.

¡Atención! La espuma expandida o expansiva no es apta para determinados espacios, sobre todo los espacios exteriores, o en los que hay líquidos y/o humedades. Solo es apta para usos en lugares protegidos y al abrigo de la intemperie.

Eficacia de la aplicación de la espuma de poliuretano aislante proyectada

La espuma de poliuretano aislante proyectada o poliuretano expandido aislante, también puede proyectarse en los espacios a aislar: tejados, muros, suelos, etc. Esto la convierte en un aislante térmico aún más eficiente y por eso, es muy popular tanto en Europa como en otras partes del mundo. El foam aislante térmico acústico para proyectar es fácil de aplicar, eficaz y permite realizar un importante ahorro de energía que repercutirá en la factura de la calefacción.

Aislar eficazmente un edificio nuevo o antiguo a un precio asequible se ha convertido en algo fácil de conseguir. La espuma aislante natural o de poliuretano proyectada ofrece además un excelente confort térmico.

¿Cuáles son las ventajas de la espuma aislante?

La espuma aislante tiene muchas cualidades de las que nos podremos beneficiar por un precio asequible:

  • Excelente capacidad aislante como lo demuestra el hecho de que su coeficiente térmico lambda sea de 0,038, y un magnífico rendimiento como aislante acústico, ya que elimina el 35% de frecuencias medias y agudas. Se trata simplemente, de uno de los aislantes más eficaces para su vivienda.

  • Gran ligereza ya que está compuesto en un 99% de aire y tiene un peso de unos 8kg el metro cúbico. También es fácil adaptar la espuma para conseguir un buen aislamiento térmico y acústico en todo tipo de estructuras y superficies.

  • La composición de la espuma aislante es natural y, por tanto, ni es tóxica ni contamina. Tampoco es peligrosa en caso de incendio.

  • Su facilidad de aplicación, en bomba o proyectada, permite aislar cualquier espacio que se necesite. Podemos hacerlo por nuestros propios medios o solicitar la ayuda de un profesional.

  • Fuerte estanqueidad al aire y permeabilidad al agua, lo que no siempre es el caso con todos los aislantes.

  • La espuma es un aislante ecológico (menos en el caso de la espuma de poliuretano). Su apariencia industrial podría hacernos pensar lo contrario pero lo cierto es que se trata de un producto respetuoso con el medio ambiente.

  • Como en el caso de otros muchos productos aislantes, podemos pedir online nuestra bomba de espuma aislante y elegir el modo de entrega.

Netatmo Info

Una vez aislados los espacios, es hora de pasar a la fase superior para mejorar la eficiencia energética de nuestra vivienda. Optimizar nuestro sistema de calefacción con el termostato conectado e inteligente Netatmo nos permitirá programar y controlar a distancia la calefacción y los radiadores.

¿Cuánto cuesta la espuma aislante de poliuretano?

La selección de marcas que fabrican espumas aislantes en bomba no es demasiado extensa: el mercado se reparte entre Sika ®, Ceys ® o Soudal. Los precios son relativamente uniformes y bastante asequibles. Los plazos de envío de la espuma en bomba (en las compras online) puede variar de un fabricante a otro.

Existe la opción de elegir entre bombas de tamaño “normal”, es decir, de 500mL, o más pequeñas.

El precio de la espuma aislante en bomba suele ser muy asequible. Son del orden siguiente, aunque en el caso de los envíos online, habrá que añadir los gastos de envío:

  • De 10 a 14 € para las bombas de 500 mL de poliuretano en espuma

  • De 6 a 8 € para las bombas de 200 mL

Por lo que respecta al precio de las bombas de poliuretano proyectado, su precio medio suele ser de unos 43 €/m2. Los precios por metro cuadrado suelen oscilar de 26 a 60 €/m2. Es algo más caro que otras soluciones de aislantes proyectados como puede ser la lana de vidrio, de madera o la guata de celulosa (unos 22 €/m2 de media).

¡Y eso es todo! Ahora ya sabe cómo aislar fácilmente todos los puentes térmicos de su vivienda, y otros espacios que dejan pasar el frío o el calor. Y un último apunte: los aerosoles tienen una etiqueta con su fecha de caducidad, que siempre hay que verificar antes de comprar. ¡También hay que recordar que no se pueden tirar los aerosoles a la basura sino al contenedor de reciclar!