¿Qué es una bomba de calor?

¿Qué es realmente una bomba de calor? Este sistema de calefacción funciona inyectando la energía exterior en el interior de un aparato. Esto se realiza a través de un radiador, aunque no necesariamente: también se puede utilizar un piso calefactado o cualquier otra instalación de tipo ventilo-convector. La PAC geotérmica, aerotérmica o aire-agua también sigue siendo un excelente sistema de calefacción, poco contaminante y a precio asequible.

¿Cómo funciona una bomba de calor?

Sea del tipo que sea (aire-agua, aire-aire o geotérmica), y de la marca que sea (Ariston, Panasonic, Toshiba, Joule, LG, etc.), la bomba de calor es siempre un aparato de calefacción del tipo “aerodinámico”. El funcionamiento de una bomba de calor se basa en la recuperación del calor que se encuentra en el aire, en el agua, o más raramente, en la tierra. Este tipo de energía en forma de calor seguidamente se transfiere hacia el interior del aparato calentador mediante la transformación de un fluido refrigerante.

No se trata de un sistema de calefacción completamente limpio ya que necesita electricidad para funcionar. Sin embargo, consume menos energía de la que produce por lo que es un sistema económico.

Aunque la bomba de calor suele utilizarse para producir calefacción y aumentar o disminuir la temperatura (en el caso de la bomba de calor inverter), también puede servir para la producción de agua caliente sanitaria.

Netatmo Info

Comprar una bomba de calor es un buen sistema para reducir la factura de la electricidad. Con el termostato conectado e inteligente Netatmo para controlar y programar mejor la calefacción y los radiadores. Una calefacción mejor con sin subir la potencia del radiador.

Bomba de calor aire-agua

En primer lugar, hay que tener en cuenta que la bomba de calor aire-agua recupera el calor del aire exterior y la restituye a los sistemas emisores de calefacción.

Las bombas de calor de aerotermia y agua tienen la ventaja de que se pueden conectar al sistema de calefacción ya existente. En invierno, podrá ser necesario instalar un sistema auxiliar de calefacción para incrementar el nivel de confort térmico.

La bomba de calor aire-agua suele utilizarse en la construcción de las viviendas nuevas. Este sistema está en pleno apogeo ya que se basa en una energía renovable como es el agua, y además permite un considerable ahorro de consumo eléctrico y también de dinero.

Este tipo de bomba de calor de aerotermia y agua también tiene otras ventajas: el confort de calor que ofrece es excelente y además es muy fácil de utilizar. Por otra parte, no se necesita un espacio extra para almacenar el combustible y, además, también esta bomba de calor también puede servir para producir el agua caliente sanitaria.

Uno de sus inconvenientes es que puede resultar ruidosa, necesitar mucho espacio para su instalación y no ser suficiente para la calefacción en invierno. Lo más recomendable es prever otro sistema de calefacción central complementaria a la bomba de calor, en los sitios de inviernos crudos.

Aunque algunos sistemas de bombas de calor aire-agua están incluidas en los programas de ayudas y subvenciones para la eficiencia energética, no es el caso de estos modelos reversibles que también sirven para tener aire acondicionado ya que este tipo de consumo no es ecológico.

Bomba de calor aire-aire para una calefacción a buen precio

En primer lugar ¿qué son las bombas de calor aire-aire, llamadas también aerotérmicas? ¿En qué se diferencian concretamente de una bomba de calor de agua? Este tipo de calefacción emplea la energía (es decir, las calorías) que se encuentran en el exterior para la producción de agua caliente con la que se calienta la vivienda.

Con una bomba de calor de aerotermia, se puede conseguir una importante eficiencia energética y proteger el medio ambiente ya que se trata de una calefacción relativamente limpia.

La instalación de una bomba de calor aire-aire ha de ser realizada por un profesional.

Una bomba de calor de aerotermia es un buen sistema para obtener calefacción a un precio realmente económico. Instalar una bomba de calor de este tipo permitirá en el futuro un considerable ahorro de energía y calefacción. Por otra parte, al adquirir este tipo de bombas de calor podremos beneficiarnos créditos, financiación y/o ayudas públicas destinadas a mejorar la eficiencia energética de nuestra vivienda.

Como habrá comprobado, la energía que utiliza la bomba de calor de aerotermia, el aire, es una energía renovable y gratuita, que para funcionar solo necesita algo de electricidad. También hay bombas de calor inverter de este tipo (aire-aire). Es decir, que pueden actuar también para la climatización o refrigeración en verano. Y siempre, nuestra calefacción y refrigeración a un precio más que interesante.

Sin embargo, hay que prestar atención ya que el rendimiento de la bomba de calor aire-aire mejora cuando sube la temperatura. Pero, por otra parte, ¡por debajo de una cierta temperatura, las bombas de calor de este tipo también pueden dejar de funcionar! Esto suele ocurrir cuando la temperatura desciende de los 10 o incluso 20 grados. Por ese motivo, esta bomba de calor precisa una calefacción auxiliar ya que por sí misma no puede servir como sistema de calor central en invierno. Se calcula que la bomba de calor aire-aire puede servir de sistema de calefacción aportando hasta el 60% de la energía consumida en un año.

Bomba de calor geotérmica

Este último sistema de bomba de calor, utiliza la energía geotérmica, (la energía de la tierra), para la calefacción de la vivienda. Se trata de una instalación que suele realizarse en el momento de la construcción o de una renovación importante de la vivienda porque hay que hacer una obra considerable.

Es un modelo de bomba de calor aún más ventajoso que las aire-aire o aire-agua. Existen dos versiones de bombas de calor geotérmicas: de captación horizontal o vertical. Para la instalación del sistema vertical bastarán unos metros cuadrados para perforar hasta 100m2 mientras que la bomba de calor geotérmica horizontal requiere un área de jardín 1,5 veces mayor que la superficie a calentar.

Como ya habrá comprendido, necesitará espacio suficiente para su instalación.

Por lo general, las bombas de calor geotérmicas suelen estar adosadas a un piso calefactado para mejorar su rendimiento.

Ahora ya conoce con todo detalle los tres grandes tipos de bombas de calor. También podrá combinarlas con un calentador aerodinámico, que es una especie de balón de almacenamiento de agua caliente, perfecto para utilizarlo junto a la bomba de calor. ¡Calentar y refrigerar con energía mayoritariamente limpia ya es posible y a precio bajos con estas bombas de calor!