Prima de energía del gobierno: ¿Qué ayudas destina el gobierno para la eficiencia energética de edificios?

En España, los edificios realizan un consumo energético de más del 36%, a lo que hay que sumar una tercera parte de las emisiones totales de CO2. Ambas circunstancias son razones de peso para que el gobierno intente mejorar su eficiencia energética a través de ayudas y subvenciones. La prima de energía del gobierno de España y del resto de países de la UE, es un gesto indispensable para proteger el planeta de las emisiones contaminantes… ¡que también repercute en el bolsillo de los consumidores!

¿Qué requisitos son necesarios para mejorar la eficiencia de los edificios?

Existen diferentes acciones para mejorar la eficiencia energética de edificios y viviendas. Estas son las 3 más importantes:

  • Renovar todos los sistemas relacionados con la producción de energía eléctrica, como, por ejemplo, los aparatos electrodomésticos o los sistemas de calefacción y/o climatización y sustituirlos por otros con certificado de eficiencia energética.

  • Apostar por las energías renovables

  • Realizar el aislamiento de techos, paredes, ventanas o puertas para evitar las fugas de frío/calor.

¿Qué beneficios tiene un edificio eficiente?

Las ventajas de un edificio eficiente son muy numerosas:

  • Mejor y mayor protección del medio ambiente

  • Mayor ahorro a nivel económico y del consumo

  • Incremento del nivel de confort térmico y acústico

  • Ventajas fiscales (ya que las obras para la mejora de la eficiencia energética están subvencionadas por el gobierno)

  • Rentabilidad razonable garantizada

  • Mejor calidad del aire

  • Mayor vida útil del edificio.

¿Qué ayudas estatales están previstas para la rehabilitación energética de edificios y viviendas?

El Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico (MITECO), aprobó en 2020 por decreto, un programa para la rehabilitación energética de edificios (PREE), en la que se destinan 300.000.000€ para obras de rehabilitación y mejora de la eficiencia energética de inmuebles edificados con anterioridad al 2007. Entre estas obras se incluye el aislamiento térmico o la renovación de calderas antiguas por otras opciones que utilicen energías renovables como la energía geotérmica o la energía solar fotovoltaica.

En el PREE se prevé una mayor cantidad de ayudas y subvenciones para usuarios en condiciones de mayor vulnerabilidad. También se alinea al plan de actuaciones de reactivación de la economía de la UE enfocadas en la transición energética y en la digitalización (con el fin de activar el empleo destruido en el sector de la construcción a causa del COVID-19). Finalmente, estas ayudas también están enfocadas a la activación de instalaciones térmicas y de electricidad.

El PREE también contempla la sustitución del carbón para que a finales de la presente década España cuente con un sistema de energía eléctrica basado en las energías renovables (energía geotérmica, energía solar, energía eólica…), y con una estrategia más a largo plazo, (aún en proyecto), que marque el camino hacia el objetivo de neutralidad climática para España en el 2050.

Dichos informes resaltan la necesidad perentoria de actuar en el conjunto de edificios, que, como señalamos al inicio de este artículo, suponen más del 30% del consumo energético total, con el fin de lograr que la totalidad de edificios sean 100% sostenibles al finalizar la primera mitad del siglo.

Se calcula que en esta extensa ola de rehabilitación de edificios entre 2021 y 2030 se crearán unos 48.000 empleos netos al año.

El papel de las comunidades autónomas en la gestión de las ayudas y subvenciones

En cuanto a la gestión de las ayudas del PREE, las comunidades autónomas serán las encargadas de la realización y publicación de sus propias convocatorias para la concesión de las ayudas.

A estas convocatorias podrán acceder las comunidades, empresas y personas físicas relacionadas con las obras de mejora de eficiencia energética. Cada comunidad podrá adaptar la concesión de las primas a sus propias necesidades.

Trabajos y obras para mejorar la eficiencia energética que se subvencionan con el PREE

  • Mejoras del aislamiento térmico de los edificios

  • Mejoras de la eficiencia energética en instalaciones térmicas (calefacción, climatización, producción de agua caliente sanitaria…), sustituyéndolas por otras opciones basadas en la energía renovable: Energía solar térmica, energía solar fotovoltaica; Energía geotérmica ; Utilización de biomasa en instalaciones térmicas

  • Mejora de la eficiencia energética de las bombas de calor

  • Mejora de las instalaciones de iluminación en inmuebles de viviendas, viviendas unifamiliares o edificios sanitarios, administrativos, docentes o culturales.

En todas las solicitudes se deberá demostrar que la ayuda se solicita para obras de rehabilitación para mejorar la certificación energética del inmueble en relación a su emisión de dióxido de carbono, al menos en una letra respecto a su calificación inicial.

El importe de las ayudas será del 35% del coste de la obra, excepto en el caso de la mejora de la eficiencia energética en las instalaciones de iluminación, que será de un 15%.

Las ayudas para la rehabilitación de vivienda individual, serán de un 25% para el aislamiento e instalaciones térmicas, y de un 15% para la iluminación.

Netatmo Info

El termostato conectado e inteligente Netatmo permite mantener bajo control el consumo de electricidad, con el consiguiente ahorro en la tarifa energética. Al ser un accesorio para optimizar el consumo, se incluye en las ayudas y subvenciones para la producción de energía sostenible en edificios y viviendas.

Incentivos para favorecer la eficiencia energética

Los trabajos de rehabilitación y reforma destinados a conseguir la calificación “A” o “B” en la emisión de CO2, o aquellos que sirvan para elevar la calificación energética en dos letras, recibirán una ayuda adicional como incentivo:

  • 15% para los edificios que consigan la certificación “A”

  • 10% para los edificios que consigan la certificación “B”

  • 5% para los edificios que incrementen su calificación en dos letras respecto a su calificación de partida

También recibirán un incentivo las actuaciones de política energética que acometan obras para mejorar la eficiencia energética de los edificios en dos o más aspectos. Para ello, han de cumplir dos requisitos:

  • una de las mejoras deberá ser sobre el aislamiento térmico que implique una reducción del consumo de calefacción/refrigeración al menos en un 30%

  • instalación de un sistema térmico que genere al menos el 60% de la potencia térmica que exista en la actualidad. En el caso de inmuebles no utilizados como vivienda, también deberán sustituir el sistema de iluminación por otro que consuma un 25% menos.

Estas ayudas se podrán compatibilizar con otro tipo de ayudas públicas que se concedan con el mismo fin de mejorar la eficiencia energética. Estas primas no podrán estar cofinanciadas con fondos europeos. Tampoco podrán superar un cierto límite en el caso de que los destinatarios finales sean empresas o entidades que desarrollen actividades comerciales o mercantiles.

Mejorar la eficiencia energética de los edificios es una prioridad para el Ministerio de Industria de España y también para el resto de países de la Unión Europea, cuyo objetivo es reducir el consumo energético, apostar por las energías renovables y limitar las emisiones de CO2.