¿Qué dice el reglamento de instalaciones de protección contra incendios?

El Reglamento de instalaciones de Protección contra incendios (RIPCI), vigente por decreto publicado en el Boletín Oficial del Estado en el año 2017, se encarga de establecer los elementos y requisitos que deben reunir las instalaciones en diferentes aspectos (diseño, instalación, mantenimiento de los equipos e instalación e inspección técnica de los equipos y sistemas de protección contra incendios. Este reglamento es de aplicación en todas las empresas e instalaciones públicas.

¿Qué novedades incluye el RIPCI con respecto a la anterior normativa de protección contra incendios?

Una de las novedades más evidentes que recoge esta nueva normativa sobre instalaciones de protección contra incendios se refiere al objeto y al área de aplicación.

Objeto:

La finalidad de esta nueva reglamentación es, esencialmente, determinar las condiciones y requisitos de las instalaciones y equipos de protección para la prevención y protección activa contra incendios en los establecimientos industriales. Esto ha de ser realizado por personal técnico titulado competente. Pero, además, de forma adicional, habrá de aplicarse a todo lo relacionado con las instalaciones de protección activa contra incendios que no están contemplados en ninguna ley específica.

Área de aplicación:

Por lo que respecta al ámbito de aplicación, todas empresas instaladoras y mantenedoras de elementos y equipos de protección contra incendios estarán sujetas al nuevo reglamento. Los requerimientos técnicos también afectarán a las empresas de fabricación, importación y distribución, así como a las entidades que participen en los certificados y evaluaciones técnicas de los diferentes productos.

El RIPCI obliga a que todos los elementos que formen parte de los sistemas y equipos contra incendios deberán llegar la marca CE para considerarse homologados. Para ello, deben haber pasado los correspondientes certificados y análisis técnicos.

También habrán de demostrar que cumplen con los requerimientos dictaminados por el RIPCI. Esto será certificado por una entidad autorizada por la Entidad Nacional de Acreditación (ENAC).

Todos los elementos antiincendios de nueva creación deberán acreditar que se atienen al RIPCI, pasando el correspondiente examen técnico por parte del organismo competente establecido por la Administración Pública o por la autoridad competente de cada comunidad autónoma.

Los sistemas y equipos de protección contra incendios no tendrán la obligación de obtener la certificación técnica en el caso de que dichos sistemas y equipamiento hayan sido diseñados y fabricados como modelo exclusivo para una instalación específica. Lo que sí es obligatorio es que haya un proyecto firmado por el correspondiente personal técnico competente, antes de habilitar el sistema o equipamiento antiincendios.

Netatmo Info

La seguridad anti incendios debe ser una prioridad tanto en las instalaciones comerciales e industriales como en las viviendas particulares. En algunos países de la UE, como Francia o Reino Unido, es obligatorio contar con detectores de humo en todos los edificios públicos y privados.
Los detectores de humo inteligentes y los extintores forman parte del sistema de seguridad contra incendios. Son elementos de pequeño tamaño, precio asequible y alta eficiencia.

¿Qué dice el reglamento de instalaciones acerca de las empresas de instalación y mantenimiento?

A este respecto, también el RIPCI introduce novedades para completar la normativa existente anteriormente:

Empresas de instalación

  • Las empresas instaladoras deberán contratar personal cualificado para cada una de las actividades a realizar.
  • Deberán contar con seguro de responsabilidad civil para cubrir posibles riesgos y daños
  • Contar con un certificado de calidad, firmado por un organismo de certificación acreditado.
  • Una de las novedades del RIPCI es que faculta a las empresas instaladoras a informar por escrito a los responsables de aquellos proyectos o informes técnicos que no se atengan a algún artículo de este reglamento. Además, la empresa de instalación hará llegar a los titulares pertinentes toda la documentación técnica y de mantenimiento que la instalación precisa para proporcionar una protección activa contra incendios y conservarse de forma correcta.

Empresas mantenedoras

Las empresas mantenedoras deberán, en conformidad con el nuevo reglamento:

  • Hacer entrega al titular de un documento técnico en el que se especifiquen cuáles son los equipos o sistemas que no funcionen de forma correcta, tengan carencias que no se puedan corregir con el servicio de mantenimiento, que no se atengan a la normativa vigente que les sea de aplicación, o que no sean aptas para evitar el riesgo de incendio.
  • Conservar durante un periodo mínimo de 5 años, todos los documentos justificativos de las reparaciones y obras de mantenimiento que se lleven a cabo.
  • Certificar por escrito que las obras de mantenimiento han sido efectuadas, haciendo constar en qué elementos se han realizado dichas obras de mantenimiento.
  • En los casos en los que la inspección de las instalaciones de protección contra incendios no estuviese regulada por ninguna normativa específica, dicha inspección correrá a cargo de una entidad de control autorizada. Esta entidad deberá realizar cada 10 años las inspecciones periódicas de las instalaciones.
  • No están incluidos en este supuesto: edificios residenciales de viviendas, edificios educativos o administrativos cuya superficie construida sea inferior a 2000 m2, edificios comerciales cuya superficie sea inferior a 500 m2.
  • Sí están incluidos: Edificaciones comerciales y bares cuya superficie sea superior a 500 m2, garajes y centros docentes cuya superficie sea superior a los 500 m2.

En la 4ª disposición transitoria se hace constar la retroactividad de este punto. Las instalaciones contra incendios en establecimientos, que ya existieran y llevaran más una década en servicio, deberán someterse a inspecciones, por parte de empresas instaladoras y mantenedoras según la antigüedad en años de las instalaciones:

  • 20 o más años de antigüedad: en 1 año de plazo
  • entre 15 y 20 años de antigüedad: en 2 años de plazo
  • entre 10 y 15 años de antigüedad: en 3 años de plazo.

¿Qué dice el reglamento sobre instalaciones y protección activa contra incendios en la Unión Europea?

La seguridad contra incendios en establecimientos industriales también es un asunto de máxima importancia, que se controla a nivel europeo. ¿Cómo se hace? Por ejemplo, definiendo, entre otras medidas, una normativa común de obligado cumplimiento.

Esta normativa, la EN 54, muy exigente, es aplicable para las instalaciones de seguridad anti incendios en todo el conjunto de países de la Unión Europea.