Hurto: ¿está incluido en el seguro de robo?

Al volver a casa, se da cuenta de que han entrado a robar en su vivienda. Sin embargo, no hay signos visibles de haber forzado la entrada ni ha habido robo con intimidación. Aunque para usted es evidente que ha sido víctima de un delito de robo ¿lo será también para su aseguradora ante la falta de evidencias? En casos como estos hemos de saber cómo actuar para cobrar la indemnización del seguro. He aquí nuestros consejos para no convertirse en víctima de un robo sin efracción, ¡por partida doble!

¿Qué es un hurto en el código penal? ¿cómo demostrarlo? El rompedero de cabeza de los robos sin efracción

¿Qué es un hurto?

El hurto es un delito de robo sin fuerza, con ánimo de lucro y sin el consentimiento del propietario. Está consignado en el art. 234 Código Penal.

  • Si es un delito leve se castiga, bien con una multa
  • El delito de hurto de artículos por valor superior a los 400 euros, conlleva una pena de 6 a 18 meses.
  • Las penas de prisión serán superiores para hurtos de mayor gravedad.

¿Cómo demostrarlo?

Para solicitar la indemnización, el primer requisito es convencer a la aseguradora de que hemos sido víctimas de un robo sin vandalismo: aparentemente no hay ninguna cerradura, puerta, ni ventana rota. Además, la alarma (en el caso de tenerla) tampoco ha sonado.

¿Qué ha podido ocurrir? Los ladrones más expertos conocen muchas técnicas para entrar en las casas sin necesidad de usar la violencia:

  • pueden utilizar técnicas de apertura casi imperceptibles
  • usar llaves clonadas
  • entrar por el método del home jacking
  • hacerse pasar por un vendedor o técnico de servicios
  • etc.

En primer lugar, hay que poner una denuncia por robo y efración en la comisaría más próxima. La aseguradora exigirá el resguardo de la denuncia del robo y analizar las condiciones de la cobertura que dé derecho a la indemnización.

Los hurtos en España suponen una tercera parte del total de delitos del código penal. Esta cifra se incrementa hasta el 56% en la ciudad de Barcelona.

La tasa de hurtos en la capital catalana (346 por cada 10.000 habitantes) es la más elevada de todo el territorio nacional entre ciudades de más de 30.000 habitantes. Un dato muy llamativo si se compara con Madrid, que ocupa el 6º lugar en el ranking de hurtos con una tasa de 180 por cada 10.000 habitantes.

Según las encuestas, la inseguridad ha pasado a ser la principal preocupación de los barceloneses, por encima de la masificación del turismo o de la amenaza terrorista. En el año 2019 el número de hurtos se incrementó en un 40% respecto al mismo periodo del año 2016, el primer año transcurrido desde la entrada en vigor de la última e importante reforma del Código Penal.

Netatmo Info

Disfrute de la tranquilidad de un sistema completo de alarma con vídeo. ¡Diga adiós al miedo a los robos! El Sistema de Alarma con Vídeo Inteligente Netatmo dispone de la mejor tecnología para ofrecer una protección completa del hogar. ¡La mejor garantía de tranquilidad para toda la familia!

¿La clave para tener derecho a indemnización en caso de hurto? ¡incluir la cláusula en el seguro de hogar!

En España no es obligatorio que el seguro de hogar incluya la cobertura por robo. Y aunque así fuera, la cobertura por robo tampoco tendría por qué incluir el hurto. Por tanto, para tener derecho a la indemnización en caso de robo sin efracción, hay que incluir una cláusula específica. También la cantidad de la indemnización se calculará según las condiciones que se hayan acordado en el contrato.

En caso de no contar con esta cobertura en el seguro, no le quedará más remedio que confiar en su propio poder de convicción para demostrar la existencia del hurto ante la aseguradora.
Tenga en cuente que los robos sin efracción, dentro y fuera de España, son mucho más habituales de lo que pensamos. ¡Y las cifras no han parado de aumentar en los últimos años!
La instalación de un equipo de videovigilancia es uno de los métodos de disuasión más eficaces que existen para evitar este tipo de delitos.

¿Cómo presentar pruebas del hurto a la aseguradora?

Una vez constatada la existencia del robo en la vivienda, será importante no tocar nada para evitar la eliminación de posibles pruebas. Seguidamente, contactar con la policía o guardia civil. Por último, hay que dar aviso al seguro para que acudan a examinar el domicilio en busca de pruebas.

Seguramente se esté preguntando de qué modo se podrá demostrar de forma fehaciente la existencia del robo de dinero, joyas u otros objetos de valor. ¿Cómo hacerlo? ¡Grabando las imágenes del delito con cámaras de seguridad!

Consejos para evitar hurtos en el hogar

Tanto la Policía Nacional como la Guardia Civil, incluyen en sus webs una serie de normas de precaución para evitar los robos y hurtos en la vivienda. Estos son los más importantes:

  • No comentar en público que marchamos de vacaciones. A ser posible, no compartir en las redes sociales, imágenes ni comentarios sobre el tema.
  • No publicar vídeos ni imágenes que muestren demasiados detalles de nuestra casa.
    Fotografiar cada artículo, o al menos los artículos más valiosos que haya en la vivienda.
  • No guardar en el móvil nuestra dirección en Google Maps, con el título "casa". En caso de robo del teléfono, se lo pondríamos muy fácil a los ladrones.
  • Nunca escribir la dirección de nuestro domicilio en el llavero, etiquetas de bolsos, etc.
  • Al salir de casa, comprobar que todos los accesos quedan cerrados y las persianas bajadas.
  • Solicitar a algún vecino o familiar que vacíe nuestro buzón y quite posibles folletos publicitarios de la entrada de la casa.
  • No desconectar el timbre, aunque cortemos la electricidad
  • Utilizar bombillas o sensores automáticos que se puedan programar para que se enciendan y apaguen de forma aleatoria. Esto evitará que los ladrones tomen nota de los momentos en que la casa está libre u ocupada.
  • Utilizar la caja fuerte para guardar los objetos valiosos
  • Las cerraduras inteligentes, alarmas, cámaras, y otros sistemas de seguridad son el método más eficaz para proteger la vivienda.
  • Antes de entrar en casa, echar un vistazo a la fachada para detectar la presencia de marcas extrañas: un trozo de tira adhesiva, una marca con tiza o rotulador, etc.

El mayor problema ante los hurtos o robos sin efracción es la falta de evidencias que demuestren las circunstancias en las que se han cometido los hechos. Sin pruebas, la aseguradora podría alegar que no ha habido robo, y, por tanto, no indemnizará a la víctima. Esto podría desembocar en una grave situación económica para el damnificado. Las imágenes grabadas por las cámaras de vigilancia de la vivienda servirían para demostrar el delito.