¿Cómo funciona un termostato ambiente?

Un termostato de ambiente ofrece un mayor control sobre la calefacción. Podremos regular o programar fácilmente el sistema de calefacción central y los radiadores para que todas las piezas estén a la temperatura perfecta. Además de todo ello, el termostato de ambiente también nos permite ahorrar más dinero y energía. ¡Existen diferentes tipos de termostatos para adaptarse a todas las necesidades!

¿Cuál es la función de un termostato ambiente?

Los termostatos de ambiente son unos aparatos, con cable o inalámbricos, que sirven para regular la temperatura del interior de la vivienda. Los ajustes que realizan estos aparatos ayudan a conseguir una temperatura perfecta y un gran confort térmico. Este sistema de regulación es muy preciso, a demanda, y adaptado a nuestras necesidades.

  • El termostato de ambiente programable permite controlar la temperatura de forma precisa. Perfecto para optimizar el confort térmico al programar la temperatura más apropiada para cada pieza con total precisión

  • Regulación de todo tipo de sistemas de calefacción. El termostato de ambiente también sirve para controlar una calefacción de gas, una estufa de carbón, una bomba de calor o una caldera de carbón. El hecho de que las calderas sean individuales o colectivas es irrelevante.

  • Calefacción adaptada a nuestras necesidades: la temperatura programada se alcanza fácilmente gracias a un sistema de calefacción que solo funciona cuando es necesario. De esta forma disminuye el consumo de energía. Mientras más funciones se puedan programar con el termostato, más eficiente resulta y, por tanto, más se consigue economizar en dinero y energía.

Netatmo Info

El termostato inteligente Netatmo es un dispositivo inteligente y de gran precisión para regular la calefacción al milímetro. Podrá programar, ajustar y regular la temperatura de cada habitación desde el móvil, tablet u ordenador. ¡Disfrute de una calefacción más económica y adaptada perfectamente a sus necesidades!

Emplazamiento del termostato de ambiente

¿Por qué es importante el lugar en el que esté colocado el termostato de ambiente?

Colocar el termostato en el lugar adecuado es muy importante. Hay que pensar bien el lugar en el que se va a colocar para que cumpla tres objetivos fundamentales: reducir el consumo de energía, no sobrecalentar inútilmente y controlar el confort térmico en cada una de las piezas de la casa.

Es habitual tener un solo termostato para gestionar la temperatura de varias piezas, lo que no ayuda a conocer con precisión la temperatura concreta de cada zona concreta. Del mismo modo, también es importante colocar bien el termostato de ambiente: no es recomendable colocarlo cerca de un radiador o fuente de calor. Lo mejor sería alejarlo lo más posible para no distorsionar la medición de la temperatura en la pieza. Por ejemplo, no conviene colocarlo en la cocina cuando necesitamos calentar otras partes de la casa, porque al cocinar, o al utilizar el horno o la lavadora, aumentará el nivel de calor y esa será la temperatura de referencia que tomará el termostato. Por eso lo ideal sería utilizar un aparato por habitación, o bien colocar el termostato en una pieza neutra, por ejemplo, el salón.

También conviene evitar las corrientes de aire colocando el termostato a unos 30-40 cm de las puertas o ventanas. Las corrientes de aire generadas por las aberturas de acceso también podrían influir en la temperatura que indique el termostato.

¿Es recomendable colocar un termostato de ambiente en el cuarto de baño?

Como hemos señalado, elegir un buen emplazamiento para el termostato es muy importante y hay lugares en los que no resulta conveniente. Cada pieza de la casa necesita tener su propia temperatura, por ejemplo, 16ºC en el dormitorio, o 18ºC en el cuarto de baño.

En el cuarto de baño no se debe colocar un termostato cerca de la rejilla para evitar las corrientes de aire. En caso de que el termostato sea a pilas, tampoco cerca de la ducha o del lavabo. Encontrar la ubicación ideal para un termostato de ambiente en un baño no es fácil debido a su distribución y uso. La temperatura ideal en el baño también es superior a la recomendada para otras estancias, 22 ° C.

¿Cómo conectar un termostato de ambiente?

Si desea conectar su termostato de ambiente directamente en su sistema de calefacción hay que cortar la corriente eléctrica antes de proceder a su instalación. En caso de duda respecto a la instalación y conexión eléctrica del termostato, conviene contactar con un profesional.

En primer lugar, debe quitar el cable que conecta los terminales de entrada del termostato. Luego tome un cable eléctrico de buena longitud, corte los extremos y pele los cables. Tenga cuidado de conectarlos al termostato de ambiente que desee conectar, respetando los colores. El cable rojo va a la fase y el cable azul al neutro. Respete el código de colores procediendo de la misma forma en el bloque de terminales de la caldera.

Netatmo Info

Una vez instalado el termostato conectado inteligente Netatmo podremos ahorrar entre un 25 y un 40% del consumo de energía y eso se dejará sentir en la factura de la calefacción. Programable, sin cable y conectado, este termostato es uno de los más eficientes del mercado.

Tipos de termostatos de ambiente

No existe un único tipo de termostato de ambiente. En realidad, hay multitud de modelos y sus características varían de unos a otros: con cable o inalámbricos, programables o no, conectados o no conectados, etc. Hay un termostato para cada tipo de vivienda y para cada presupuesto.

En general, los siguientes tipos de termostatos se adaptan a todos los sistemas de calefacción que mencionamos anteriormente. ¡Sin duda, también se adaptarán al nuestro excepto si se trata de un sistema muy particular!

Termostato de ambiente no programable

Como su propio nombre indica, el termostato de ambiente no programable es el modelo más básico. También es el que tiene menos ventajas, aunque igualmente resulta interesante. Aunque sus funciones son limitadas, cumple su cometido de regular la temperatura de la calefacción y de la habitación de forma manual.

Algunos termostatos de ambiente no programables tienen cable y hay que regular la temperatura con una llave. En los modelos inalámbricos bastará con ajustar la temperatura a través del aparato que funciona con un receptor fijado a la caldera. En este caso, por tanto, no hay que hacer ninguna instalación.

El ahorro de energía que conseguiremos con el termostato de ambiente no programable, con cable o termostato inalámbrico, será menor que con otros modelos más avanzados.

Termostato de ambiente digital programable

El termostato programable es más interesante y con él podremos conseguir un buen ahorro de energía.

Este termostato digital programable también puede ser con o sin cable. Sea cuál sea el modelo que elijamos, estos termostatos muestran información precisa a través de una pantalla y permiten regular eficazmente la calefacción de la vivienda, eligiendo entre varios modos. El termostato digital inalámbrico es más práctico y fácil de utilizar. Además, con el termostato digital también conseguiremos un gran ahorro de energía y no tendremos que pagar gastos de instalación.

Termostato de ambiente conectado

Los termostatos más eficientes son también los más avanzados tecnológicamente. (Honeywell, Siemens, Delta, Orbis, Ariston, etc…). Este tipo de termostatos, cada vez más utilizados, ofrecen un control aún más preciso y una regulación que va más allá de la simple programación. Un cronotermostato digital conectado a nuestro sistema de calefacción central (generalmente a la caldera) y a la conexión de internet vía wifi mantiene la temperatura de cada pieza al nivel óptimo.

Con el termostato inteligente podremos programar la temperatura ideal de cada estancia en cada momento del día. Pero un termostato ambiente digital también es inteligente y por tanto, más preciso que cualquier otro tipo de termostatos. Precisamente, gracias a esta precisión podremos controlar perfectamente el confort térmico de nuestra vivienda. El termostato digital de ambiente se adapta a nuestra forma de vida y costumbres, y tiene en cuenta ciertos elementos complementarios como los datos meteorológicos o el aislamiento de la pieza.

Termostato de ambiente y ahorro de energía

Un sistema de regulación de la calefacción

Como cualquier otro sistema de regulación de la calefacción, los termostatos de ambiente ayudan a controlar la temperatura ambiental en función de nuestras necesidades. Este sistema de calefacción funciona según un planning de calefacción con la que podremos definir la temperatura de la vivienda a nuestra conveniencia. Este sistema también permite adaptar la temperatura ambiente interior en función de la temperatura exterior o incluso del nivel de calentamiento por el sol. Este sistema de regulación además de ajustar la temperatura al máximo, nos ayudará a conseguir un gran ahorro de energía. Con un sistema de calefacción equipado de un termostato de ambiente, la calefacción se pone en funcionamiento gracias a un sensor de calor que detecta la temperatura a partir de la que deseamos calentar la vivienda.

Cómo regular un termostato de ambiente programable

Como hemos señalado anteriormente, hay dos tipos de termostatos de ambiente: los programables y los clásicos. El termostato de ambiente programable es el modelo que permite regular la temperatura y también, establecer un planning de calefacción: días, semanas, horas de presencia en la vivienda, toda la noche, etc. Este ajuste es esencial para garantizar un confort óptimo. Estas serían las recomendaciones para un óptimo funcionamiento:

  • Ajuste nocturno

La temperatura ideal para ir a la cama es entre 16 y 17º. Esta temperatura también es la más indicada para levantarse. Si la temperatura es demasiado alta o demasiado baja nuestro sueño podría alterarse: o tardaremos más en dormir o nos despertaremos a menudo.

  • Auste diurno

La temperatura ideal, en las piezas ocupadas, se sitúa en torno a los 19-21º. También en este caso, con un termostato con indicador digital podremos definir la temperatura que deseamos. Sin embargo, hay una diferencia entre la temperatura real y la que percibimos. Hay que tener en cuenta esta diferencia, sobre todo si vivimos en una edificación mal aislada a fin de definir la temperatura ideal para nuestro confort interior.

Por otra parte, si vamos a estar ausentes del domicilio durante el día, la temperatura ideal a la que habría que ajustar el termostato es a 16º.

¿Cuánto cuesta un termostato de ambiente?

La gama de termostatos conectados es muy extensa: desde modelos electromecánicos con cable y muy básicos, hasta joyas tecnológicas conectadas, altamente eficientes. En función de su precio, los termostatos de ambiente son una inversión con la que podemos conseguir un importante ahorro de dinero y energía.

El precio de un termostato de ambiente de gama básica es de unos 20 euros como máximo. Pero para un termostato de ambiente programable, conectado e inteligente, hay que contar de 150 a 250 euros. Algunos modelos incluso pueden sobrepasar los 400 euros.

Como de costumbre, la elección dependerá del uso que hagamos del termostato de ambiente, de nuestras necesidades y de nuestro presupuesto. Podemos hacer una búsqueda en internet y también pedir consejo a un vendedor especializado para que nos recomiende el modelo más adaptado.

Si no desea realizar la instalación del termostato usted mismo, puede solicitar a un técnico especializado que realice la instalación.

Desde hace años, los termostatos se han convertido en un accesorio indispensable para la calefacción de la vivienda. Los diferentes modelos de termostatos, con o sin cable, digitales o manuales, son siempre una gran ayuda para reducir el consumo de energía y aumentar el ahorro en la factura. Para beneficiarnos de todo su potencial solo tendremos que aprender a utilizar todas sus funciones, algo que conseguiremos fácilmente y en muy poco tiempo.