¿Qué es un termostato programable?

Los termostatos de ambiente programable, con o sin cable, sirven para tener un control más preciso de la calefacción. Podrá programar fácilmente la caldera, calefacción central o los radiadores para mantener cada pieza a una temperatura perfecta. Un termostato digital de ambiente programable, con o sin cable, ofrece un gran confort térmico y permite realizar un importante ahorro de dinero y energía.

¿Cómo funciona un termostato programable?

El termostato programable funciona de forma similar a los termostatos de ambiente tradicionales, aunque, como su nombre indica, existe una diferencia: la programación. Esta función permite hacer ajustes para reducir o aumentar la temperatura del termostato. O, dicho de otro modo, planificar franjas de tiempo en función de las horas del día y de la semana, y ajustar la temperatura por la noche o cuando no haya nadie en el hogar.

Las 3 grandes ventajas de los termostatos programables

Control preciso de la temperatura para un mejor confort térmico

El termostato de ambiente programable está conectado a la caldera o a la calefacción central para ajustar la temperatura por grados o medios grados en cada estancia de la vivienda. Incluso se puede programar la temperatura por horas. El manejo para ajustar la temperatura es extremadamente preciso y cada radiador solo calentará lo que sea realmente necesario. El termostato programable inalámbrico y conectado permite controlar la calefacción a distancia y, por tanto, proporciona un gran confort térmico: cada pieza estará permanentemente a la temperatura perfecta. Aprender a manejar la pantalla lcd del termostato es muy fácil y rápido.

Optimización del consumo de energía

Con un termostato de ambiente programable podremos adaptar la calefacción a la medida de nuestras necesidades. Así el consumo energético se reduce al mínimo y conseguimos un mayor ahorro de dinero y energía. Mientras más opciones de programación tenga el termostato, más eficiente será y mayor será el ahorro. Esta optimización del consumo de energía convierte al termostato de ambiente en una eficaz herramienta para convertir la calefacción en un elemento menos contaminante, algo fundamental en esta época de transición energética y ecológica.

Adaptación a cada tipo de caldera y sistema de calefacción

El termostato de ambiente programable tiene la ventaja de que suele ser compatible con la mayoría de sistemas de calefacción tanto colectiva como individual: caldera de gas, estufa de leña, bomba de calor, etc. La programación de este tipo de termostatos permite reducir el consumo de estos combustibles y optimizar el uso de la calefacción. Al utilizar un termostato programable, con o sin cable, conseguiremos regular de forma óptima cada sistema de calefacción. Cualquier persona puede realizar la instalación de un termostato programable, tanto si tiene conocimientos de bricolaje como si no.

Tipos de termostatos programables

Niveles a los que se puede programar un termostato

Los termostatos programables wifi suelen ofrecer diversas opciones para poder elegir la más adaptada a nuestro modo de vida, preferencias y costumbres. Mientras más sofisticado y tecnológicamente avanzado sea un termostato programable digital, más “inteligente” será y más opciones de programación tendrá.

El modelo de cronotermostato digital además de ser programable, analiza el entorno y tiene en cuenta diferentes variables para ajustar la temperatura de forma parcial o totalmente autónoma. Aparte de una gran capacidad de programación, el termostato digital programable está dotado de un cierto nivel de “inteligencia”.

Termostato de caldera: ¿con o sin cable?

Los termostatos de ambiente programables pueden ser inalámbricos o con cable, en función del modelo. Aunque esto no influye en el rendimiento como tal, sí influye en el aspecto práctico. Un termostato para calefacción con cable debe instalarse directamente en la caldera y allí se realizarán los ajustes. Sin embargo, en el caso de los termostatos sin cable solo habrá que conectar el receptor del aparato a la caldera y colocar el cajetín de control en el lugar que deseemos: en el caso de los termostatos digitales con wifi, podremos incluso realizar el envío y control de información a distancia desde el teléfono móvil.

No hay que realizar ningún tipo de obra para “instalar”, por ejemplo, un termostato wifi inalámbrico, mientras que los modelos con cable han de ser instalados en la caldera. Esta es otra de las ventajas de los termostatos inalámbricos: no hay que realizar ningún gasto para hacer la instalación, lo que sirve para contrarrestar su precio ya que el de un termostato inalámbrico suele ser más elevado que uno con cable.

Netatmo Info

El termostato inteligente Netatmo es mucho más que un termostato digital programable: es un cronotermostato digital que, una vez conectado a la caldera aporta un gran confort térmico y un gran ahorro de energía. Y, además, ¡se puede programar y controlar desde el móvil!

¿Cuánto cuesta un termostato programable?

El precio de un termostato de ambiente programable es otro de sus grandes atractivos ya que hay modelos asequibles para todos los bolsillos. Un termostato programable de buena calidad se puede encontrar a partir de 50 euros. Los modelos más eficientes e innovadores, como el termostato digital e inteligente, pueden llegar a costar hasta 200 euros e incluso más.

Por suerte, al comprar este tipo de termostatos podemos solicitar diferentes ayudas y subvenciones públicas que las administraciones locales, regionales y nacionales ponen al servicio de los ciudadanos con el fin de mejorar la eficiencia energética de nuestras viviendas. Entre otras ayudas, podemos acogernos a las del plan estatal de Vivienda 2018-2021 a los créditos para la eficiencia energética que conceden las entidades bancarias, o a las ayudas de carácter local o regional que conceden los ayuntamientos y administraciones de las diferentes comunidades autónomas.

Un termostato para la calefacción, con termostato programable, puede influir de forma importante en nuestro consumo de energía y confort térmico. Incluso los termostatos programables más económicos también lo han demostrado. Por tanto, sería una pena no aprovechar este magnífico sistema para ahorrar dinero y gasto energético.