¿Cómo funcionan las calderas de pellets?

Las calderas que funcionan a base de gránulos de madera también se conocen como “calderas de biomasa” o “calderas de pellets”. Este es uno de los sistemas de calefacción más populares en nuestro país por un motivo muy claro: son económicas, ecológicas y eficientes. Si instalar una caldera de biomasa de pellets de madera resulta una gran inversión es principalmente porque resulta muy rentable ya que permite reducir hasta un 30% la factura de la calefacción. ¡Vamos a conocer un poco más acerca de este popular sistema de dar calor al hogar!

¿Cómo funcionan las calderas de pellets?

Las calderas de biomasa a base de pellets de madera permiten optimizar el consumo de energía de calefacción gracias a su excelente eficiencia.

Como su nombre indica, este tipo de calderas de leña se alimentan con pellets. Los pellets son residuos de madera comprimidos, que se obtienen de las fábricas madereras, no tratados y 100% naturales. Por tanto, ¡estas calderas son altamente ecológicas!

¿Cómo funcionan? ¡Prácticamente del mismo modo que las calderas tradicionales!

En primer lugar, los pellets se introducen en el depósito de combustión de la caldera. Allí se queman para producir calor. Ese calor hace que el circuito de calefacción central, formado por radiadores o por suelo radiante, se caliente. Su combustión también puede servir para obtener el agua caliente sanitaria de la vivienda exactamente igual que lo haría una caldera “tradicional”, de fuel, por ejemplo.

Existen dos grandes tipos de calderas o estufas de granulado: la más habitual es la caldera con depósito de reserva con tornillo sinfín mientras que la más cómoda (aunque más cara) es la caldera de succión, más automatizada.

La caldera o estufa de pellets se ve cada vez más como una solución interesante de eficiencia energética, al usar como quemador un combustible rentable y responsable tanto para calentar la vivienda como para tener agua caliente sanitaria.

Netatmo Info

Un termostato inteligente hace que sea más fácil adaptar la programación de la caldera de pellets a nuestro estilo de vida para establecer el umbral de histéresis y preestablecer las franjas horarias de la calefacción. ¡Se suministra con todos los elementos de instalación, incluido un relé!

Cómo instalar una caldera de pellets

Instalar una caldera de pellet, no es complicado, siempre que ya dispongamos de un sistema de calefacción central de fuel, gas o incluso de carbón. ¡Esto es indispensable para todas las calderas de pellets de madera!

Lo único que habrá que hacer es conectar la caldera de pellets al circuito de agua de calefacción central existente.

Aunque instalar una caldera de pellets de madera es una operación relativamente sencilla, en cualquier caso, es recomendable encomendar este trabajo a un profesional habituado a instalar calderas o estufas de pellets. Cada marca suele tener sus propios instaladores para la caldera de pelletes Ferroli, la caldera de pellets Domusa, o la caldera policombustibles Ferroli, por citar solo algunas de las marcas punteras.

Las principales ventajas de la instalación profesional son las siguientes:

  • El profesional podrá proceder de inmediato a realizar los ajustes necesarios para que la caldera funcione con la potencia adecuada.

  • Podemos hacer un contrato de mantenimiento anual personalizado con nuestro proveedor de la caldera (Saunier Duval, Piazzetta, Ferrolli Naturfire, Nordica…)

  • Podremos acogernos a las ayudas y/o subvenciones económicas que existan para disfrutar de una calefacción ecológica que disminuirá el precio de nuestra estufa o caldera de pellet.

Silo de almacenamiento de granulados o pellets

Para que este tipo de calderas bioclass ofrezcan calentamiento de forma continua, hay que echarles pellets constantemente. Los granulados o pellets son muy pequeños y no ocupan demasiado espacio. ¡El problema es que la caldera necesita gran cantidad de ellos para funcionar! Por tanto, habrá que tener un sitio previsto para almacenarlos.

Por eso, es necesario disponer de un silo de almacenamiento cerca de la caldera, es decir; de un lugar que pueda llenarse de pellets cuando sea necesario (normalmente, una vez al año).

Hay que tener en cuenta que lo habitual es adquirir este silo al comprar la caldera de pellets de biomasa. Su precio varía en función de su capacidad y calidad. Para unos 4 o 6 m2 el precio podría rondar en torno a los 1.000 €.

¿Qué mantenimiento necesitan las calderas de pellets?

Por razones de seguridad y eficiencia energética, las calderas de pellets de madera deben ser revisadas todos los años. Para ello se suele realizar un contrato anual cuyo precio medio suele ser de unos 200€.

Por otra parte, las calderas de pellets que no sean completamente automáticas también deberán contar con un mantenimiento regular de su sistema de calefacción que incluya:

  • Vaciado del cenicero de 3 a 6 veces al año dependiendo de la caldera

  • Comprobación trimestral del nivel del silo de almacenamiento de los gránulos de pellets

  • Vaciado (vaciado del depósito), comprobación y programación de la caldera antes de dejar la vivienda vacía durante varias semanas

Caldera de pellets: Precio elevado, aunque inversión rentable

Una inversión que se amortiza en solo unos años

Es difícil, por no decir imposible, conseguir una caldera de gránulos o pellets a precio económico. Este sistema de calefacción es más caro que otros. Sus precios oscilan entre los 3.000 y los 20.000 euros (los más habituales están entre los 5.000 y los 12.000 euros).

Mientras mayor sea la potencia, más cara será la caldera.

¡Los granulados o pellets de madera son simplemente, el sistema de energía más barato del mercado! Por eso, una vez amortizada la inversión inicial, solo tendremos que gastar unos 500 euros al año por la madera, el mantenimiento y la electricidad de nuestra caldera de pellets.

Dado que se trata de un sistema de calefacción ecológico, podremos beneficiarnos de las ayudas gubernamentales que existan para financiar nuestra caldera de pellets, y así bajar su precio. Podemos solicitar todas las ayudas disponibles, que pueden ser de importante cuantía, para la compra de nuestra caldera de pellets.

Rendimiento y eficiencia de las calderas de pellets biomasa

Es cierto que las calderas de gránulos o pellets utilizan la madera como combustible. Pero también es cierto que necesitan electricidad para funcionar. Sin embargo, no debemos preocuparnos por eso. El consumo eléctrico es muy limitado: unos 300 W en modo encendido durante un lapso de tiempo de entre 10 a 30 minutos, y de 30 a 100 W en funcionamiento normal. El precio medio de consumo eléctrico anual puede ser de unos 50 euros.

La energía producida por una caldera de pellets para generar calefacción, es decir, su rendimiento, se calcula en base a su rendimiento y potencia nominal.

Por tanto, el rendimiento de las calderas de pellets se basará en su eficiencia global, que por lo general se sitúa entre el 75 y el 90% y su potencia en kW de 10 y 30kW.

En resumen, las ventajas e inconvenientes de las calderas de pellets como sistema de calefacción serían las siguientes

Ventajas

  • La madera es ecológica, asequible y fácil de almacenar

  • Importante ahorro de energía y dinero

  • Ayudas financieras

  • Eficientes y fáciles de utilizar

  • Buena potencia y alta eficiencia

Inconvenientes

  • Alta inversión inicial

  • Requieren un mantenimiento regular

  • Es necesario que exista un sistema de calefacción central preexistente.

Netatmo Info

Las calderas económicas de pellets no necesitan una gran automatización. ¡Con el termostato inteligente Netatmo, podremos programarlas de forma eficiente!