¿Qué es un radiador de aceite para el cuarto de baño?

Un radiador de aceite para el cuarto de baño es un sistema de calefacción de apoyo muy habitual, debido a su precio asequible. Los radiadores eléctricos de inercia son perfectos para difundir un calor suave y para servir como sistema puntual de calefacción a estancias de pequeño tamaño. Sin embargo, hay que usarlos con precaución debido a su elevado consumo de energía (como ocurre con la mayoría de sistemas de calefacción eléctrica) y a que los radiadores eléctricos de aceite para el cuarto de baño no sirven para reemplazar al sistema de calefacción central, aunque estén a su máxima potencia.

¿Cómo funcionan los radiadores eléctricos de aceite para cuartos de baño?

El radiador de aceite para cuartos de baño es un tipo de radiador eléctrico de inercia que sirve como eficaz punto de calefacción de apoyo. Se caracteriza por su fuerte inercia, es decir, que acumula una parte del calor que genera y después, una vez apagado, la restituye en forma de calor suave y agradable. La inercia de este tipo de radiadores de aceite hace que podamos disfrutar de un calor ambiental suave y agradable.

Las resistencias eléctricas acumulan calor, y después un líquido termoportador (que suele ser aceite mineral de alto rendimiento) se encarga de almacenar este calor que después se difunde por radiación a través de la cubierta metálica del radiador. Por tanto, su funcionamiento se realiza en 4 fases:

  • Las resistencias eléctricas se calientan al encender el radiador

  • El calor emitido se transmite al fluido termoportador que las rodea

  • Las paredes del radiador de aceite difunden por convección un calor agradable y homogéneo por toda la estancia, que se puede regular desde el termostato

  • Una vez apagado el radiador, el aparato continúa difundiendo el calor.

¿Cuáles son las ventajas e inconvenientes de los radiadores de aceite para baños?

Los radiadores eléctricos de aceite para baños poseen algunas de las ventajas de los radiadores de inercia, pero también algunos de los inconvenientes de los radiadores eléctrico. Por tanto, es importante conocer bien los aspectos positivos y negativos de los radiadores eléctricos de aceite.

Ventajas

  • Son muy prácticos y fáciles de instalar. Este tipo de radiador de aceite mini, suele incorporar unas ruedecillas rotatorias, asa de transporte o enrollador para el cable.

  • Basta con enchufar el radiador a una toma eléctrica para ponerlo en funcionamiento

  • Gracias a su inercia, continúa dando calor una vez apagado

  • Muy fácil de utilizar

  • Precio bastante asequible: los modelos de gama baja de este tipo se pueden adquirir a partir de tan solo ¡30 euros!

  • No resecan el aire

  • Su calor es agradable y duradero

  • Al contrario que otros modelos de radiadores eléctricos, el radiador de aceite es más silencioso y no provoca molestias sonoras

  • Los radiadores son fáciles de mantener y limpiar

  • Un producto de calidad que ofrece un gran confort térmico ya que emite el calor de forma muy homogénea.

Inconvenientes

  • El diseño de este tipo de radiadores no es precisamente su punto fuerte. No son tan decorativos como los radiadores de hierro fundido a pesar de que estos radiadores de aceite son muy visibles ya que son bastante voluminosos

  • La temperatura tarda algo de tiempo en subir, lo que repercute en la velocidad a la que se va a calentar la habitación: como mínimo, 10 minutos hasta alcanzar el nivel de calor deseado

  • Se trata de radiadores auxiliares que no pueden sustituir al sistema de calefacción central de gas, de carbón, de gasoil, calefacción solar o bomba de calor

  • El consumo eléctrico del radiador de aceite con termostato regulable es muy elevado, como ocurre con la mayoría de radiadores eléctricos. ¡Hay que usarlos con precaución para que nuestra factura de electricidad no salte por los aires!

  • El peligro ligado al calor de las paredes de estos radiadores es que pueden provocar quemaduras en caso de contacto, aunque algunos modelos tienen protección por sobrecalentamiento

  • Aunque son muy eficaces, no sirven para calentar eficientemente habitaciones de tamaño moderado

  • Poca diversidad de elección, tanto en lo que se refiere a modelos como a prestaciones, tecnología o diseño.

Netatmo Info

Desarrollamos productos electrónicos de consumo conectados innovadores, intuitivos y con un diseño atractivo. Nuestros innovadores productos, verdaderamente inteligentes, ofrecen una experiencia perfecta que ayuda a los usuarios a crear un hogar más seguro, saludable y confortable.

¿Por qué comprar un radiador auxiliar de aceite?

Antes de comprar un radiador de aceite, deberíamos respondernos a estas cuestiones:

  • ¿Las estancias en las que quiero utilizar el radiador de aceite auxiliar son del tamaño adecuado para la potencia del radiador?

  • ¿El precio, muy económico, (entre 30 y150€) compensará el importante gasto de energía? ¿Es realmente una inversión rentable?

  • ¿Podré mover el radiador, ya que, aunque tenga ruedas y asa de transporte, puede llegar a pesar bastante?

  • ¿Hay en casa niños o mascotas que puedan acercarse y quemarse?

Elegir un mini radiador de aceite y con termostato regulable no es algo complicado ya que no hay demasiada diversidad de modelos disponibles. Solo cambia el rendimiento en función de su tamaño. De ahí la importancia de conocer bien las medidas de las habitaciones y la necesidad de calentarlas más o menos.

Los radiadores auxiliares de aceite con termostato ajustable son uno de los modelos de radiadores eléctricos que mejor inercia tienen. Eso los convierte en aparatos muy eficaces y energéticamente viables: cada vez son más populares como calefacción auxiliar ya que, aunque su consumo de electricidad sigue siendo importante, el gasto sigue siendo mínimo para el nivel de calor que obtendremos. Por último, son muy fáciles de instalar y además son portátiles. ¡Los radiadores de aceite son una elección realmente práctica!