¿Por qué elegir las energías renovables?

Las energías renovables (EnR) están por todas partes, ¡en sentido literal! Vivimos rodeados de energía verde desde el principio de los tiempos, aunque su popularidad se ha incrementado a raíz del inicio de la transición energética. Energía solar, energía fotovoltaica, energía eólica, biomasa… ¿Qué hay detrás de las energías que, supuestamente, serán las que salvarán al planeta? El concepto de energía renovable engloba muchos aspectos: es la energía del futuro. Una energía limpia, inagotable, poco contaminante y respetuosa con el medio ambiente. ¿Cómo podemos sacarle el máximo partido para nuestra producción y consumo de energía eléctrica + agua caliente)?

¿A qué llamamos “energías renovables”?

La energía renovable es la alternativa necesaria frente a la energía fósil

Las energías renovables (o EnR por su abreviatura), están cada vez más presentes en los medios, en la publicidad, en asociaciones como Greenpeace y en organismos de todo tipo, (Iberdrola, Endesa, Edp, Repsol, Soltec, Enel…) tanto públicos como privados: las más conocidas y de las que más se habla son la energía eólica y la energía solar. En un mundo cada vez más contaminado a consecuencia del cambio climático, las energías renovables se están convirtiendo en un auténtico icono, ganando cada vez más terreno en cuanto a popularidad y a la forma en la que se van generalizando: es lo que conocemos como la transición energética y ecológica. Los problemas asociados al uso de energías fósiles proceden sobre todo del uso de petróleo y el carbón. Ambos son a la vez altamente contaminantes, no renovables (ya que necesitan milenios para que la Tierra los produzca) y la cantidad que se produce es muy limitada. En definitiva, todo lo contrario de lo que sucede con la producción de energía renovable. De ahí el interés por obtener a través de ellas la producción de energía eléctrica, calefacción y agua caliente de nuestras viviendas.

Una energía limpia y abundante

Las energías renovables, por el contrario, son fuentes de energía que se renuevan constantemente de forma rápida y natural: tanto su producción como su consumo no cambian en nada por el hecho de que se consuman a escala humana. Pero el hecho de que sea inagotable no es la única ventaja que tienen las renovables: también son energías limpias ya que no contaminan y si lo hacen, es a muy bajo nivel. Por tanto, para luchar contra el cambio climático, los gases de efecto invernadero y la polución, lo más directo es apostar por las energías renovables para obtener electricidad, calefacción o agua caliente sanitaria.

Hay que tener en cuenta que, si bien el precio de la energía verde y renovable es por lo general, superior al de la energía fósil, es debido a que por el momento el coste de producción y distribución sigue siendo superior. Este coste superior está provocado por los costes de la inversión, de la instalación, y a veces del consumo. Sin embargo, deben ser considerados como una inversión financiera y ecológica: elegir la energía renovable para producir energía eléctrica, calefacción y agua caliente supone un impacto positivo para el futuro del planeta y la humanidad ¡pero también un considerable ahorro en la factura!

¿Cuáles son los 5 tipos de energías renovables?

Aunque la energía solar es una de las principales fuentes de energía renovable que existen podemos distinguir cinco grandes familias de energías renovables:

  • Energía solar: es la más abundante, la más limpia y la menos contaminante de todas las energías renovables y procede directamente del sol. Se divide en dos categorías: energía solar térmica y energía solar fotovoltaica.

  • Energía eólica: actualmente está en pleno desarrollo. Posee numerosas ventajas, aunque la explotación de su producción es más difícil de consumir. Esta energía, también procede del sol ya que es éste el que general las corrientes de aire que provocan el viento.

  • Energía hidráulica: también está originada por el sol. Esencialmente usada en presas hidráulicas. Se puede dividir en varias categorías: la de las olas, la de las mareas, la energía térmica de los mares y la energía osmótica.

  • Biomasa: energía solar que se almacena de forma orgánica por la fotosíntesis. Esta energía renovable se explota en combustión o metabolización.

  • Geotermia: la energía geotérmica se extrae del suelo.

Ventajas e inconvenientes de la energía renovable

Las energías renovables suelen elogiarse por ser ecológica, económica y duradera. ¡Y con toda la razón! Pero también hay que matizar estas ventajas ya que también presentan una serie de inconvenientes (qué, por cierto, se van resolviendo poco a poco).

Ventajas de las energías renovables

Entre las principales ventajas de los diferentes tipos de energías renovables que se pueden explotar para obtener electricidad, calefacción o agua caliente, están las siguientes:

  • Son muy abundantes en todo el planeta

  • Amplia capacidad para renovarse

  • Son ecológicas, no contaminan como los combustibles fósiles y no dañan el medio ambiente

  • Tienen un rendimiento interesante, aunque dependen de las condiciones meteorológicas, sobre todo, la energía solar y la eólica

  • La energía solar tiene multitud de posibilidades: la energía fotovoltaica permite obtener electricidad; los paneles solares, calefacción; los calentadores solares, agua caliente sanitaria, etc.

  • Un enorme potencial dadas las expectativas de incrementar la producción y consumo de la mayoría de energías renovables.

Inconvenientes de la energía renovable

A pesar de sus indudables ventajas, las energías renovables también presentan algunos inconvenientes:

  • El coste de las instalaciones para la producción de energía supone una inversión importante

  • Su (relativa) dependencia de las condiciones meteorológica: sol para la energía solar y viento para la eólica

  • Para algunas personas, la presencia de los paneles solares o de los molinos de viento puede resultar una molestia o un elemento antiestético

  • La biomasa y la energía geotérmica son las energías “menos” renovables, por tanto, hay que explotarlas con moderación.

¿Qué ayudas financieras hay en España para el fomento de las energías renovables?

Crédito para la eficiencia energética

Los llamados “préstamos verdes” permiten financiar aquellos proyectos que no perjudiquen el medio ambiente. Tienen unos tipos de interés más bajos que otros tipos de préstamos y una gran flexibilidad en las condiciones de devolución.

Subvenciones para la instalación de paneles solares

Este tipo de subvenciones está destinado a la instalación de placas solares en viviendas y comunidades de propietarios. Las ayudas permiten ahorrar entre el 40 y el 50% de los gastos de instalación.

Otras ayudas y subvenciones

En la actualidad, se están estudiando medidas que ya se aplican en algunos otros países. Entre ellas, la reducción del IVA, bonificaciones al autoconsumo colectivo o mejor fiscalidad municipal. En cualquier caso, antes de instalar nuestro nuevo equipo para la generación y consumo de energías renovables, debemos dirigirnos a nuestro ayuntamiento o consejería provincial para informarnos de las subvenciones y ayudas que concede cada comunidad.

Las energías renovables ofrecen a la vez, un gran potencial, rendimiento e importantes beneficios para la salud del planeta. La transición energética impone la adopción de estas energías respetuosas con el medio ambiente. El desarrollo de la producción energética y el consumo de renovables resulta esencial para el futuro del planeta, aunque también es un medio para ahorrar energía y dinero.

Netatmo Info

Para completar nuestra transición energética, reducir el consumo y disminuir la factura de electricidad y calefacción, el termostato conectado e inteligente Netatmo es el complemento indispensable para ajustar la potencia en base a un consumo responsable y conseguir un mayor confort con menos gasto.