¿Cómo evitar un incendio en una empresa?

Año tras año, las estadísticas y datos de incendios en empresas, facilitados por los bomberos, nos recuerdan la importancia de las medidas de prevención.
Trabajar en condiciones de seguridad es fundamental para el buen funcionamiento de la empresa, así como para la integridad física y el rendimiento de los trabajadores. Dada su importancia, la ley obliga en España, y en toda la Unión Europea, a tomar medidas de prevención de riesgos y protección contra incendios.

¿Cuáles son las cifras de los incendios en empresas?

Solo en el primer trimestre del 2019, se produjeron un 8% más de incendios en empresas españolas que en el mismo periodo del año anterior. Los expertos, entre ellos, la Asociación Española de Sociedades de Protección contra Incendios, alertan de que este aumento de siniestralidad está directamente relacionado con la carencia de recursos, falta de mantenimiento y otros déficits, derivados de los recortes provocados por la crisis económica del 2008.

Según UNESPA, -la Asociación Española de Aseguradoras-, durante el 2018 se declararon unos 7500 incendios en instalaciones industriales, es decir, un siniestro por hora. Los daños monetarios derivados de estos siniestros ascendieron al medio millón de euros. Esta cifra supone casi un 26% del total de indemnizaciones pagadas por la aseguradora. Por desgracia, las tasas de incendios no parecen ir a la baja sino todo lo contrario. Solo en los primeros 6 meses del 2019, la cifra aumentó un 8% respecto al mismo periodo del año anterior.

Según los expertos, este incremento en el número de casos es debido al incorrecto o nulo mantenimiento de las instalaciones. La inexistencia de personal especializado en las diferentes áreas de mantenimiento, el desconocimiento de cómo actuar en emergencias, o directamente, la dejadez o negligencia, son los causantes de la mayor parte de los fuegos que han sufrido las empresas en estos últimos años.

Ante tal panorama, es importante que las empresas cuenten con instalaciones y profesionales especializados en la protección contra incendios (PCI).

Las empresas de mantenimiento han de estar debidamente homologadas para poder realizar su actividad. Estos son los requisitos que deben cumplir:

  • Documentación acreditativa debidamente certificada
  • Personal cualificado
  • Medios materiales. Entre ellos, el seguro de responsabilidad civil o la cualificación de sus trabajadores.

NOTA: En el caso de las empresas, es esencial que tanto las compañías instaladoras como las de mantenimiento estén debidamente cualificadas para garantizar las condiciones de protección y seguridad de las instalaciones y del personal que trabaja en ellas.

Netatmo Info

Según datos del Instituto Nacional de Seguridad y Salud en el Trabajo (INSST), son muchas las empresas que se ven abocadas a echar el cierre tras sufrir un incendio. Las estadísticas son demoledoras. ¡Casi el 70% de las pymes en España cerraron meses después de haber sufrido un incendio! Sin embargo, los daños materiales no son lo peor que puede ocurrir. La asfixia causada por el humo o las lesiones por quemaduras pueden causar la muerte. Por tanto, el reglamento para la protección contra incendios en establecimientos industriales, aprobado en el 2017, tiene como objetivo fundamental garantizar la evacuación de los trabajadores en el menor tiempo posible y con las mayores garantías de seguridad. También ha de posibilitar la evacuación del humo una vez que la alarma de incendios ha sido activada.

¿Cómo minimizar el riesgo de incendios en las empresas?

1. Medidas preventivas

Las medidas generales para prevenir los incendios consisten en la instalación de sistemas de alarma eficaces. Los sistemas de alarma más básicos deberán estar compuestos por detectores de humo, extintores portátiles y sirenas de alarma. Además, es necesario instaurar una serie de buenas prácticas entre el personal de la empresa, a través de una formación especialmente adaptada a las particularidades, estructuras e instalaciones de la empresa.

El objetivo esencial de todas estas medidas es hacer notar el riesgo de incendio asociado a la actividad de la empresa, que a menudo suele ser la causa que origina el fuego.

En la empresa es preciso examinar numerosos puntos y reforzar la seguridad para minimizar los riesgos.

Los servicios de socorro, en especial el servicio de bomberos, y también el resto de servicios públicos no dejan de insistir en la importancia de prevenir como el mejor sistema para evitar los incendios.

2. Acciones de protección

Es obligatorio por ley, que las empresas e instalaciones comerciales e industriales estén equipadas con sistemas de prevención y extinción debidamente certificados, para minimizar los daños en caso de incendio. Además de los equipos y sistemas anti incendios, todo el personal de la empresa debe saber cómo actuar en caso de fuego. Estas son, en líneas generales las pautas a seguir:

  • Recorrido de evacuación
  • Punto de reunión para hacer el recuento de personal y agilizar la evacuación
  • Sistema de evacuación de humos
  • Instalaciones de protección contra incendios: cortafuegos
  • Extintores
  • Materiales ignífugos
  • Salida de emergencia
  • Carteles de evacuación del edificio, con las salidas de emergencia
  • Detectores de humo
  • Sirenas

3. Primeros auxilios y formación del personal ante incendios en establecimientos industriales

En la extinción de incendios, es vital saber cómo actuar con la mayor rapidez posible para minimizar los daños en todos los sentidos. Para ello resulta esencial:

  • Disponer de material de primeros auxilios
  • Dar la adecuada formación al personal sobre prevención de riesgos laborales: vías de evacuación, agentes extintores,
  • Conexión automática con los bomberos al declararse el incendio

Recomendaciones generales: Cómo prevenir o evitar incendios:

  • Mantenimiento regular de las instalaciones eléctricas
  • Mantener los espacios ordenados, limpios y libres de objetos y materiales no necesarios es el primer paso para prevenir el fuego
  • Mantenimiento regular de los aparatos eléctricos y de los equipos de protección contra incendios (EPI)
  • No almacenar/depositar elementos, líquidos inflamables o materiales cerca de fuentes de calor
  • Dar a los trabajadores los cursos de formación de adiestramiento adecuados para minimizar los riesgos asociados a su actividad laboral para que sepan cómo actuar ante un incendio.
  • Señalizar de forma correcta las zonas que presenten más riesgo de fuego
  • Instalar sistemas de vigilancia y disuasión para evitar el paso de intrusos que pueden provocar fuegos intencionados.