¿Dónde se colocan los detectores de monóxido de carbono?

¿Tiene dudas acerca de dónde instalar el detector de monóxido de carbono en su hogar? El monóxido de carbono es un gas venenoso que puede emanar de cualquier aparato de combustión, especialmente de la calefacción. Por eso, colocar en la vivienda un detector de monóxido de carbono es de gran ayuda para tener tranquilidad… aunque surge una duda: ¿dónde colocar el detector de ppm de monóxido de carbono en nuestro hogar?

¿Para qué se utiliza un detector de monóxido de carbono?

El detector de monóxido de carbono es un dispositivo que emite una alarma cuando el CO se detecta en unas concentraciones demasiado grandes en algún lugar de la casa.

Cada vez más y mejor equipados, (medidor de concentración ppm, alarma sonora, pantalla lcd…) los detectores de monóxido de carbono son un eficiente sistema de seguridad que analiza continuamente el aire ambiental de una habitación. Esto permite protegerse contra los peligros del monóxido de carbono, un gas que es altamente venenoso e incluso letal frente a una exposición prolongada.

Cualquier aparato de combustión (estufa, chimenea de gas o carbón, radiadores térmicos, etc.) puede difundir este gas por el interior de la estancia. Por tanto, casi cualquier rincón del hogar puede verse invadido potencialmente por este peligroso gas. Dado que se trata de un sensor, lógicamente debería colocarse cerca de la fuente de emisión del gas en cuestión.

Netatmo Info

El detector de CO no solo está reservado para viviendas residenciales como casas o apartamentos. También se puede instalar en una caravana o casa móvil (su eficiencia y utilidad, es a veces incluso mayor en estos casos).

No, el detector no debe instalarse en el techo

Contrariamente a la creencia popular, que suele ser debida a la confusión entre el detector de humo y el detector de monóxido de carbono, este último no debe colocarse en el techo, sino preferentemente en la pared. De lo contrario, el riesgo seguirá existiendo. Para comprender plenamente donde instalar el detector de CO, primero debemos entender ciertos conceptos clave:

Los detectores de humo se instalan en el techo por una buena razón: el humo es más ligero que el aire y, por lo tanto, se eleva rápidamente. Sin embargo, colocar los detectores de monóxido de carbono en el techo puede ser muy peligroso por una simple razón: el monóxido de carbono tiene la misma densidad que el aire.

Esto significa que no se eleva hacia el techo, sino que se mezcla con el aire ambiental. Al quedar estancado, la mayor concentración de gases se producirá en el lugar por donde circula el aire: el centro de la habitación.

Entonces, ¿dónde debamos colocar el detector de monóxido de carbono para que sea realmente efectivo?

El detector de monóxido de carbono debe instalarse cerca de la potencial fuente de monóxido de carbono

** Instalar el detector de monóxido de carbono en el lugar correcto **

Para que sea más eficaz, es importante colocar el detector de monóxido de carbono en el hogar, en la misma habitación que el aparato de combustible para que pueda saltar la alarma en cuanto aumente mínimamente la concentración de monóxido de carbono. El cajetín del dispositivo debe colocarse a una distancia máxima de entre 1 y 3 metros de la fuente de calor y en posición horizontal. El detector, por su parte, debe instalarse al nivel de los ojos, es decir a una altura de entre 1,5 y 1,7 metros.

Sin embargo, esto no siempre es posible, dependiendo de la distribución de la vivienda. En caso de que no haya suficiente espacio para instalar el detector de monóxido de carbono conforme a estos consejos, es decir, a más de un metro de la fuente de calor, y al nivel de los ojos, se puede elegir otra opción, aunque menos eficiente: instalarlo un poco más alto de un metro, pero teniendo en cuenta un punto es importante: ¡nunca debe colocarlo demasiado cerca de la fuente potencial de monóxido de carbono, ya que esto podría afectar su correcto funcionamiento!

** Asegúrese de poder escuchar la alarma del detector de monóxido de carbono en todo momento **

Otro punto a destacar: en las viviendas muy grande o muy bien insonorizadas, también debe poder escucharse la alarma de detección del monóxido de carbono en cualquier circunstancia y desde cualquier lugar de la misma. Si, por ejemplo, la habitación en la que esté colocado el detector está demasiado lejos del dormitorio, es posible que no escuche el sonido de alarma por monóxido de carbono a su debido tiempo, lo que disminuirá la eficiencia y utilidad del detector de monóxido de carbono.

** Coloque el detector de CO lejos de fuentes de ventilación **

Una recomendación final puede ayudar a evitar que el detector funcione mal ante la presencia de monóxido. Se trata de asegurarse de que el aparato mide continuamente las muestras del aire que respira en su hogar. Para ello, lo ideal es evitar instalarlo en la habitación cerca de una fuente de ventilación (VMC, ventana, puerta, campana extractora, etc.).

Netatmo Info

El monóxido de carbono es indetectable sin un dispositivo específico, ya que es indoloro, incoloro y no irrita los ojos ni la garganta. Sin embargo, sus peligros son muy reales: su inhalación puede tener consecuencias dramáticas que pueden conducir a la muerte.

¿Es obligatorio un detector de CO en casa?

La instalación de detectores de monóxido de carbono no es obligatoria en nuestro país, pero sí se recomienda para la seguridad del hogar.

Por su seguridad, se recomienda instalar un detector de monóxido de carbono para evitar intoxicaciones, que siguen siendo numerosas, especialmente durante el período invernal. Con independencia del tipo de calefacción que utilice, leña, gas o aceite, el riesgo de una combustión incompleta es real.

Sin embargo, cumpliendo una serie de reglas básicas se pueden minimizar limitar los casos de emisiones de monóxido de carbono. Por ejemplo, el mantenimiento de la calefacción y las tuberías, la gestión adecuada del combustible y mantener el dispositivo en las mejores condiciones posibles.

Dado que la vida útil del dispositivo no es ilimitada, también es importante probar el sensor una vez al año para ver si la alarma del aparato sigue funcionando con gas.

Una vez que ya tengamos consciencia de la importancia de instalar un detector de monóxido de carbono para que este gas ya no amenace nuestro hogar, el siguiente paso será conocer las mejores prácticas respecto a su eliminación. ¡Por supuesto! La seguridad en nuestras casas no es algo para tomar a la ligera y este detector será nuestra mejor garantía contra uno de los gases más peligrosos de la casa.

** Solo tiene que elegir el detector de monóxido de carbono que más le convenga: básico o con pantalla digital, conectado o clásico, con cable o autónomo, a pilas o con batería… Por último, todo lo que tendrá que hacer es configurar el dispositivo en casa y la buena noticia es que, una vez colocados, no es necesario ningún mantenimiento durante la vida útil de los detectores de CO. **