¿Cómo y por qué reducir el consumo medio de energía eléctrica en una vivienda?

El consumo de energía eléctrica es sin duda uno de los gastos más importantes del hogar. Teniendo en cuenta que el precio de la electricidad no para de subir, es importante realizar un consumo eléctrico inteligente a fin de disminuir el consumo medio al día. ¡El ahorro en la factura será nuestra mejor recompensa!

¿Cuál es el consumo medio de electricidad de una vivienda?

Algunas cifras sobre el consumo medio de electricidad

Para entender bien de qué estamos hablando, veámoslo con un ejemplo: el consumo medio de electricidad de un apartamento de 30 m2, con calefacción eléctrica y agua caliente sanitaria es de unos 4.350 kWh al año. Con otro tipo de energía dicho consumo sería de unos 970 kWh por año. En el caso de una vivienda de 150 m2 con sistema eléctrico de calefacción y agua caliente, el consumo medio será de unos 23.500 kWh, en el caso de la electricidad, y de 2.800 kWh al año con otro tipo de energía. ¡La diferencia de gasto es abismal!

Las estimaciones de cuánta energía utilizamos en casa varían dependiendo del año o la fuente consultada, pero los números siguen siendo de ese orden.

¿Cómo hacer que el consumo de energía eléctrica en kWh se traduzca en menos euros en la factura?

Una vivienda de 75 m2 con 3 o 4 habitantes consume entre 10.000 y 14.000 kWh de media al año, lo que supone entre 1.500 y 2.100 euros anuales, en función del proveedor con el que tengamos contratada la tarifa. El precio medio del kW/h dependerá de la oferta elegida, del proveedor y/o de las tarifas reguladas de la electricidad. Además, a esto hay que añadir que los precios aumentan cada año.

Los factores que hacen que varíe el promedio de consumo energético de electricidad son numerosos: superficie a calentar, número de habitantes en la vivienda, hábitos de consumo… entonces, ¿cómo calcularlo?

Cómo calcular el consumo medio de electricidad

En primer lugar, ¿por qué es necesario realizar el cálculo del consumo eléctrico de la vivienda?

El consumo medio de energía eléctrica de un hogar o vivienda, se suele expresar en kWh. Pero, ¿por qué es importante intentar entenderlo y optimizarlo? Es sencillo, saber calcular nuestro consumo al día de kWh es muy útil por dos razones:

  • Podremos optar por el mejor contrato y oferta posible en función de nuestras necesidades específicas: de hecho en España desde la liberación del mercado de la electricidad ¡es posible elegir libremente a nuestro proveedor de energía!
  • Ahorrar en la factura de electricidad y energía ajustando el consumo, la potencia contratada, y utilizando preferentemente aparatos eléctricos de mayor eficiencia energética.

Por lo tanto, en nuestro propio interés, lo más práctico para ahorrar es calcular el consumo eléctrico del hogar o al menos hacer una estimación media del gasto de electricidad. Pero, ¿cómo podemos hacerlo?

Los 7 principales criterios a tener en cuenta para calcular el consumo medio de electricidad

Es importante saber que los cuatro principales puntos de consumo de energía en una vivienda son los siguientes: calefacción (¡como promedio, supone el 60% del consumo eléctrico total en una vivienda de 60 metros cuadrados!), agua caliente, aparatos eléctricos, electrónicos y electrodomésticos, y cocina. ¡Y eso sin contar la iluminación eléctrica!

Al calcular el consumo de energía, hay que considerar varios criterios, teniendo en cuenta que los dos primeros son los más importantes:

La superficie o tamaño de la vivienda (y el número de habitaciones): esto puede parecer obvio, pero la calefacción de un estudio de 20 m2 con electricidad no costará lo mismo que la de una vivienda de 70 m2.

La energía que consumen los aparatos eléctricos: ¿cuáles de ellos funcionan con electricidad?

  • Si consumen a la vez los electrodomésticos, los dispositivos electrónicos, la calefacción, el horno, la vitro, la secadora, la lavadora y el agua caliente, ¡la factura puede ser estratosférica! Los electrodomésticos que más consumen, como la secadora o el horno, han de ser usados con moderación y siempre procurando que tengan el certificado de eficiencia energética.
  • El aislamiento de la vivienda: cuanto mayor sea el aislamiento de las paredes y tejados, menor será el consumo medio de electricidad.
  • La fecha de construcción del edificio: el año de construcción de la vivienda influirá en su nivel de eficiencia energética puesto que la tecnología y los conocimientos que se tienen van evolucionando con los años.
  • Estilo de vida: ¿con qué frecuencia y cuánta electricidad utilizamos?
  • El número de ocupantes de la vivienda.
  • La potencia del contador.

Netatmo Info

Desarrollamos productos electrónicos de consumo conectados innovadores, intuitivos y con un diseño atractivo. Nuestros innovadores productos, verdaderamente inteligentes, ofrecen una experiencia perfecta que ayuda a los usuarios a crear un hogar más seguro, saludable y confortable.

¿Cómo reducir el consumo medio de electricidad?

Por qué es importante reducir el consumo medio de electricidad

Otra pregunta obvia, ¿cierto? Las cifras son impresionantes y pueden hacer que el precio de la factura anual de una vivienda pueda llegar a doblarse. Los hogares que saben economizar en sus hábitos energéticos y no utilizan calefacción eléctrica para calentarse, consumen unos 1.350 kWh al año, es decir, unos 317 euros de media… ¡frente a los 3.510 kWh y 648 euros de los hogares que sí la utilizan!

Así que, como vemos, no hay que subestimar ningún aspecto. ¡Cada buen hábito tiene su importancia a la hora de ahorrar!

5 buenas prácticas para disminuir el uso de electricidad

Sin duda, todos estamos interesados en ahorrar electricidad para aligerar la factura. Para ello, no tendremos más remedio que tomar estas medidas:

  • Mantener una temperatura media de 19ºC en la casa (recordemos que la calefacción es de lejos el aparato que gasta más energía eléctrica).
  • Elegir el modo "eco" en los aparatos y dispositivos que tengan esta opción, o elegir aparatos de baja potencia
  • Desconectar los aparatos electrónicos, electrodomésticos o la luz cuando no se estén utilizando
  • Utilizar bombillas LED en lugar de incandescentes
  • Colocar una tapa en las sartenes al cocinar y optar por la olla a presión más económica.

¿Qué tarifa elegir? Adapté pour l´Espagne!!

En España, el consumo de energía está liberalizado. Desde el año 2009 es posible elegir la compañía de agua, gas o electricidad con la que queremos contratar la energía de nuestra casa o negocio (Iberdrola, Repsol, Endesa, Edp…).

Con la liberación de las empresas proveedoras eléctricas, se establecieron dos tipos de tarifas básicas:

  • Tarifa PVPC

  • Tarifa de mercado libre que fija cada compañía

A primera vista puede parecer que las tarifas liberalizadas ofrecerán al cliente mayores descuentos, aunque al final, la electricidad de las privadas sale más cara. Tampoco son compatibles con el bono social.

La opción PVPC con discriminación horaria sale más económica la mayor parte de las veces. Además, también es compatible con el Bono Social.

Para poder realizar con mayor precisión la estimación y cálculo del consumo medio de electricidad en el hogar, es necesario conocer el DRE de la vivienda, el Diagnóstico de Rendimiento Energético que nos permitirá calcular el consumo energético del hogar en función de sus características.