¿Qué es y cómo se hace el aislamiento térmico interior de muros y fachadas?

El aislamiento térmico interior de los muros, paredes y fachada es una forma eficaz y económica de reducir las pérdidas de calor entre un 16 y un 21%. Se trata de una tarea importante al realizar los trabajos de renovación energética de la vivienda y un pre-requisito indispensable a la hora de instalar un sistema de calefacción más eficiente. Pero, ¿en qué consiste exactamente el aislamiento interior de paredes? ¿Es mejor optar por materiales aislantes de lana de vidrio o es mejor la lana mineral? ¡Veamos los diferentes métodos de aislamiento térmico!

¿Cómo se hace el aislamiento interior de muros?

Un aislamiento de muros desde el interior de la casa y no desde la fachada

El aislamiento térmico de paredes interiores es más económico que por el exterior (aunque a veces el aislamiento exterior es recomendable), por motivos de eficacia.

Este sistema de aislamiento térmico interior se suele elegir por razones económicos. Pero también se recurre a él cuando resulta imposible cambiar el aspecto de la fachada por cuestiones urbanísticas.

Sin embargo, ¡mejorar el aislamiento térmico de los muros desde el interior sigue siendo muy eficaz para reducir el consumo de energía, disfrutar de una mejor calefacción y protegernos del calor en verano! Para aislar los muros de esta forma, existen dos soluciones: pegar el aislante con adhesivo de doble cara o insuflar aislante en espuma.

2 soluciones para el aislamiento térmico del edificio por el interior

La primera técnica para el aislamiento térmico de paredes y muros, y también la más utilizada, es la de fijar el aislante con ayuda de adhesivo. También se puede fijar en una estructura. A continuación, se recubre el aislante con un acabado, cuya función es esencialmente estética: madera o yeso laminado, por ejemplo, para hacer que el conjunto se vea más armonioso y agradable.

La otra técnica consiste en aislar los muros insuflándoles el aislante, en forma de espuma o similar, en el hueco que queda entre el muro y el tabique interior que habremos tenido que instalar. Esta técnica tiene el inconveniente de reducir la superficie habitable del interior de la vivienda.

Netatmo Info

Una vez realizado el aislamiento térmico de la vivienda en sus paredes y muros, pasemos a la siguiente etapa: el termostato conectado e inteligente Netatmo le permitirá controlar y programar su calefacción para ganar en confort térmico y eficiencia térmica, y reducir el consumo y la factura de energía. ¡Un buen modo de poner el broche final a las obras de eficiencia energética de su vivienda!

¿Qué aislante térmico de paredes es mejor para hacer el aislamiento de muros desde el interior?

Existen muchas opciones de materiales para aislar térmicamente la vivienda:

  • Aislantes minerales: Aquí se incluye la lana de vidrio (el aislante más expandido por su conductividad térmica) y la lana mineral o lana de roca.

  • Aislantes naturales: los aislantes naturales van ganando en popularidad por sus características ecológicas. Están hechos de cáñamo, lana animal o incluso fibra vegetal (de madera o de algodón en concreto).

  • Aislantes sintéticos: los más conocidos son el poliestireno extruido, poliestireno expandido y la espuma de poliuretano. Son poco ecológicos pero eficaces ya que proporcionan un buen nivel de aislamiento acústico y térmico.

  • Aislantes térmicos innovadores como en el caso de los aislantes termo-reflectores de nueva generación, y tecnología punta. Entre estos, los aerogeles o la pintura aislante.

Como habrá constatado, hay muchas opciones de materiales para mejorar el aislamiento, con diferentes calidades y precios que habrá que tener en cuenta a la hora de hacerse el presupuesto del aislamiento térmico.

Sea cuál sea el material elegido, su eficacia estará en gran parte relacionada con su espesor: mientras mayor sea, más eficaz será el aislamiento térmico del edificio. También hay que tener en cuenta otra consecuencia lógica de este espesor: a mayor espesor, menor espacio habitable. Por tanto, hay que encontrar el punto de equilibrio entre la eficiencia térmica, el rendimiento energético y la superficie habitable a la hora de instalar el aislamiento térmico.

Netatmo Info

El termostato conectado e inteligente Netatmo es una inversión muy rentable. ¡No solo se puede acoger a muchas de las subvenciones para la eficiencia energética, sino que también podrá calentar su vivienda con menos gasto!

¿Cuánto cuesta aislar los muros desde el interior?

Una cosa está clara: realizar el aislamiento termo acústico de la pared desde el interior es mucho más económico que hacerlo desde el exterior. Los trabajos son menores e incluso no hay ni siquiera obligación de declararlos.

Un precio variable en función de las características del aislamiento térmico

Los precios de los aislantes térmicos de paredes por el interior varían según la técnica empleada, el aislante térmico elegido, su espesor y la superficie de los muros. Para optimizar su eficiencia hay que prestar atención a su conductividad, así como a su rendimiento térmico o resistencia térmica R.

Para entrar en las cifras del aislamiento térmico interior de los muros por el interior, hay que estimar un precio medio de unos 60€ el m2 por los trabajos de acondicionamiento. El precio puede variar arriba o abajo ya que dependerá del tipo de material utilizado.

Hay que tener en cuenta que la mano de obra solo representa una tercera parte de este precio mientras que el precio de los aislantes térmicos y los materiales serán las otras dos partes restantes.

Ayudas financieras para trabajos de aislamiento térmico de viviendas en muros y paredes interiores

Crédito para la eficiencia energética. Este tipo de préstamo, lo ofrecen ciertas empresas financieras para animar a los consumidores a reformar sus viviendas para hacerlas más eficientes. Se trata de préstamos con unas condiciones muy ventajosas (interés fijo, amplia flexibilidad, etc.) tanto en su concesión como en su devolución.

Plan estatal de Vivienda 2018-2021. Se trata de un plan estatal que concede el gobierno para mejorar el nivel de eficiencia energética de las viviendas que cumplan una serie de requisitos. Entre otros, los siguientes:

  • El edificio debe ser anterior a 1996

  • Ha de ser el domicilio habitual del propietario al menos durante la mitad del año

  • El 70% de la superficie útil del inmueble ha de tener uso residencial

  • Los edificios cuyas fachadas o interiores estén declarados como bienes de interés cultural podrán beneficiarse de subvenciones de hasta el 75% del valor de las obras.

  • Ayudas por parte de las comunidades autónomas o los ayuntamientos locales. Las CCAA y los ayuntamientos municipales también pueden ofrecer diferentes ayudas para que los ciudadanos inviertan en mejorar su eficiencia energética. Para informarse de este tipo de subvenciones y ayudas, hay que solicitar información en los consistorios o en las delegaciones provinciales de las respectivas comunidades autónomas.

Ahora ya sabemos todo lo que hay que hacer para consumir menos, disminuir la factura de la calefacción y optimizar nuestro nivel de eficiencia energética. El aislamiento de los muros por el interior sigue siendo una técnica muy asequible y los resultados son excelentes. ¡Por eso este aislamiento es uno de los trabajos de renovación energética más rentables!