Extintor para casa ¿Qué extintor comprar para casa?

El extintor es el producto de seguridad para la protección contra incendios más habitual en las viviendas. ¿Cuáles son los motivos? Estos son algunos de ellos: es altamente eficaz, tiene un precio asequible y cualquier persona puede utilizarlo. El extintor para casa contribuye a la protección del hogar contra el riesgo de incendio. Desde Netatmo queremos ayudarles a elegir el modelo más adecuado a sus necesidades.

El extintor, su mejor aliado contra el incendio doméstico

Instalaciones eléctricas defectuosas, inicio de un fuego provocado por una vela, una sartén olvidada en el fuego… Los accidentes domésticos, y entre ellos, los incendios, pueden ocurrir cuando menos lo esperamos. Lo peor es que se propaguen de manera rápida, a veces incluso en cuestión de minutos, y ocasionen daños humanos y materiales de consideración.

La compra de un extintor de incendios es imprescindible para apagar fuegos e incrementar el nivel de seguridad de la vivienda. Por tanto, aunque en algunos países, no es obligatorio por ley, sí es altamente recomendable. Está comprobado que, en caso de producirse un incendio, regar simplemente con agua está lejos de ser eficaz en muchos casos.

¿Cuándo es necesario tener un extintor en casa?

Realmente, todos deberíamos tener al menos uno o dos extintores como medida de precaución. Contar con un extintor permite reaccionar con rapidez en el mismo momento de producirse el incendio, e incluso sofocarlo en unos segundos, sin que llegue a descontrolarse. Para elegir el tipo de extintor para casa que mejor se adapte a las características de nuestra vivienda, lo más recomendable es dejarse asesorar por personal especializado.

Nota: Es importante que el extintor, aunque no es un elemento decorativo, esté en un lugar accesible y fácilmente visible (entrada del garaje, escalera…) También conviene recordar la importancia de saber cómo funciona el mecanismo de apertura del extintor y cómo aplicar el chorro de polvo, agua o espuma. De este modo, en caso de tener que utilizarlo, no perderíamos tiempo con dudas o titubeos.

Netatmo Info

Los extintores, al igual que los detectores de humo, forman parte del equipo de protección del hogar. Existen diferentes tipos de extintores en función del tipo de incendio para el que se vaya a utilizar. Para la casa, lo más recomendable es utilizar un extintor que sirva para extinguir fuegos de tipo A (fuegos secos, provocados por maderas, papel, etc.), de tipo B (fuegos grasos, provocados por gasolina, alcoholes, etc,), y de tipo C (fuegos gaseosos provocados por el gas natural, por ejemplo). ¡Y todo ello sin olvidar que el extintor debe poder utilizarse para apagar incendios provocados por elementos eléctricos!

¿Cuáles son los extintores de incendios más apropiados para el hogar?

Extintor de polvo abc

Es el tipo de extintor para casa más habitual. Este extintor pulveriza un polvo químico que sofoca las llamas y controla el combustible responsable del incendio. Los extintores de polvo químico seco, altamente eficaces, tienen capacidad para apagar fuegos de tipo A, B, y C, (de ahí que normalmente se les conozca como extintor de polvo abc).

¿Cuál es el inconveniente de este extintor? El polvo a presión puede dañar determinadas superficies y/o materiales de la vivienda. Además, el envío de polvo a presión provoca una especie de niebla que entorpece la visibilidad.

Extintor de agua

Este tipo de extintores lo que hacen simplemente es vaporizar agua a presión. Al agua se le añade un aditivo que facilita la sofocación de las llamas. ¿Cuál es el inconveniente de este tipo de extintores? Solo pueden utilizarse para fuegos de tipo A y B. Por tanto, es menos polivalente que el extintor de polvo, y, por tanto, no es tan habitual en las viviendas. Y, además, hay que tener precaución al utilizarlo ya que el aditivo añadido al agua es irritante.

Extintor de gas

Los extintores a gas sofocan el fuego reduciendo la cantidad de oxígeno en el espacio donde se ha producido el fuego. Su utilización también es más limpia que los extintores de polvo o de agua. ¿Cuál es el inconveniente de este tipo de extintores? El gas sale a temperatura muy fría, lo que puede provocar congelaciones en materiales y superficies. Por otra parte, al igual que ocurre con los extintores de agua, también los de gas son menos polivalentes que los extintores de polvo abc.

Extintor de espuma

Este tipo de extintores también son muy efectivos. El problema es que no se puede utilizar para apagar fuegos en componentes eléctricos. Hay que tener en cuenta que las instalaciones eléctricas ocasionan una gran cantidad de incendios domésticos.

4 criterios a tener en cuenta antes de comprar un extintor

1. Peso

Uno de los aspectos más importantes en un extintor es que se pueda manejar con facilidad por todo tipo de personas. Por ello su peso debe ser lo más ligero posible. Los extintores se venden por capacidad, expresada en kilos. Por lo general, los extintores para la casa suelen pesar de uno a seis kilogramos.

2. Emplazamiento

El lugar de emplazamiento es uno de los aspectos más importantes para una óptima eficacia. Es necesario colocar el o los extintores en un lugar de fácil acceso y fuera del alcance de los niños pequeños, para una mayor seguridad. Al mismo tiempo, debe estar en un lugar lo suficientemente accesible y a la vista para que cualquier persona capaz, que se encuentre en la vivienda en el momento de iniciarse el fuego, pueda cogerlo con facilidad.

3. Garantía

Es importante que los extintores para el hogar estén debidamente homologados. Antes de comprar un extintor hay que comprobar que lleva la marca CE y que se atiene a la normativa NF EN3.

4. Precio

Los precios de los extintores caseros más habituales oscilan en una horquilla de precios de entre 20 y 100 euros aproximadamente. Estos precios variarán en función de la capacidad del envase y del producto que contenga.