¿Cuándo es obligatorio poner una alarma de incendios?

Equiparse con una alarma de incendios debería ser obligatorio en todos los casos. Es algo que dicta el sentido común, tanto en el caso de las viviendas como en las empresas y establecimientos. Así al menos lo han entendido un gran número de países, que obligan por decreto a instalar dispositivos de alarma y equipos de detección y protección contra incendios debidamente homologados. ¿Qué dicen las leyes en nuestro país? ¿Es obligatorio instalar detectores de humo con alarma y equipos de prevención contra incendios?

¿La ley obliga a colocar una alarma de incendio en una vivienda particular?

En España, cada año se produce un preocupante incremento de incendios. De ahí la necesidad de replantearse la instalación obligatoria de sistemas anti incendios domésticos, (detectores de humo) y revisar en profundidad la normativa vigente en materia de seguridad contra incendios.

Hay que saber que, en España, aunque la tasa de incendios va en aumento, aún se mantiene por debajo de otros países. Esta alta siniestralidad ha obligado a muchos de ellos a regular por ley el uso de detectores de humo en las viviendas.

¿Cuál es la normativa vigente en España?

En nuestro país aún no es obligatorio instalar alarmas de incendios en las viviendas, aunque la efectividad de los detectores de incendios está sobradamente demostrada. El motivo de esta carencia es que no existe un reglamento general sobre seguridad en viviendas particulares enfocado en el tema de la prevención y extinción de incendios ocasionados por diferentes motivos.

El reglamento existente se encuentra diseminado en una gran cantidad de disposiciones y normas inconexas, elaboradas por diferentes entidades igualmente inconexas, sin que supongan en conjunto un paquete de medidas coherentes respecto al tema de la seguridad.

La mayor parte de estas normas no son obligatorias. Por tanto, su incumplimiento no conlleva la pena de sanciones. La normativa específica que se refiere a los dispositivos de alarma contra incendios para viviendas es la NTP 215 del año 1988. Esta es la misma normativa que hace referencia al tema de la protección y la seguridad.

Las NTP no tienen carácter obligatorio. Son más bien recomendaciones y normas de comportamiento a seguir. En concreto, la norma NTP 215 corre a cargo del Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales y del Instituto Nacional de Seguridad e Higiene en el Trabajo.

En esta normativa se especifica la recomendación de usar detectores en las viviendas, se detallan los tipos de dispositivos que existen y la conveniencia de usar unos u otros en función de las características del edificio.

En vista de todo lo anterior, la pregunta sería. ¿Por qué en España no hay una normativa clara que dictamine con detalle el uso de detectores en las viviendas?

Hay que tener en cuenta que la mayoría de siniestros relacionados con incendios domésticos tienen lugar por la noche, cuando los ocupantes de las viviendas están durmiendo y, por tanto, no tienen capacidad para advertir los primeros indicios. España, por tanto, necesita más y mejor regulación sobre el uso de detectores, de forma imperiosa.

Netatmo Info

Los detectores de humo inteligentes Netatmo son capaces de controlar su propio funcionamiento y mantenimiento. ¡Este detector incluso dispone de una función que envía alarmas de aviso para que el usuario recuerde comprobar el dispositivo de forma periódica! Su batería de litio está programada para funcionar durante aproximadamente 10 años, que es la duración media de este tipo de aparatos.

¿Es obligatorio instalar detectores de humo (fire alarm) en empresas e instalaciones industriales?

Las empresas y establecimientos de cara al público están sometidas a una serie de obligaciones más estrictas y estipuladas, para mantener el nivel de seguridad de los trabajadores, clientes y usuarios.

El objetivo de estas medidas de detección de incendios es garantizar la protección de todas las personas en el lugar de trabajo (tal y como está estipulado en el Reglamento de Trabajo), o en establecimientos abiertos al público.

También es obligatorio implantar un sistema de seguridad y alarma de incendios completo, adaptado a cada tipo de establecimiento.

Entre las instalaciones requeridas por el reglamento de incendios se encuentran las siguientes:

  • Sistemas de alarma anti incendios adaptados (detección de incendio y alarma sonora)
  • Productos de extinción de incendios y evacuación de humo de los locales
  • Editar un plan de evacuación y panel con indicaciones de seguridad contra incendios

En caso de no conformidad a la normativa, el establecimiento deberá someterse a una adaptación a las normas de seguridad anti incendios. De no ser así, el establecimiento se cerrará.

Medidas de seguridad contra incendios y aseguradoras

Contratar un seguro de incendio es una garantía tanto para las empresas como para los usuarios particulares.

Seguros a particulares en España

En ciertos países, como por ejemplo en Francia, es obligatorio contratar un seguro de hogar al adquirir una vivienda. En nuestro país, solo existe esta obligación si la casa está hipotecada. El seguro de hogar contratado debe incluir como mínimo, los daños contra incendios. La cantidad asegurada deberá ser equivalente al valor de la tasación de la vivienda, excluyendo el valor material de los bienes que, por su propia naturaleza, no se puedan asegurar, (como, por ejemplo, el suelo).

Seguros a particulares en Europa

Desde el año 2015, está vigente en la UE la Normativa Europea de Hipotecas. La principal novedad de esta nueva directiva es que prohíbe la vinculación de los seguros a la consecución de un préstamo para la hipoteca.

Esta ley corta de raíz la línea de actuación que seguían casi todos los bancos: obligar a los clientes que pedían créditos hipotecarios, a contratar a través de su banco el seguro de hogar, e incluso otras pólizas como, por ejemplo, el seguro de vida.

Seguros a empresas

En toda la Unión Europea, las empresas e instalaciones industriales están obligadas por ley a instalar sistemas y equipos de seguridad, entre ellos, el detector de humo. El incumplimiento de esta obligación implicará el cierre de la instalación.

NOTA: Tanto en el caso de los particulares como en el de los profesionales, tener o no tener instalados los detectores de humo será determinante para el establecimiento de las indemnizaciones.