¿Qué es un sistema de alarma contra incendios?

¿Realmente somos conscientes de que un buen sistema de alarma contra incendios nos puede salvar la vida? La posibilidad de sufrir un incendio en casa o en el trabajo es algo que raramente se nos pasa por la cabeza. Y, sin embargo, esta posibilidad por desgracia es real: una sartén olvidada en el fuego, la plancha encendida, un enchufe que hace un mal contacto, un sillón demasiado cerca de la chimenea, una toalla que se prende al intentar secarla con el calor de una estufa… ¡El peligro acecha! Hoy vamos a ver cómo funciona un sistema de alarma contra incendios: alarmas de protección, detectores de humo, extintores, etc, para prevenir los incendios en el hogar y el trabajo.

Sistema de alarma de incendios (fire alarm system): Conocer los riesgos es la primera medida de prevención

Conocer los riesgos es la primera medida para saber identificar las potenciales causas que puedan originar un siniestro (doméstico o forestal), y para incrementar más el nivel de seguridad. ¿Cuáles son los actos de prevención esenciales que todos deberíamos conocer?

Alarma contra incendio: Detector de humo

En algunos países de la UE, ya hay normas específicas de protección contra incendios que obligan a la instalación de equipos para la detección de humo en todo tipo de instalaciones, viviendas, establecimientos, empresas y edificios. Un sistema de alarma contra incendio garantiza la seguridad. Los detectores de humo realizan la detección de los incendios en su fase inicial y previene del fuego de forma inmediata, al activarse la alarma sonora. Es recomendable comprobar regularmente el buen funcionamiento del sistema de alarma.

Combatir las causas del incendio

Comprobar el buen funcionamiento de las instalaciones de la red eléctrica y de gas. Apagar los aparatos eléctricos durante la noche. Desbrozar la maleza en verano (para evitar la propagación del fuego). Evitar hacer fuegos en lugares con vegetación o árboles secos. Existen muchas formas de prevenir los incendios, tanto forestales como domésticos.

En el caso de las empresas o locales comerciales, deben contar con instalaciones de protección contra incendios. Su mantenimiento ha de correr a cargo de personal especializado que realizará una evaluación técnica favorable a dos niveles: protección y seguridad del sistema de detección contra incendios y si éste se ajusta al reglamento sobre instalaciones de protección.

Plan de evacuación

Tanto en casa como en el trabajo, hay que establecer y conocer el plan de evacuación, que forma parte del sistema contra incendios. Es vital que las salidas de emergencia estén despejadas. De este modo, en caso de incendio se podrá evacuar el lugar con la mayor rapidez y seguridad.

Formación

También es fundamental saber cómo reaccionar y cómo auxiliar a las víctimas en caso de incendio. Para incrementar el nivel de seguridad esta información debe compartirse con los compañeros de trabajo y con el resto de miembros de la familia.

Extintor

Aunque en nuestro país aún no es obligatorio tener extintores en las viviendas, no hay duda de que estos aparatos, junto con el detector de humo, son esenciales como elementos del sistema de alarmas. Para que el extintor sea realmente útil, hay que colocarlo en un lugar accesible, al que cualquier persona pueda llegar en caso necesario.

En las empresas: aislar los materiales de riesgo

Residuos tóxicos, combustibles, botellas de gas, etc. Mientras mayores exigencias de seguridad requiera el lugar de trabajo, mayor será la necesidad de formación y sensibilización de todos para la prevención de incendios. Y esto comienza por guardar de forma segura y aislar los productos y materiales de riesgo.

¿Qué hacer en caso de que se desate un fuego?

  • En las alarmas de incendio, el consejo número 1 es también el más necesario: ¡mantener la tranquilidad! En un incendio, lo más importante es actuar con la mayor rapidez para tratar de evitar la propagación y los daños en la medida de lo posible.
  • Sin pérdida de tiempo, avisar del incendio a todos los vecinos y llamar al 112. Aunque pueda parecernos que es de pequeño tamaño, la evolución del fuego es imprevisible y nunca se sabe qué proporciones alcanzará.
  • Si es posible, y siempre que el fuego esté en sus inicios y no pongamos en peligro nuestra integridad física, podemos intentar sofocar las llamas con ayuda de un extintor. También, siempre que se pueda, podemos intentar cortar la corriente eléctrica y el gas. Retirar posibles productos inflamables.
  • Evacuación técnica lo más rápida posible. No es el momento de demorarse recogiendo objetos personales ya que podríamos quedar atrapados por el fuego. En este sentido es vital conocer y seguir las vías de salida, sobre todo, en los edificios comunitarios.
  • En las alarmas contra incendios, jamás se debe usar el ascensor ya que el fuego puede haber dañado el sistema eléctrico del inmueble. Para frenar en lo posible el avance del fuego, es muy útil ir cerrando todas las puertas durante el camino de huida.
  • El humo tiende a subir. Conviene caminar lo más a ras del suelo posible para evitar inhalar las partículas tóxicas.
  • Si se prendiera nuestra ropa, intentar apagar las llamas rodando por el suelo. También podemos echarnos por encima mantas u objetos de tejidos gruesos para sofocarlas.
  • Si el fuego ha alcanzado grandes proporciones y ya no se puede salir, hay que ponerse a salvo en una de las habitaciones. Tapar todas las posibles aberturas o rendijas con prendas humedecidas para evitar la entrada de humos y abrir la ventana o balcón para poder respirar aire puro y esperar la ayuda de los bomberos.

Alarma contra incendios: ¡Protección en 4 pasos!

  1. Evitar la inhalación de humos y gases, debido a su alta toxicidad
  2. Tener un plan de evacuación organizado, para alarmas de incendio, que sea conocido por todos los habitantes de la vivienda o los trabajadores de la empresa.
  3. Llamar de inmediato al 112, o directamente, al número de emergencia de los bomberos (080).
  4. Cortar el conducto del gas y la electricidad.

Netatmo Info

Los detectores de humo inteligentes Netatmo, gracias a su máximo nivel de tecnología, son capaces de comprobar por sí mismos su buen funcionamiento. De forma regular, envía una señal de aviso al teléfono móvil del usuario para que este verifique el estado de la batería y del dispositivo en general. Esta opción de las alarmas contra incendios es una garantía añadida para una detección de alarma eficaz, completa y constante.