Videovigilancia

La videovigilancia es un sistema de vigilancia que utiliza cámaras para controlar lo que ocurre en un espacio determinado. La videovigilancia puede afectar a espacios públicos, locales profesionales o a la propiedad de un particular. Puede tener varios propósitos, pero en general su objetivo es prevenir daños e intrusiones en un lugar. La videovigilancia también se puede utilizar como complemento de un sistema de alarma o de seguridad más completo.

Razones para instalar un sistema de videovigilancia

La finalidad de un sistema de vigilancia basado en cámaras de seguridad puede variar en función del lugar de instalación (interior, exterior) y, sobre todo, del contexto de la vigilancia: particular, profesional o lugar público. El propósito principal de una cámara de vigilancia es garantizar la seguridad de los bienes de la casa. El objetivo es evitar la intrusión de los ladrones. Por tanto, la cámara puede ser visible con fines disuasorios o avisar a los ocupantes en caso de intrusión mediante una alarma acústica, un aviso telefónico o una aplicación en el caso de una cámara inteligente. La videovigilancia también puede ser gestionada por una empresa de seguridad externa que interviene en caso de alerta.
  • Instalación de un sistema de videovigilancia para profesionales
Puede tratarse de controlar con una cámara la entrada y salida de la empresa o de proteger un local comercial, una tienda o un almacén de mercancías. Un sistema de este tipo garantiza tanto la seguridad del personal como la integridad del material y de los stocks. La videovigilancia también es esencial en caso de robo o siniestro para tratar de reunir pruebas, identificar a los sospechosos o probar un robo a una compañía de seguros.
  • Videovigilancia en la vía pública
En la vía pública, el objetivo de las cámaras de vigilancia es ante todo disuasorio. Su objetivo es reducir la delincuencia y garantizar la seguridad de los usuarios de un lugar. Generalmente son visibles y se instalan por decisión municipal, pueden colocarse en áreas sensibles o generalizadas en áreas muy concurridas.

¿Qué se entiende por sistemas de videovigilancia?

Una instalación de videovigilancia consta de al menos tres elementos: una cámara, un monitor de videovigilancia para mostrar las imágenes filmadas y una herramienta de gestión. El monitor puede ser una pantalla específica o simplemente una pantalla de ordenador o de smartphone. La herramienta de gestión consiste en un grabador y/o un punto de procesamiento de datos (nube, servidor, etc.). El sistema de vigilancia se puede completar con otras cámaras, una alarma o sirena, un detector de movimiento, etc.

Puede gestionar la videovigilancia usted mismo o recurrir a una empresa de videovigilancia. Esta última gestionará la instalación de un sistema de seguridad adaptado a sus necesidades y, si lo desea, se encargará de la monitorización del vídeo filmado de forma continuada o en caso de alerta indicada por el detector de movimiento o la alarma sonora. Descubre todos nuestros productos

Tipos de cámaras de vigilancia

Hay muchos modelos de cámaras de vigilancia. Elija el sistema más adecuado en función de sus necesidades, de los riesgos, del lugar que se desea vigilar y de sus características.

Hay dos tipos de cámaras en el mercado: la cámara analógica o la cámara IP. La primera se conecta a un monitor y a una grabadora mediante un cable. Es el modelo más clásico. Las cámaras IP están conectadas a Internet a través de una conexión segura. Esto le permite ver el vídeo de forma remota y en varios monitores (smartphone, tablet, portátil, etc.). Las cámaras IP utilizan ondas de radio y wifi para mayor versatilidad.

También puede elegir entre un modelo de cámara con cable o un producto inalámbrico. Una cámara con cable se conecta al sistema de videovigilancia mediante un cable. Esto requiere una instalación más compleja pero garantiza una calidad de imagen óptima. Una cámara inalámbrica tiene un montaje más fácil y puede instalarse en un momento.

Una vez que haya elegido su tipo de cámara, verá que todavía hay muchas sutilezas para determinar qué accesorios de videovigilancia se adaptan mejor a su caso. ¿Cámara llamativa y disuasiva o al contrario, disimulada? ¿Cámara motorizada, objetivo gran angular, detector de movimiento, interior o exterior? ¿Qué tipo de alimentación, qué tipo de fijación?

Tenga en cuenta las características del entorno para determinar qué kit de videovigilancia es el más pertinente. Elija preferiblemente una cámara por infrarrojos que filme día y noche, que sea resistente a la intemperie si se coloca en el exterior, que garantice una buena calidad de imagen y que cubra un amplio campo de visión. Una cúpula antivandálica también puede ser útil para evitar el deterioro de la cámara.

Cámara de vigilancia y derechos de imagen y privacidad

Hay que tener en cuenta que la instalación y el uso de cámaras de seguridad debe cumplir la Ley Protección de Datos Personales y garantía de los derechos digitales (LOPD). La existencia de esta ley sobre videovigilancia implica que la aplicación de un sistema de vigilancia por cámara debe respetar la intimidad y los derechos de imagen de terceras personas.

En las vías públicas, la instalación de cámaras de seguridad se rige por la resolución R/00818/2012 de 18 de mayo de la Agencia Española de Protección de Datos. El tratamiento de imágenes en lugares públicos solo puede ser realizado, salvo que concurra autorización gubernativa, por las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado.

La videovigilancia para uso profesional también se rige por normas estrictas. Una cámara no puede filmar la vía pública e incluso una instalación al aire libre debe limitarse a los alrededores de una habitación o de la fachada del edificio. El Código de Trabajo también prohíbe que los empleados sean filmados sin su conocimiento o en áreas de reunión o de descanso sindical. Los empleados y usuarios del área sujeta al sistema de vigilancia deben ser claramente informados de la presencia y el propósito de las cámaras de seguridad. Además, las imágenes deben tener acceso seguro y deben ser eliminadas periódicamente. Mientras que un almacén puede estar equipado con un sistema de videovigilancia sin autorización especial, este no es el caso de un local comercial abierto al público.

Instalar una cámara de videovigilancia en su casa es más fácil, pero todavía se aplican algunas reglas. Un individuo solo puede filmar imágenes con una cámara en su propiedad o en sus alrededores directos, sin una vista de la vía pública o de la propiedad de otros. En el interior, la vigilancia por cámara debe respetar los derechos de imagen de los miembros de la familia y de los invitados. El personal doméstico o los proveedores de servicios ocasionales deben ser informados de la instalación de un dispositivo de vigilancia y la cámara no puede filmarlos continuamente.

La videovigilancia está sujeta a normas aún más estrictas a la hora de instalar una cámara en un establecimiento escolar u hospitalario debido a la naturaleza sensible de las imágenes filmadas.

Descubre todos nuestros productos

Estación Meteorológica Inteligente

Más información

Termostato Inteligente

Más información

Cámara Interior Inteligente

Más información

Cámara Exterior Inteligente

Más información