Válvula termostática

Una válvula termostática es un elemento que se instala en un radiador y regula la temperatura de la habitación donde se encuentra. La válvula termostática forma parte, por tanto, junto con el cabezal termostático, de una llave de paso de radiador, y los términos llave termostática y válvula termostática se utilizan a menudo de forma intercambiable. Montada en un radiador, la válvula termostática regula la temperatura de una habitación modulando el caudal del radiador, generalmente gracias a una rueda o pomo graduado para los modelos más básicos.

A diferencia de un termostato de ambiente, una válvula termostática no controla la caldera, pero permite la regulación independiente de la temperatura habitación por habitación. Por tanto, las válvulas pueden sustituir o complementar el uso de un termostato en casa para ajustar con precisión la regulación de la temperatura ambiente en cada habitación.

¿Cómo funciona una válvula termostática?

En apariencia, una válvula termostática convencional se parece a una llave de paso con una rueda de control graduada. Consiste en un cabezal termostático termosensible que mide la temperatura ambiente gracias a un sensor de temperatura (también llamado bulbo termostático), y el cuerpo de la válvula donde se encuentra el mecanismo que regulará la calefacción en función de la temperatura ambiente medida y el ajuste elegido.

Una válvula termostática tiene un funcionamiento simple. Girando el mando para seleccionar una posición, se elige la temperatura de consigna deseada en la habitación donde se encuentra el radiador con la válvula. La sonda de temperatura contiene un líquido, gas o gel que se contrae y se expande por el efecto de la temperatura ambiente. Dependiendo del grado de expansión del bulbo termostático, un muelle de retorno mecánico modula la apertura de la válvula de control y, por tanto, el caudal que fluye por el radiador.

Cuando la temperatura ambiente desciende, la sonda se contrae y el mecanismo permite que un gran flujo de agua pase por el radiador para calentar la habitación. Por el contrario, si la temperatura ambiente aumenta (bajo el efecto de la luz solar procedente de una ventana, por ejemplo), el bulbo termostático se expande y el caudal de agua se reduce.

La válvula se gradúa generalmente de 1 a 5, con una posición adicional antihielo representada por el símbolo *. En raras ocasiones, la válvula puede graduarse en grados. Una vez ajustadas, el propósito de las válvulas termostáticas es mantener una temperatura constante en las habitaciones donde están instaladas. Descubre todos nuestros productos

Tipos de válvulas termostáticas

En el mercado existe una gran variedad de válvulas termostáticas. En las tiendas de bricolaje o en Internet encontrará productos de todo tipo y a todos los precios (de 20 a 120 euros). Hay productos con ajuste libre, preajustados o bloqueados, válvulas con ajuste integrado o a distancia, con sensor de temperatura integrado o a distancia, válvulas termostáticas programables… Todos estos productos tienen varias ventajas, la elección depende del presupuesto así como del lugar de instalación y de las características de su casa.

Entre las válvulas termostáticas para radiadores disponibles a la venta se encuentran tres familias de productos principales: válvulas termostáticas manuales, válvulas electrónicas y válvulas termostáticas inteligentes.
  • Válvula termostática manual
También conocida como válvula termostática mecánica, la válvula manual es el producto más básico y barato en términos de regulación térmica. Dispone de un mando graduado de 1 a 5 para fijar una temperatura de consigna superior o inferior en función del tipo de habitación que se desea calentar y de su ocupación. Una válvula manual para radiador es un producto bastante simple pero puede ser suficiente en un espacio pequeño.
  • Válvula termostática electrónica
Una válvula termostática electrónica, también denominada válvula electrónica programable, tiene un precio más alto pero ofrece más prestaciones que una válvula manual. Dispone de una indicación digital y el control de la temperatura alcanzada por el radiador es más preciso que con un simple sistema de rueda graduada. En muchos casos, se puede regular la temperatura con una precisión de medio grado.

Pero sobre todo, la programación le permite definir un programa de calefacción adaptado a su estilo de vida; la temperatura baja automáticamente por la noche o durante su ausencia de casa a lo largo del día, cuando no es necesario mantener un confort térmico óptimo en la habitación. Algunos modelos sofisticados de válvula termostática programable ofrecen incluso la posibilidad de programar varios horarios, por ejemplo para la semana y el fin de semana. Así, las válvulas termostáticas electrónicas son muy prácticas siempre que su ritmo de vida sea relativamente constante.
  • Válvula termostática* inteligente
Una válvula termostática inteligente es aún más eficiente, ofrece un nivel de precisión como mínimo equivalente al de las válvulas termostáticas electrónicas, de medio grado. Pero además, ofrecen una gama de prestaciones que justifican un precio más elevado. Además de poder ajustar manualmente la temperatura girando el cuerpo de la válvula del radiador, también puede controlar a distancia la válvula desde su smartphone o tableta mediante una aplicación de gestión.

Una válvula termostática inteligente en el radiador le permite crear diferentes programas de calefacción de acuerdo con sus hábitos. El cabezal termostático inteligente de Netatmo dispone de varios modos para adaptarse a todas las situaciones: modo noche, modo confort, modo confort, modo confort +, que ofrece unos grados extra en el baño, y finalmente modo eco que limita la temperatura en la habitación y, por tanto, el consumo de energía durante su ausencia.

Pero sobre todo, con la regulación a distancia puede adaptar la temperatura en cada habitación de la casa que esté equipada con una válvula termostática inteligente incluso en caso de imprevistos o cambios de horario. ¿Vuelve a casa más tarde de lo previsto o va a prolongar sus vacaciones? Cambie la temperatura de consigna de su válvula termostática desde su smartphone para evitar el calentamiento innecesario durante su ausencia. Las válvulas termostáticas Netatmo funcionan incluso con los asistentes de voz principales: Alexa, Siri y Google assistant.

Finalmente, las válvulas termostáticas inteligentes son autónomas. Analizan continuamente el entorno de la habitación en la que se encuentran y ajustan la calefacción en consecuencia. De este modo, tienen en cuenta el aislamiento de la habitación, su nivel de luz solar e incluso detectan ventanas abiertas para no calentar innecesariamente cuando se ventila o en caso de olvido.

Válvulas termostáticas y ahorro de energía

La instalación de una o varias válvulas termostáticas en casa le permitirá obtener ahorros significativos de energía. Al calentar solo en las habitaciones donde es necesario y según la ocupación de cada zona, no se calienta el espacio innecesariamente y se ahorra en el precio de su factura de calefacción. Con las válvulas termostáticas inteligentes en los radiadores puede incluso aprovechar los aportes de calor de la radiación solar para reducir aún más su factura de energía.

Todas las válvulas termostáticas permiten ahorrar energía. Cuanto más preciso sea el control y la regulación adaptada a sus necesidades, más ahorrará. De ahí el interés de invertir en un producto de altas prestaciones aunque su precio sea más alto en el momento de la compra. El ahorro energético le permitirá rentabilizar rápidamente la válvula termostática.

Se estima que entre el 5 y el 25 % de los ahorros se logran con una válvula termostática manual, entre el 15 y el 25 % con una válvula termostática electrónica y hasta el 40 % con una válvula termostática inteligente. Netatmo estima un ahorro medio anual de 300 € al equipar sus radiadores con cabezales termostáticas inteligentes.

Por último, las válvulas termostáticas pueden funcionar tanto de forma independiente como con un termostato de ambiente. Esto permite un mejor control de la temperatura en las habitaciones y un mayor ahorro de energía. Si combina las válvulas termostáticas inteligentes en los radiadores con el termostato inteligente, reducirá al máximo el consumo de energía mientras disfruta de un confort óptimo en el hogar.

Descubre todos nuestros productos

Estación Meteorológica Inteligente

Más información

Termostato Inteligente

Más información

Cámara Interior Inteligente

Más información

Cámara Exterior Inteligente

Más información