Termostato inalámbrico

Un termostato de ambiente es un pequeño dispositivo que regula el funcionamiento de la caldera manteniendo una temperatura ambiente constante en la casa. Mediante un sensor de temperatura, mide la temperatura ambiente de la habitación en la que está instalado y enciende o apaga la calefacción en función de si se alcanza o no la temperatura de consigna. De este modo se evitan las diferencias de temperatura y se evita tener que intervenir continuamente en la caldera. Entre los distintos termostatos existentes hay dos tipos principales: los modelos con cable y los modelos inalámbricos.

¿Qué es un termostato de ambiente inalámbrico?

Un termostato inalámbrico es un modelo de termostato de ambiente que, a diferencia de los termostatos con cable, no está conectado directamente a la caldera. Funciona con una pila y se comunica con la caldera a través de ondas de radio. Se instala un receptor en la caldera y el termostato inalámbrico se coloca en la habitación para leer la temperatura ambiente.

Si la temperatura de la habitación es inferior a la temperatura de consigna, el termostato de ambiente envía una señal al receptor que pondrá en marcha la caldera. Una vez alcanzada la temperatura de confort, el termostato inalámbrico transmite la orden al receptor para apagar la caldera. Descubre todos nuestros productos

Ventajas de un termostato de ambiente inalámbrico

Un termostato de ambiente inalámbrico tiene muchas ventajas sobre un termostato de ambiente con cable.
  • Instalación rápida y sencilla
La instalación de un termostato inalámbrico es muy sencilla. Mientras que un termostato de ambiente con cable requiere conectar y pasar un cable para colocar el aparato, un modelo inalámbrico se puede instalar rápidamente atornillando un soporte en la pared y conectando un receptor en el circulador de la caldera. Si anteriormente tenía un termostato de ambiente con cable convencional, simplemente retire los cables existentes y reemplácelos por los del receptor de su termostato inalámbrico. Por tanto, la instalación de un termostato de ambiente inalámbrico es muy sencilla, no requiere ninguna habilidad electrónica especial y no requiere la intervención de un profesional.
  • Fácil de reubicar
Para un funcionamiento óptimo, los termostatos no deben instalarse en cualquier lugar. La temperatura medida por la sonda puede afectar al funcionamiento de la unidad si se expone a corrientes de aire o a una fuente de calor. Así pues, el termostato debe estar alejado de los radiadores, de la luz solar directa, de las lámparas y de los aparatos eléctricos que se calientan para no enviar una señal errónea al sistema de calefacción, que podría, según el caso, funcionar sin motivo y provocar un exceso de calor o no calentar suficientemente. Optar por un termostato de ambiente inalámbrico es una buena elección, ya que puede colocarlo en la habitación donde sea más conveniente sin preocuparse de pasar el cable.

Si después de la instalación se da cuenta de que no ha elegido la ubicación correcta para la unidad o si desea cambiar la disposición de los muebles, también puede cambiar la posición del termostato sin ningún problema. Algunos termostatos, como el modelo Netatmo inteligente, también están disponibles en versión de sobremesa. No requieren soporte, no es necesario hacer agujeros en las paredes y se pueden mover si es necesario.
  • Algunas desventajas
Sin embargo, un producto inalámbrico tiene algunas desventajas: su precio es más alto que el de un modelo convencional con cable, aunque esta diferencia de precio se compensa por sus características y por su facilidad de instalación y de uso. Además, puede instalarlo por su cuenta y ahorrarse la intervención de un profesional.

El otro punto que se debe tener en cuenta a la hora de comprar es el alcance de las ondas de radio del producto elegido, especialmente si la superficie de su casa es grande. Del mismo modo, el uso de ondas de radio puede causar interferencias si se utilizan otros productos que funcionan con ondas del mismo tipo.

Tipos de termostatos inalámbricos

El mercado para el control de la temperatura en el hogar es amplio y hay muchos productos para controlar su equipo de calefacción. Entre los termostatos inalámbricos encontramos básicamente productos no programables, modelos que se pueden programar y productos conectados a Internet.
  • Termostato no programable inalámbrico
Este es el modelo más sencillo, permite la regulación de la temperatura en casa pero no admite la programación de diferentes franjas horarias para modular el confort en función de la ocupación de la casa. Man tiene una temperatura constante el ahorro energético es moderado.
  • Termostato programable inalámbrico
Con un producto de este tipo podrá regular la temperatura en casa mediante una programación adaptada a sus horarios. Un termostato programable funciona con un reloj y ofrece varias temperaturas de consigna de acuerdo con sus hábitos. De esta manera, usted calienta menos por la noche o durante el día cuando está ausente y así evita el despilfarro de energía.
  • Termostato de ambiente inteligente
Un modelo inteligente no solo es programable con una programación de temperatura según las franjas horarias que usted elija, sino que también se puede controlar a distancia desde su smartphone o tableta táctil. Se comunica con Internet a través de wifi, lo que facilita aún más su uso. Puede controlar la calefacción directamente desde su teléfono y hacer un seguimiento de su consumo de energía. Aunque su precio es más alto que el de un dispositivo programable convencional, un termostato inteligente le permitirá ahorrar más y se amortizará rápidamente.

Descubre todos nuestros productos

Estación Meteorológica Inteligente

Más información

Termostato Inteligente

Más información

Cámara Interior Inteligente

Más información

Cámara Exterior Inteligente

Más información