Termostato de caldera

Una caldera es el equipo central para la producción de calefacción en una casa. Funciona con madera, gasóleo o gas, puede ser comunitaria o individual y proporciona el calor necesario para mantener una temperatura confortable en casa. Por tanto, al tratarse de una partida importante en el presupuesto de los hogares, conviene equiparse con un termostato, un dispositivo de control de la calefacción, para limitar el consumo de energía y ahorrar dinero.

Razones para equiparse con un termostato de caldera

Incluso en una casa bien aislada es difícil mantener una temperatura ambiente constante. Siempre hay intersticios que favorecen la pérdida de calor, personas que van y vienen abriendo puertas y que crean movimientos térmicos, que cocinan o usan aparatos eléctricos o lámparas de alta potencia que pueden generar un calor inesperado, etc. Por todas estas razones, la temperatura en cada habitación de la casa puede variar.

Para remediarlo, a menudo resulta tentador subir la temperatura de los radiadores o, por el contrario, apagar la caldera en función de la sensación térmica, ya sea de exceso de calor o de enfriamiento. Sin embargo, estos ajustes constantes no solo fatigan la caldera, sino que también provocan importantes diferencias de temperatura y un mayor consumo de energía. Por todo ello es mejor instalar un termostato de caldera, un producto de regulación que modula continuamente el funcionamiento de la caldera para mantener una temperatura ambiente estable.

Más allá de la noción de confort, equiparse con un producto de regulación de la calefacción le permite conseguir importantes ahorros de energía. El Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE), estima que la instalación de un termostato de ambiente programable puede ahorrarle hasta un 30 % en su factura de calefacción. Al modular la calefacción en el hogar de forma más inteligente, no solo ahorrará dinero, sino que también reducirá sus emisiones de CO2 y protegerá el medio ambiente. Descubre todos nuestros productos

Tipos de termostatos de caldera

En el mercado de accesorios de control de calefacción existen múltiples modelos de termostatos de caldera a todos los precios y con diferentes funciones y niveles de control.
  • Termostato de ambiente
El objetivo de un termostato de ambiente es regular la temperatura. Equipado con un sensor de temperatura, mide la temperatura ambiente, la compara con la temperatura de consigna que usted haya indicado previamente y controla el encendido o el apagado de la caldera en consecuencia. Si la temperatura ambiente es inferior a la temperatura de consigna, el termostato de ambiente controlará la puesta en marcha de la caldera. En cambio, cuando se alcance la temperatura de consigna o cuando una fuente de calor externa haya calentado la habitación, el termostato de ambiente apagará la caldera para que deje de producir calor. De este modo la temperatura de la habitación se mantendrá estable a pesar de los movimientos del aire y de las actividades en la casa.

Un termostato de ambiente puede ser mecánico (también conocido como electromecánico) cuando el aparato está equipado con una simple rueda de control que permite modular la temperatura de consigna con una precisión aproximada de un grado, o electrónico, cuando una pantalla digital proporciona una regulación más precisa, generalmente de medio grado y en ocasiones de décima de grado.
  • Termostato programable
Entre los termostatos de caldera existentes también encontramos accesorios más eficientes como los termostatos programables. Un termostato programable, al igual que un termostato de ambiente, regula la temperatura modificando el funcionamiento de la caldera en función de la temperatura medida en la vivienda. Pero también permitirá programar la temperatura ambiente en función de la hora del día. El termostato programable permite elegir diferentes temperaturas de consigna en función de la hora del día (programación diaria) y del día de la semana (para termostatos que ofrecen programación semanal).

De esta manera se consigue una temperatura de confort cuando está en casa y no se calienta innecesariamente durante su ausencia, por ejemplo, mientras está trabajando. La programación semanal le permite cambiar los horarios de ciertos días, por ejemplo, del fin de semana en caso de que no pase el mismo tiempo en casa. Un termostato programable también le permite limitar la calefacción durante la noche. Aunque se recomienda una temperatura de 19 °C durante el día, para dormir por la noche bastará con que las habitaciones estén a 16-17 °C.

Los modelos de termostatos programables también ofrecen la posibilidad de dejar la caldera en posición antihielo durante sus ausencias de larga duración. Esto evitará el calentamiento innecesario de la casa al tiempo que se mantiene una temperatura mínima para evitar la congelación del agua de las tuberías en caso de frío intenso.
  • Termostato programable inteligente
Además del termostato de ambiente simple y del termostato de ambiente programable, existe también el termostato programable inteligente. Combina las ventajas de los dos productos anteriores, regulación y programación, mejorándolos y añadiendo nuevas funciones. De este modo, un termostato inteligente permite elegir una temperatura de consigna muy precisa para un mayor confort sin diferencias de temperatura involuntarias. Como termostato programable, también le permite crear un programa de temperatura de calefacción basado en la hora del día, y un programa semanal que le permite personalizar el programa en función de los días de la semana.

Con un termostato de caldera programable e inteligente puede crear una programación realmente adaptada a su estilo de vida para ahorrar calefacción cuando está fuera. Un producto inteligente también significa que tiene la posibilidad de controlar la calefacción a distancia porque el termostato está conectado a Internet a través de la red wifi de su hogar. De este modo, podrá modular la temperatura de la vivienda incluso cuando no esté allí desde la aplicación en su smartphone o tableta, podrá solucionar olvidos e imprevistos, anticipar su hora de regreso o, por el contrario, limitar el consumo innecesario de calefacción si va a llegar más tarde de lo esperado. También podrá acceder a su historial y a su consumo de calefacción para conocer mejor sus hábitos y ajustar su programación de forma más precisa.

Algunos termostatos de caldera añaden otras funciones útiles además del control y de la programación. El termostato inteligente Netatmo tiene en cuenta el aislamiento de la vivienda y la temperatura exterior para anticipar el encendido de la calefacción cuando sea necesario. El termostato de ambiente inteligente también le avisa cuando detecta un problema en la caldera o cuando las pilas del módulo se están agotando.

El termostato de ambiente inteligente Netatmo es compatible con los principales asistentes de voz. Podrá controlar la calefacción con la voz gracias al asistente de Google o a Siri a través de Apple HomeKit o de Alexa.
  • Termostato con cable/inalámbrico
Entre los muchos termostatos de caldera encontramos termostatos con cable e inalámbricos. Un termostato con cable suele ser barato, pero su instalación a menudo requiere la intervención de un profesional para conectar el termostato a la caldera. Sin embargo, si instala un termostato con cable para reemplazar otro termostato de caldera con cable donde las conexiones ya están hechas y si tiene buenos conocimientos de bricolaje, puede instalarlo usted mismo.

Un termostato de ambiente inalámbrico es más caro, pero su instalación es mucho más fácil que la de un termostato con cable. El módulo del termostato funciona con pilas y el termostato se comunica mediante ondas de radio con un receptor conectado a la caldera. La instalación se simplifica gracias a la ausencia de cables entre el termostato y la caldera. Todo lo que tiene que hacer es instalar el receptor en la caldera y fijar el termostato en la pared en el lugar elegido. Si desea instalar su receptor en una caldera previamente equipada con un termostato con cable, la instalación es aún más fácil, ya que sólo tendrá que sustituir este termostato por su nuevo receptor.

El módulo del termostato inalámbrico mide la temperatura ambiente. Si está por debajo de la temperatura de consigna, el termostato envía una orden al receptor para que encienda la calefacción.

A menudo es preferible un modelo de termostato por radio a un termostato de ambiente con cable porque permite desplazar el módulo del termostato por toda la habitación. Y es que a veces es necesario probar varias posiciones de termostato para encontrar aquella en la que la temperatura medida por el sensor térmico sea la más exacta, fuera del alcance de las fuentes de calor, de la luz solar y de las corrientes de aire. De este modo, un termostato de ambiente inalámbrico puede reposicionarse fácilmente moviendo el módulo.

Sin embargo, un termostato con cable tiene algunas ventajas. Su precio es bajo, no le afectan las interferencias de radio y no se arriesga a problemas de alcance insuficiente en una vivienda de grandes dimensiones.

Descubre todos nuestros productos

Estación Meteorológica Inteligente

Más información

Termostato Inteligente

Más información

Cámara Interior Inteligente

Más información

Cámara Exterior Inteligente

Más información