Termostato

La palabra termostato se refiere a un dispositivo diseñado para mantener una temperatura estable en un entorno definido: aire, líquido, aparato, etc. Pero cuando hablamos de un termostato, lo más frecuente es que nos refiramos a un termostato de ambiente, un aparato conectado a una caldera doméstica cuya finalidad es mantener una temperatura definida (también llamada temperatura de consigna) en una vivienda.

Un termostato medirá la temperatura en casa y se asegurará de que la calefacción se apague una vez que se alcance la temperatura prevista. Esta regulación permitirá un mayor confort en el hogar evitando el exceso de calor y las variaciones constantes de temperatura al tiempo que fomentará el ahorro de energía.

Razones para instalar un termostato de ambiente en la vivienda

Sin termostato de ambiente, usted debe controlar la caldera manualmente cuando crea que se ha alcanzado la temperatura deseada en casa o cuando crea que ha disminuido. Esto requiere una atención constante y una regulación imprecisa.

Además, el Instituto de Diversificación y Ahorro Energético (IDAE) recomienda que la temperatura en las salas de estar de la casa no supere los 19-20 °C. Un termostato de ambiente le permitirá mantener esta temperatura sin tener que pensar en ello. Esto evitará el exceso de calor o las variaciones incómodas. También puede regular la temperatura de consigna en función de sus hábitos de confort: tanto si es friolero como si no, si a menudo está fuera de casa o si es hogareño, un termostato le ayudará a mantener un ambiente agradable en la casa.

Con el termostato de ambiente su casa nunca más estará helada por las mañanas si ha apagado la caldera por la noche y tampoco pasará calor en caso de que se le haya olvidado apagarla. La temperatura se regula automáticamente de acuerdo a su configuración y se mantiene a pesar de las fugas en el aislamiento o de las entradas y salidas de los ocupantes de la casa.

Tipos de termostatos de ambiente

Hay muchos modelos de termostatos para calderas. Elija el suyo en función de su presupuesto, de las características de su casa y de sus necesidades en términos de regulación de la calefacción.
  • Termostatos electromecánicos
Estos son los productos más básicos al precio más bajo. Una rueda o un mando graduado le permiten ajustar la temperatura con una precisión de un grado. La caldera se apaga cuando se alcanza la temperatura seleccionada y vuelve a ponerse en marcha cuando la temperatura es más baja. Es la solución si su presupuesto es reducido, pero tenga en cuenta que no podrá programar franjas horarias a diferentes temperaturas.
  • Termostatos electrónicos programables
Estos termostatos son más eficientes y más precisos que los productos mecánicos. La pantalla digital permite una fácil lectura y puede regular la temperatura con una precisión de una décima de grado. Otra ventaja notable es que un termostato electrónico le permite programar ajustes de temperatura personalizados de acuerdo con sus hábitos, sobre todo las franjas horarias durante las cuales usted está en casa. Como mínimo incluyen un modo eco y un modo confort, y los productos más elaborados tienen un programador que ofrece al usuario más posibilidades. Un termostato programable permite regular la temperatura en función de la hora del día (presencia/ausencia), de los días de la semana (fin de semana), de los periodos de vacaciones, etc. Para calentar solo cuando sea necesario con una temperatura adaptada a las circunstancias.
  • Termostatos inalámbricos
La principal ventaja de un termostato inalámbrico es su facilidad de instalación. Su precio es un poco más elevado que el de los termostatos con cable pero le compensa el ahorro en costes de instalación. De hecho, no es necesario tener una fuente de alimentación cerca, no es necesario conectar los cables de la caldera al termostato y, sobre todo, no hay cables que vayan de la caldera a la sala de estar cuya temperatura sirva de referencia. El termostato inalámbrico funciona con ondas de radio o por infrarrojos. De esta manera, usted puede colocar su termostato donde lo desee sin ningún problema y puede moverlo fácilmente más tarde si encuentra una mejor ubicación.

El uso de un termostato de ambiente inalámbrico también se recomienda cuando la configuración del espacio y la ubicación de la caldera obliguen a instalar el termostato cerca de una chimenea o estufa de leña que pueda afectar a la medición de la temperatura. La calefacción se apagaría pensando que se ha alcanzado la temperatura establecida mientras el resto de la casa aún no se ha calentado.
  • Termostatos con cable
Otra solución para controlar la calefacción es el termostato con cable, que tiene tantas ventajas como su homólogo inalámbrico. Un termostato con cable tiene un precio más bajo, la conexión es segura y no hay riesgo de interferencia con las ondas de radio de otros dispositivos. La única condición es que la posición del termostato con cable asegure su correcto funcionamiento: en una sala de estar, lejos de cualquier fuente de calor y de corrientes de aire. Además, si está buscando reemplazar un termostato que ya ha requerido cableado, la instalación de un nuevo termostato con cable no será un problema.
  • ¿Y por qué no un termostato inteligente?
Entre los accesorios para la calefacción también puede encontrar modelos de termostatos inteligentes. El objetivo es el mismo que para cualquier termostato de ambiente: regular y programar la calefacción para obtener una temperatura de confort y ahorrar energía. Pero un termostato inteligente es aún más eficiente en términos de programación y permite optimizar aún más el funcionamiento de la caldera.

Un termostato de ambiente inteligente tiene muchas ventajas. Aunque su precio es superior al de los termostatos convencionales, le permite controlar la calefacción a distancia desde su ordenador o smartphone a través de una aplicación específica. Dondequiera que esté y en cualquier momento, puede variar el funcionamiento de su caldera y la programación del termostato de ambiente. Podrá gestionar imprevistos, solucionar olvidos o incluso anticipar su regreso para un confort térmico inmediato tan pronto como llegue.

El termostato inteligente también permite una programación más precisa según sus hábitos. Por ejemplo, el termostato Netatmo inteligente, a través de algunas preguntas, define un programa de calefacción adaptado a sus horarios y ritmos semanales. Esto le permite conseguir un mayor ahorro de energía en comparación con un termostato de ambiente convencional, con un ahorro de aproximadamente el 30 %.

Por último, un termostato inteligente le permitirá mejorar la gestión de su caldera a largo plazo. Gracias a la aplicación, podrá acceder a la monitorización de su consumo y al historial de temperatura interior. Si desea ahorrar dinero, puede observar con precisión el uso de su sistema de calefacción y programarlo en consecuencia. Descubre todos nuestros productos

El impacto de un termostato ambiente en el ahorro de energía

Según el Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE), el uso de un termostato de ambiente puede ahorrarle hasta un 30 % de energía en comparación con el uso de una caldera sin termostato. Pero los ahorros conseguidos dependen del tipo de termostato elegido. Con un termostato convencional no programable, usted puede controlar la temperatura con mayor precisión, pero no puede ajustar la calefacción a sus hábitos. Por tanto, el ahorro de energía será menor que con un termostato programable. Sin embargo, sabiendo que por encima de los 19 °C, cada grado menos de calefacción se traduce en un ahorro de energía de hasta el 7 %, un termostato sencillo sigue siendo una opción válida.

Un termostato programable permite, obviamente, un gran ahorro de energía gracias a la programación de diferentes temperaturas en función de las franjas horarias. El termostato programable inteligente es el mejor termostato de ambiente en términos de ahorro de energía gracias a una programación aún más precisa, y es uno de los accesorios esenciales para la gestión de su sistema de calefacción.

Instalación del termostato de ambiente

Para que el funcionamiento sea óptimo y la calefacción alcance efectivamente la temperatura de consigna, es importante seguir ciertas reglas al instalar el termostato de ambiente. No dude en consultar a un profesional si tiene alguna duda o si la configuración de su vivienda presenta dificultades particulares.

Es importante elegir la ubicación correcta para su termostato; debe estar resguardado de las corrientes de aire y de las fuentes de calor (radiador, chimenea, aparatos eléctricos) que puedan afectar a la temperatura medida por el termostato. Elija una habitación central en la que pase mucho tiempo; la mayoría de la gente elige la sala de estar para instalar el termostato de ambiente. Por último, el producto debe colocarse a una altura aproximada de 1,50 m sobre el suelo. No descuide este aspecto para una medición fiable de la temperatura y un control óptimo del calentamiento.

Descubre todos nuestros productos

Estación Meteorológica Inteligente

Más información

Termostato Inteligente

Más información

Cámara Interior Inteligente

Más información

Cámara Exterior Inteligente

Más información