Robo

Cuando hablamos de robo, por lo general nos referimos a un robo de bienes en una vivienda con allanamiento. Sin embargo, debe recordarse que no siempre hay allanamiento, ya que los ladrones pueden entrar en la vivienda utilizando el engaño, haciéndose pasar por otra persona, o usando llaves falsas o robadas. Algunos ladrones actúan solos, otros en bandas organizadas, y los robos pueden ser el resultado de la casualidad (llaves perdidas, puerta abierta, etc.), o de una operación preparada desde hace tiempo.

Antes una gama de casos tan diversa, es difícil establecer reglas absolutas de seguridad contra robos.

Los robos, un riesgo real

Los datos publicados por el Ministerio de Interior sobre criminalidad de los últimos 10 años (entre 2007 y 2017) reflejan que en España se cometen 126 183 robos en domicilios, una media de 346 robos al día. Estos son hechos preocupantes si consideramos que se trata de más de 10 500 robos al mes y que los datos que se han tenido en cuenta solo confirman los robos por los que las víctimas han presentado una denuncia ante la policía nacional. Si tenemos en cuenta los intentos de allanamiento de morada o los robos abortados, los hechos son aún más alarmantes.

Sin embargo, los robos registrados por la policía proporcionan información sobre cómo operan los ladrones. Se trata de información que permitirá a la policía y guardia civil elaborar medidas preventivas y a las personas mejorar la seguridad de sus viviendas.

Las estadísticas muestran que si el 23% de los ladrones utilizan una ventana y el 11% la fachada para entrar en la casa, el 54% entrará por la puerta principal. Los hechos también nos muestran qué bienes tienen más probabilidades de ser robados: la joyería es lo primero (en el 54% de los casos por los que se ha presentado una denuncia), seguido por el robo de equipos informáticos, equipos de alta fidelidad, fotos o vídeos. El robo de ordenadores, tabletas y teléfonos inteligentes aumenta cada año e incluso supera al robo de efectivo y otros medios de pago. El material para bricolaje o jardinería también atrae a los ladrones que lo ven como una presa fácil, a menudo almacenado en áreas menos protegidas (garaje, caseta de jardín). Descubre todos nuestros productos

Cómo protegerse de los robos

Afortunadamente, usted puede tomar medidas para garantizar la seguridad de la propiedad en su hogar. La policía, guardia civil y su compañía de seguros suelen ser buenos asesores en materia de seguridad antirrobo. Estas recomendaciones son esenciales para protegerle contra el robo, ya que dificultan la tarea al ladrón tanto en su presencia como en su ausencia, pero también para estar cubierto por su póliza de seguro en caso de robo o siniestro.
  • Busque las señales
La policía nacional y la guardia civil comunican regularmente una lista de señales y códigos utilizados por los delincuentes para localizar una casa. Indican, en particular, la presencia de bienes de valor, de una persona sola o de un perro. Aprenda a reconocerlos y comuníquese con la policía si ve estas señales frente a su casa. También puede eliminarlas para impedir su localización por parte de los malhechores.
  • Cuidado con las redes sociales
Los ladrones ahora usan las redes sociales para obtener información. Evite indicar que se va de vacaciones por una cuenta pública, comparta sus fotos de viaje solo con amigos cercanos y no dé pistas de su ausencia de casa. Del mismo modo, evite presumir de una adquisición costosa (por ejemplo, un equipo de alta fidelidad de alta gama) que pueda tentar a un ladrón.
  • Proteja los accesos
Como hemos visto, las puertas y ventanas son los accesos más utilizados para robar en una vivienda. Asegúrese de que todo es sólido, opte por ventanas de doble o triple cristal, una puerta blindada y una cerradura multipunto reforzada que disuadirá a los oportunistas. Acostúmbrese a cerrar con llave el acceso a su casa, no solo en caso de ausencia, sino también por la noche o incluso durante el día. Sin duda es fácil entrar en su casa cuando está usted ocupado, en el piso de arriba o en el jardín. Adquiera la costumbre de cerrar bien el garaje y otras dependencias anexas, no deje las llaves en las puertas de vidrio y evite dejar las persianas entreabiertas. Si pierde las llaves, cambie las cerraduras lo antes posible y nunca deje llaves de emergencia en los alrededores de la casa. Por último, no deje escaleras plegables o de mano a la vista en el jardín, podrían ayudar a los ladrones a entrar.
  • Simular una presencia durante sus vacaciones
En caso de ausencia (vacaciones, viajes de negocios, etc.), trate de dar la impresión de que hay una presencia regular en su casa. Pídale a un pariente o vecino que abra las persianas, encienda las luces y recoja el correo. No mencione su ausencia en un lugar público y no deje ningún mensaje en el contestador indicando las fechas de sus vacaciones. Si puede, programe algunos dispositivos (lámpara, TV) para que se enciendan regularmente y den la ilusión de una presencia en la casa.

En algunos municipios se organizan patrullas ciudadanas durante las 24 horas del día para evitar robos en la zona, así que averigüe si puede participar en las mismas.
  • Limite la tentación
Las pruebas demuestran que muchos robos son oportunistas y no premeditados. Por tanto, para evitar tentar a un ladrón transitorio, evite dejar objetos de valor a la vista o cerca de los puntos de acceso. Un bolso o billetera demasiado cerca de una puerta o ventana es una víctima ideal.
  • Limite los daños
Desafortunadamente, no todos los sistemas de seguridad y precauciones por sí solos pueden reducir el riesgo de robo a cero. Para limitar la pérdida, evite guardar demasiado dinero en casa, invierta en una caja fuerte o deposite sus pertenencias de valor en el banco. Considere que el daño no es solo financiero y que una póliza de seguro no le devolverá las cosas que usted valora.
  • Cuidado con los intrusos
Una técnica clásica del ladrón consiste en entrar en su casa haciéndose pasar por un técnico o agente autorizado. Compruebe siempre la tarjeta de visita de la persona que se presenta, incluso si lleva un uniforme oficial (e incluso si parece ser policía). En caso de duda, no abra la puerta.

Dispositivos antirrobo

Existen diferentes sistemas de seguridad para proteger su casa de los robos.

Un sistema de alarma con detector de movimiento o de apertura puede sorprender y hacer huir a un ladrón. Si no está en casa, la alarma también alertará a los vecinos y estos pueden llamar a la policía.

Una cámara de vigilancia también es útil para garantizar la seguridad de sus objetos de valor. Colocada en el exterior, puede hacer huir al ladrón incluso antes de entrar en casa. La cámara también grabará fotos o vídeos que pueden identificar al ladrón y probar los hechos ante su compañía de seguros. La simple mención de un sistema de videovigilancia en una placa o pegatina delante de la vivienda también es suficiente para disuadir a los intrusos.

Cuando el sistema de videovigilancia está conectado a una central de seguridad, un agente puede incluso intervenir cuando se activa la alarma, lo que resulta doblemente útil si usted no está en el lugar del robo. Una cámara de seguridad inteligente también puede alertarle en su teléfono en caso de intrusión de día o de noche. Esto le permite ahuyentar al ladrón o avisar enseguida a la policía municipal o a la guardia civil de su ciudad.

Descubre todos nuestros productos

Estación Meteorológica Inteligente

Más información

Termostato Inteligente

Más información

Cámara Interior Inteligente

Más información

Cámara Exterior Inteligente

Más información