Programador de calefacción

Cuando se trata de gestionar el consumo de energía en una vivienda, hay dos conceptos fundamentales: el control de la temperatura y la programación de la temperatura. Si un termostato de ambiente básico es suficiente para regular el calor emitido por una caldera mediante la elección de una temperatura de consigna, se necesita un programador o termostato programable para modular la temperatura de la vivienda en función de la hora del día o del día de la semana.

¿Qué es un programador de calefacción?

A diferencia de un termostato de ambiente que fija una temperatura de consigna sin modularla a lo largo del día, el termostato programable o el programador de calefacción le permite ajustar la temperatura en función de la hora del día. El programador incluye un reloj y modula la calefacción según la hora del día (programación diaria) o el día de la semana en el caso de la programación semanal.

El termostato programable permite así adaptar la temperatura de la casa y, por tanto, el uso de la calefacción en función de las horas de presencia o ausencia de la vivienda o en función de las actividades con una programación que tiene en cuenta las horas de sueño.

Existen programadores para todos los tipos de calefacción: caldera, radiador eléctrico, suelo radiante eléctrico… En cualquier caso, combinando regulación y programación, el termostato programable le permite gestionar mejor su consumo energético y disfrutar de un confort óptimo en el hogar adaptado a sus horarios y a su estilo de vida.

Razones para instalar un programador de calefacción

La instalación de un programador de calefacción conectado a la caldera o a los radiadores eléctricos le permite modular la calefacción de su hogar de forma precisa.
  • Calentar solo cuando haga falta
El Instituto de Diversificación y Ahorro Energético (IDAE), recomienda calentar la vivienda a una temperatura entre los 19 y los 21 grados centígrados. Sin embargo, es inútil mantener esta temperatura en todo momento, especialmente cuando se está fuera.

Con un programador de calefacción, puede establecer un horario que tenga en cuenta sus horarios, bajar la temperatura a 16-17°C mientras está en el trabajo y elevarla a una temperatura cómoda justo antes de regresar. En caso de ausencia prolongada, los dispositivos permiten, por lo general, una programación específica. Del mismo modo, es inútil malgastar energía para mantener 19° en la casa durante la noche. Ni siquiera es recomendable porque, para dormir bien, se recomienda una temperatura de 16°C. Los programadores de calefacción básicos ofrecen dos modos de programación: confort y eco, mientras que otros productos más elaborados ofrecen más opciones.

Con una programación semanal, el termostato programable tiene en cuenta sus diferentes hábitos según los días de la semana. ¿Nunca está los fines de semana o, por el contrario, disfruta de su casa durante más tiempo que entre semana? ¡Ajuste su calefacción en consecuencia!

Por último, la principal ventaja de un termostato con programador de calefacción es que una vez que se ha establecido el ajuste de temperatura ideal de acuerdo con su horario habitual, ya no tiene que pensar más en ello. La regulación se hace por sí misma y su confort se regula de forma natural. El programador controla la caldera y el radiador automáticamente y solo hay que modificar la programación en raras ocasiones, especialmente cuando se está fuera durante un largo periodo de tiempo.

Los programadores más sofisticados también le permiten crear una programación de zonas para obtener una temperatura diferente dependiendo de la habitación de la casa. Con un potente sistema de control (controladores multizona o válvulas termostáticas programables) podrá disfrutar de una temperatura de confort de 19 °C en el salón, limitar la temperatura a 16 °C en los dormitorios, obtener 22 °C en el baño cuando lo utilice… Este control de zonas es una garantía real de confort en el hogar y permite un uso verdaderamente personalizado de su calefacción.
  • Ahorrar energía
No cabe duda de que regular la calefacción con un termostato programable no solo afecta a la sensación de confort en su hogar, sino también a su consumo de energía. Sabiendo que una simple diferencia de temperatura de 1 °C ahorra un 7 % de energía, la programación no hará otra cosa que ayudarle a reducir su factura de calefacción.

Según el Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDEA), un programador de calefacción puede ahorrarle hasta un 15 % en su factura de calefacción y hasta un 25 % si lo combina con un potente sistema de control como las válvulas termostáticas. Sin embargo, cabe decir que estos resultados solo son posibles con una programación que se adapte realmente a su estilo de vida, y si su casa está bien aislada para limitar la pérdida de energía. Descubre todos nuestros productos

Tipos de programadores

Existen diferentes modelos de programadores de calefacción. Lo que define la categoría a la que pertenece cada producto es principalmente el tipo de conexión entre el control del termostato programable y el sistema de calefacción (caldera o radiadores).
  • Programador de calefacción por cable
El termostato programable por cable es la solución más barata para controlar la calefacción. También es la solución más fiable, ya que la conexión por cable no corre el riesgo de sufrir interferencias de radio. Sin embargo, esta requiere un cableado eléctrico entre el programador y el sistema de calefacción. Realizada por un profesional, esta instalación también tendrá un precio. No obstante, si instala el programador para reemplazar un producto similar donde los cables ya estarán instalados y la ubicación es la adecuada para que el termostato funcione correctamente, no dude en elegir un producto con cable ya que el precio será más bajo en el momento de la compra que un termostato programable inalámbrico.
  • Programador de calefacción inalámbrico
Entre los accesorios de control de calefacción, los termostatos programables inalámbricos son muy populares porque no requieren cableado, son fáciles de instalar y no requieren acudir a un profesional, pasar cables por las paredes o hacer conexiones complejas. La instalación es rápida, simplemente enchufe el receptor en la caldera y el programador se comunicará con este receptor por radio u ondas infrarrojas dependiendo de los productos.

Otra ventaja es que los programadores inalámbricos se pueden instalar en cualquier lugar de la casa y se pueden cambiar de posición, lo cual es útil si se da cuenta de que la posición del termostato no es adecuada o no permite una regulación efectiva (presencia de una fuente de calor cercana o al contrario, una corriente de aire).

Un programador inalámbrico es más estético y discreto, pero su precio también es más elevado que el de un modelo con cable. Como este tipo de accesorio utiliza ondas de radio, también tiene la desventaja de ser sensible a las interferencias, por lo que en el momento de la compra deberá tener en cuenta el alcance del dispositivo.
  • Termostato programable inteligente
Aún más cómodo en términos de confort y personalización, un termostato programable inalámbrico inteligente le permitirá controlar su sistema de calefacción desde su smartphone o tableta gracias a una aplicación específica. Todo lo que necesita es una red wifi con acceso inalámbrico a Internet de banda ancha.

De este modo, podrá modificar la temperatura ambiente desde cualquier lugar, corregir un olvido o adaptar la calefacción en función de un imprevisto, etc. Un termostato programable inteligente le permite configurar diferentes programas de calefacción adaptados a sus necesidades y a su estilo de vida. El termostato inteligente Netatmo permite controlar la calefacción con tres modos distintos: eco, confort y noche.

Además, un termostato programable inteligente ofrece características adicionales: tiene en cuenta el aislamiento de la casa y la temperatura exterior, avisa cuando se están agotando las pilas del programador inalámbrico… Con su instalación inteligente podrá controlar el consumo de calefacción desde la aplicación y consultar su historial personal. Esta información le ayudará a optimizar el uso del termostato programable y lograr un ahorro de energía aún mayor.

Un termostato inteligente también le permite controlar su sistema de calefacción con la voz a través Apple HomeKit, Google assistant o Alexa. La gestión de su sistema de calefacción es mucho más fácil. Si lo desea, puede incluso integrar el termostato inteligente en una centralita domótica para incluir el programador en escenarios de gestión de smart home. Por ejemplo, programando un escenario de salida de casa en la centralita domótica, puede cambiar el termostato al modo eco, encender un sistema de alarma y apagar la iluminación y los accesorios conectados en su hogar.

Razones para añadir válvulas termostáticas inteligentes

Hemos visto cómo un termostato inteligente con un programador permite mejorar el control de la temperatura mediante la planificación personalizada y la gestión remota. Al acoplar el termostato a un sistema de control multizona como los cabezales termostáticos inteligentes de Netatmo para radiadores no solo se controla el funcionamiento de la caldera, sino también el calor emitido por cada radiador. Puede regular la temperatura habitación por habitación y establecer un programa de calefacción adaptado a cada habitación de la casa dependiendo de su función. Si estos accesorios le parecen caros, tenga en cuenta que su precio se amortizará rápidamente gracias a los ahorros de energía que conseguirá cada año.

Descubre todos nuestros productos

Estación Meteorológica Inteligente

Más información

Termostato Inteligente

Más información

Cámara Interior Inteligente

Más información

Cámara Exterior Inteligente

Más información