Objeto inteligente

Los términos «objeto inteligente», «Internet of things» o «Internet de las cosas», que aparecieron en la década de 2000, se utilizan ahora con frecuencia. Pero, ¿cuál es el alcance exactamente de estas designaciones, qué se entiende por objeto inteligente y cuáles son las aplicaciones concretas de estos objetos denominados «inteligentes» en la vida cotidiana?

¿Qué se denomina objeto inteligente?

Internet of Things (IoT), Internet de las cosas (IdC) en español, se refiere a la expansión de la virtualidad de Internet a los objetos del mundo físico. Los objetos en cuestión están conectados a Internet y constituyen un puente entre lo real y lo virtual.
  • Intercambio y gestión de la información
El interés principal de los objetos inteligentes radica en su capacidad para comunicarse con un ordenador o a través de una aplicación con una tableta o un smartphone. Esto les permite enviar y procesar todo tipo de datos. La conectividad también hace posible el control desde un dispositivo móvil. El objeto inteligente puede programarse, consultarse, activarse o desactivarse de forma remota.

Los intercambios de datos se realizan de forma inalámbrica, por Bluetooth (ondas de radio de muy alta frecuencia y corto alcance), a través de una conexión inalámbrica Wifi o a través de una caja domótica conectada a Internet que controla la red de objetos inteligentes en casa.
  • Funcionamiento de los objetos inteligentes
Los objetos inteligentes son productos de alta tecnología que combinan varias funciones. Son capaces de recopilar datos de sensores, almacenarlos, transferirlos a través de la conectividad y procesarlos gracias a un microcontrolador. Alimentados por una batería, todos estos elementos son inalámbricos y se han miniaturizado para ocupar muy poco espacio.
  • Capacidad de actuación
A diferencia de los dispositivos inteligentes del pasado (las impresoras, por ejemplo), los objetos inteligentes de hoy en día no son simples periféricos. Son al mismo tiempo emisores, sensores y receptores de información capaces de procesar datos y de interactuar con Internet y con otros objetos inteligentes. Además, se les dota de cierto grado de autonomía para actuar en función de los datos recopilados y para aprender de su entorno. Por eso se habla de objetos inteligentes.

¿Cuáles son los campos de aplicación?

Los objetos inteligentes son muy útiles en la vida diaria para simplificar la vida de los usuarios, automatizar tareas o ahorrar tiempo. Más allá de estas aplicaciones prácticas cotidianas, también están presentes en muchos campos y su uso debería continuar expandiéndose, ya sea en el campo práctico, profesional o recreativo.
  • Deporte
Los objetos inteligentes tienen muchas aplicaciones en el campo del deporte. Ya se trate de controlar su rendimiento, mejorar su condición física o simplemente geolocalizar su posición durante las actividades al aire libre (caminar, hacer senderismo, correr, etc.), hay todo tipo de accesorios específicos en el mercado.

Así, un reloj inteligente o una pulsera inteligente no solo sirven para contar los kilómetros recorridos, localizarse gracias a un GPS y consultar el historial, también permiten conocer la frecuencia cardíaca durante el ejercicio. Para miles de usuarios de todo el mundo, estos accesorios, y en particular los relojes, se han vuelto imprescindibles para cualquier actividad deportiva.
  • Salud y bienestar
El potencial de los objetos inteligentes también es enorme en el campo de la salud. Mientras que algunas aplicaciones pueden parecer un poco «gadgets», otras pueden ayudar significativamente a los usuarios a mantener o mejorar su salud, e incluso salvar sus vidas. Los accesorios prácticos incluyen el cepillo de dientes inteligente, un verdadero entrenador de cepillado perfecto para los niños: mediante sensores, controla el tiempo y las zonas de cepillado y avisa al usuario cuando es el momento de cambiar el cepillo.

También hay accesorios inteligentes dedicados a mantener un peso saludable: básculas inteligentes que calculan la masa grasa y el IMC, relojes inteligentes que controlan la ingesta de calorías… Los usuarios de edad avanzada o los que padecen enfermedades crónicas encuentran valiosos aliados en los objetos inteligentes: en la gestión de la toma de medicación o en el seguimiento de la evolución del ritmo cardíaco o de la presión arterial.
  • Seguridad
Otro campo de aplicación privilegiado de los objetos inteligentes es la seguridad. El mercado de los sistemas de seguridad, cámaras de vigilancia y alarmas se ha ampliado en los últimos años con muchos accesorios inteligentes. Estos le permiten controlar en tiempo real las inmediaciones o el interior de la casa desde su smartphone, recibir un aviso en caso de intrusión o avisar automáticamente a las fuerzas del orden.

Otro avance en materia de seguridad en el hogar es el desarrollo de detectores de humo o fuego inteligentes. Estos advierten al usuario en caso de incendio y permiten una reacción rápida para garantizar la seguridad de los bienes y de las personas en casa.
  • Hogar inteligente
Se habla de hogar inteligente cuando la presencia de objetos inteligentes optimiza la gestión de las funciones esenciales: control de la calefacción con termostatos o válvulas termostáticas inteligentes, gestión de la climatización o de la iluminación, control remoto o automatización de aparatos eléctricos o electrodomésticos (nevera inteligente, robot aspirador, etc.). Además de ahorrar tiempo, estos accesorios inteligentes también permiten una mejor gestión del consumo de energía del hogar.

La gran diversidad de aplicaciones abarca muchos aspectos de la vida cotidiana. Desde la gestión del riego de las plantas hasta el control de la calidad del aire y la previsión del tiempo local proporcionados por una estación meteorológica inteligente, los accesorios se multiplican para optimizar nuestro tiempo y mejorar nuestra calidad de vida. Los babyphones inteligentes y el parche inteligente con sensores de temperatura permiten comprobar el estado de un bebé sin riesgo de despertarlo e incluso puede comunicarse con su mascota de forma remota durante su ausencia desde su smartphone.
  • Ocio
El sector del ocio también ha sido invadido por estas nuevas tecnologías: los productos multimedia (televisión, sistema de audio, etc.) ahora se gestionan mediante altavoces Bluetooth o sistemas multisala. Incluso pueden ser controlados por voz a través de asistentes virtuales. En el campo de los productos lúdicos, los juegos y los juguetes ahora son inteligentes, los productos de realidad virtual están invadiendo gradualmente el mercado y los robots y otros drones están llegando al gran público a gran velocidad.
  • Movilidad
El mercado del objeto inteligente va aún más lejos. Además de los objetos cotidianos, las nuevas tecnologías conectadas a Internet están encontrando aplicaciones en el sector del transporte: coches, motocicletas e incluso scooters pueden ser inteligentes para una experiencia de conducción más agradable y segura. Pantalla de a bordo inteligente, ayuda a la conducción durante las maniobras, consejos para reducir el consumo de CO2, alerta automática de emergencia en caso de accidente para mayor seguridad… Así, poco a poco, vamos avanzando hacia vehículos cada vez más autónomos. Descubre todos nuestros productos

Objetos inteligentes y datos

El propio funcionamiento de los objetos inteligentes requiere la recopilación continua de datos de usuario. Esto hará posible no solo proporcionar un historial y producir estadísticas, sino también posibilita un uso más intuitivo de los productos. Los objetos conectados a Internet recopilan una gran cantidad de información que se transmite a través de Internet y se almacena en centros de datos, lo que plantea varios interrogantes.

¿Cómo podemos garantizar la seguridad de estos datos que circulan por Internet y cómo podemos garantizar que esta gran cantidad de datos, cuyo valor es considerable, no sean utilizados indebidamente por empresas, organizaciones o gobiernos sin escrúpulos? La cuestión de los datos sensibles también se plantea por el aumento del número de productos dedicados a la salud.

Éxito y perspectivas de los objetos inteligentes

Los objetos inteligentes (relojes, dispositivos, accesorios, etc.) son cada vez más numerosos en el mercado. Además, muchas empresas han invertido en el desarrollo de aplicaciones relacionadas con sus productos. Poco a poco, estos objetos están ocupando espacio en nuestra vida cotidiana. En una sociedad donde priman el ahorro de tiempo y la productividad, parece obvio que los objetos y aplicaciones que optimizan las tareas diarias tengan un futuro prometedor. El desarrollo de las actividades de ocio y el interés creciente por la tecnología también explican el fenomenal crecimiento de Internet de las cosas.

Un estudio reciente de GfK, que proporciona información de referencia sobre los mercados y el comportamiento de los consumidores, estima que actualmente circulan 15 000 millones de objetos conectados y que en 2020 se utilizarán entre 50 000 y 80 000 millones. El mercado lo lideran los electrodomésticos, con un 57 % de las ventas, en particular los aparatos dedicados a la seguridad, seguidos por los sistemas de automatización. Entre estos dispositivos, relojes y accesorios cuyo mercado está floreciendo y dispositivos de salud inteligentes cuyo desarrollo en los próximos años debería ser significativo, se estima que cada hogar tendrá en 2020 una treintena de estos sistemas inteligentes.

Descubre todos nuestros productos

Estación Meteorológica Inteligente

Más información

Termostato Inteligente

Más información

Cámara Interior Inteligente

Más información

Cámara Exterior Inteligente

Más información