Humedad

La humedad es la presencia de agua en un cuerpo o sustancia, independientemente de su forma (sólida, líquida o gaseosa). De un modo más general, cuando hablamos de humedad, nos referimos a la cantidad de agua en el aire, es decir, la tasa higrométrica, también denominada higrometría.

¿Qué es la humedad?

La humedad es un factor importante en la meteorología. Además de la temperatura y la fuerza del viento, la medición de la cantidad de vapor de agua en el aire es un parámetro esencial en el estudio del clima y de las predicciones meteorológicas.

Pero cuando hablamos de humedad, normalmente pensamos en los problemas de humedad en casa. La presencia de agua en el aire es normal, pero no debe exceder un cierto nivel en interiores para evitar causar daños o problemas de salud. El nivel de humedad ideal en una vivienda está entre el 45 % y el 65 %. Más vapor de agua en el aire es anormal, es un problema en el hogar y puede tener consecuencias graves.

La cantidad de vapor de agua que puede contener el aire no es la misma dependiendo de la temperatura. Cuanto más baja sea la temperatura, menos humedad puede contener el aire. A medida que la temperatura disminuye, el vapor de agua ya no puede permanecer en estado gaseoso. Este fenómeno de condensación de agua en forma de gotas que se depositan en las superficies más frías se denomina saturación. En casa, la condensación suele producirse en las ventanas, paredes y puertas peor aisladas.

Cuando hablamos de humedad también debemos distinguir dos conceptos: humedad absoluta y humedad relativa. La primera se utiliza para medir la cantidad de vapor de agua en el aire. La segunda tiene en cuenta las variaciones de temperatura y expresa la relación entre el vapor de agua en el aire y la cantidad máxima posible en función de la temperatura del aire. Por tanto, se expresa en porcentaje y no en g/m3.

¿Cómo se mide la humedad?

Para medir la humedad, ya sea en meteorología o en una vivienda, se utiliza un dispositivo de diagnóstico denominado higrómetro. Este dispositivo existe en varias formas más o menos elaboradas: higrómetros mecánicos de aguja o higrómetros eléctricos equipados con sensores, higrómetros conectados a una estación meteorológica o a Internet…

Todos ellos están diseñados para medir los niveles de humedad, en el exterior para mejorar las previsiones meteorológicas o adaptar las actividades relacionadas con las condiciones meteorológicas (agricultura, aeronáutica, actividades de ocio al aire libre, etc.) y en interiores para diagnosticar la humedad en cada estancia e identificar las causas del exceso de humedad en una vivienda. Descubre todos nuestros productos

Humedad en casa, consecuencias

Una humedad excesiva puede tener consecuencias graves tanto para el estado y la durabilidad de la vivienda como para la salud de sus ocupantes.
  • El problema de la degradación de la vivienda
Un edificio o una habitación húmeda mostrará rápidamente signos de deterioro: manchas de humedad, áreas de moho en el techo, suelo o paredes, papel pintado que se despega en algunas zonas, anillos de condensación alrededor de puertas y ventanas, pintura desconchada, carpintería hinchada o deformada, materiales metálicos oxidados… Si las manchas de humedad y los olores son las consecuencias más obvias de una humedad excesiva, hay que temer otros síntomas menos visibles pero igualmente críticos: podredumbre de la carpintería y de las estructuras de madera, aparición de merulius lacrymans (tipo de hongo que ataca la madera), salitre en la base de las paredes y diversos hongos y mohos en el suelo o en las paredes que poco a poco proliferarán por toda la casa. Esto no es solo un problema de higiene, sino también un riesgo real para la conservación de todo el edificio.
  • Consecuencias de la humedad sobre la salud
El exceso de vapor de agua en una casa también puede tener graves consecuencias para la salud de los habitantes. La humedad es responsable de enfermedades respiratorias como el asma, también puede agravar un problema articular o crónico, especialmente en personas delicadas y niños. La presencia de mohos y hongos en el hogar también favorece el desarrollo de alergias y patologías respiratorias.

Humedad en casa, ¿cómo combatirla?

Afortunadamente, existen muchas soluciones para tratar el exceso de humedad. Conviene hacer un diagnóstico para determinar las causas del problema y aplicar soluciones a medida.
  • Ventilación de la casa
Esta es una medida esencial para evacuar el vapor de agua a medida que se produce y evitar la condensación. Abra las ventanas regularmente para ventilar, especialmente en áreas de agua donde el vapor se libera al cocinar, lavar… No obstruya las tomas de aire e instale un sistema de ventilación eficiente. Dependiendo de la magnitud de los problemas de condensación y de la posibilidad de realizar obras de gran envergadura, puede elegir entre varias soluciones. Los más comunes son la VMC simple (ventilación mecánica controlada), que evacua el aire de las habitaciones húmedas, y la VMC de doble flujo, que también aumenta la temperatura del aire entrante.
  • Una buena impermeabilización
Los problemas de humedad en casa también pueden ser causados por un problema de impermeabilización. Revise sus instalaciones sanitarias (duchas, fregaderos, etc.) para evitar cualquier riesgo de fuga. Haga obras para equiparse con ventanas de doble acristalamiento para mantener una temperatura constante en el interior y evitar la condensación. Compruebe la impermeabilidad de la cubierta del edificio, repare las grietas en las paredes exteriores y sustituya las puertas defectuosas para un mejor aislamiento.
  • Aparatos para combatir los problemas de humedad
Existen diferentes dispositivos para deshumidificar una habitación. Algunos utilizan un proceso químico: los cristales hidrófilos absorben el exceso de agua en el aire de cada habitación. Otros son eléctricos: extraen agua del aire enfriándolo. También es posible fabricar un deshumidificador casero a base de sal gruesa.
  • Identificar el origen de los problemas
En lugar de enmascarar los efectos de la humedad se deben identificar las causas. A veces es suficiente con secar una pared con una membrana impermeable o una inyección de resina, o con drenar el suelo alrededor de la casa, para resolver el problema. El problema de los mohos o de la humedad que llega a través de las paredes o del suelo se debe a menudo a la elevación capilar y no al exceso de *humedad en el interior de la propia casa.

Descubre todos nuestros productos

Estación Meteorológica Inteligente

Más información

Termostato Inteligente

Más información

Cámara Interior Inteligente

Más información

Cámara Exterior Inteligente

Más información