Distribuidor de calefacción

Durante mucho tiempo, en las comunidades equipadas con calefacción comunitaria los costes de calefacción no han sido individualizados. De ese modo, cada ocupante pagaba una parte del consumo total del edificio en función de porcentajes o coeficientes de la superficie de su apartamento independientemente de su consumo personal. Sin embargo, la Directiva 2012/27/UE de eficiencia energética regula la contabilización de consumos individuales en instalaciones comunitarias. El objetivo es permitir que los ocupantes más eficientes energéticamente gasten menos en calefacción y, sobre todo, garantizar que el control individual del consumo de calefacción reduzca los residuos y las emisiones de CO2 de la calefacción doméstica.

Razones para instalar un distribuidor de costes de calefacción

Para distribuir mejor los costes de la calefacción comunitaria entre los ocupantes de un edificio teniendo en cuenta su consumo real, la directiva establece que cada radiador debe estar equipado con un dispositivo electrónico que mida y registre la emisión de calor: el distribuidor de costes de calefacción.
  • ¿Qué dice la ley sobre el distribuidor de costes de calefacción?
La Directiva 2012/27/UE de eficiencia energética impone la individualización de los costes de calefacción en todos los edificios en los que no es necesario cambiar la instalación de calefacción para instalar los distribuidores.

La directiva establece que todos los edificios con calefacción comunitaria deben estar equipados con distribuidores de costes de calefacción o medidores de energía térmica dependiendo de su sistema de calefacción. Solo están exentos los hoteles y los albergues, los edificios en los que es técnicamente imposible medir o regular el consumo individual de calefacción y, por último, los edificios en los que el cumplimiento de la medida requeriría cambiar toda la instalación de calefacción.
  • Distribución de los costes de calefacción y ahorro de energía
Es muy probable que la individualización de los costes de calefacción anime a los ocupantes a adoptar buenas prácticas para ahorrar en sus facturas de energía. Esto reducirá el despilfarro y el consumo promedio en las comunidades de propietarios. Esto es al menos lo que se ha observado en países como Alemania o Bélgica, donde la instalación de distribuidores de calefacción ha permitido a los ocupantes de las viviendas en cuestión ahorrar una media de 170 € al año. Según recoge la Universidad Alcalá de Henares en su “Estudio de la Implantación de Sistemas de Repartidores de Costes de Calefacción en Edificios”, la medición individual de calefacción implicará un ahorro de hasta un 30 % del consumo de calefacción y la disminución de un total de 2,4 millones de toneladas de CO2 al año.

¿Cómo funciona un distribuidor de calefacción?

Debe instalarse un distribuidor de calefacción en cada radiador cuya emisión de calor se mida continuamente.
  • Funcionamiento básico de un distribuidor de calefacción
Un distribuidor de calefacción suele tener dos sensores electrónicos: uno que mide la temperatura de la superficie del radiador y otro que mide la temperatura de la habitación. El cálculo del consumo de cada vivienda tiene en cuenta la diferencia entre estas dos temperaturas así como la potencia del radiador en el que se instala el distribuidor. Cada año se lee el índice de consumo registrado por el distribuidor y luego se pone a cero.

Para garantizar un funcionamiento seguro del aparato y evitar fraudes, los distribuidores de costes de calefacción están protegidos y cualquier intervención en el aparato que no sea llevada a cabo por un técnico autorizado sería detectada inmediatamente.
  • Lectura de contadores
Para la lectura de los contadores se utilizan dos métodos: la lectura por radio por parte de un técnico en las zonas comunes, o la lectura a distancia que permite la lectura a distancia a través de un relé transmisor situado en el edificio.
Para poder ofrecer datos comparativos, en la lectura debe figurar el consumo del año anterior así como el consumo medio de calefacción del edificio.

Distribución de los costes de calefacción

¿Cómo tienen en cuenta las facturas de calefacción y energía la información recogida por los distribuidores de calefacción?
  • Distribución de los costes de calefacción
En primer lugar, hay que tener en cuenta que una factura de calefacción en un edificio comunitario no es totalmente individualizada. Por ejemplo, los costes de mantenimiento o los costes fijos de la caldera se distribuyen equitativamente entre los ocupantes, y solo el 70 % de los costes energéticos se distribuyen realmente en función del consumo medido por los distribuidores.
  • Coeficientes de exposición o situación
Para que la asignación de costes no penalice a las viviendas menos aisladas que consumen más calefacción para mantener una temperatura interior confortable, la ley también tiene en cuenta la situación térmica de cada vivienda. Para ello se aplica un coeficiente de localización, por ejemplo, para apartamentos orientados hacia el norte o situados bajo los tejados. Descubre todos nuestros productos

Instalación de un distribuidor de costes de calefacción

Cada distribuidor debe ser instalado en el radiador y ser configurado por un profesional. La instalación difiere según el tipo de radiadores de su hogar, de la potencia, posición, etc. Por tanto, todos los distribuidores deben estar calibrados para proporcionar una medición precisa. Existen reglas estrictas de instalación y montaje de los distribuidores de costes de calefacción especificadas en la norma EN834. Por ejemplo, los distribuidores de costes de calefacción deben instalarse en el centro de la anchura de los radiadores y en el tercio superior de su altura, ya sea que el radiador sea tubular, de panel o multiseccional.

¿Cuál es el coste de un distribuidor de gastos de calefacción?

Coste de un sistema de distribuidor de gastos de calefacción

El coste estimado de este sistema para cada ocupante de la vivienda es bastante modesto: entre 4 y 7 euros al mes en concepto de gastos de alquiler, mantenimiento y sustitución. Este coste puede variar dependiendo del tamaño de los edificios y en algunos casos, es más ventajoso comprar los distribuidores que alquilarlos. También debe recordarse que el coste de un distribuidor de calefacción se amortiza rápidamente con los ahorros de energía logrados si se adoptan buenas prácticas en el hogar.

¿Por qué debería equiparse con válvulas termostáticas?

Parece obvio que esta medida de distribución de los costes de calefacción permitirá a los habitantes de muchos hogares ahorrar en sus facturas de energía. Sin embargo, la Agencia de Medio Ambiente y Gestión Energética señala que la instalación de distribuidores de costes de calefacción por sí sola no ahorra energía si los consumidores no se comportan de manera económica y responsable.

Por tanto, la normativa fomenta la instalación de dispositivos de control como válvulas termostáticas en las viviendas. Estas últimas permiten modular la temperatura de cada habitación en función de su ocupación y uso. Esto permite a los ocupantes reducir la calefacción durante su ausencia o limitar el despilfarro de calor en habitaciones desocupadas. De este modo controlan la energía consumida y ponen de su parte todas las posibilidades de ver reducidas sus facturas.

Descubre todos nuestros productos

Estación Meteorológica Inteligente

Más información

Termostato Inteligente

Más información

Cámara Interior Inteligente

Más información

Cámara Exterior Inteligente

Más información