Bomba de calor

Una bomba de calor es un sistema de calefacción que extrae el calor del exterior (del suelo o del aire) y lo inyecta de nuevo en la vivienda a través de equipos de calefacción: radiadores, suelo radiante… Es una alternativa a las calderas convencionales y un sistema que permite un ahorro energético ventajoso.

¿Qué es una bomba de calor?

Una bomba de calor es una solución de calefacción que se puede instalar en una casa igual que una caldera de leña, gasóleo o gas. Hay varios tipos de bombas de calor que recuperan el calor de diferentes fuentes para calentar la vivienda. En algunos casos, la bomba de calor también produce agua caliente sanitaria y existen los llamados dispositivos «reversibles» que también producen frío a través de un sistema de climatización.

Existen tres tipos de bombas de calor. Las bombas de calor aerotérmicas extraen las calorías del aire exterior, las bombas de calor geotérmicas extraen el calor del suelo y las bombas de calor hidrotérmicas extraen las calorías de una capa freática. Estas grandes «familias» de bombas de calor se subdividen en función del medio de liberación de calor: aire, cuando se trata de calentar el aire interior, y agua, cuando se trata de suministrar agua caliente para una calefacción con agua o para calentar el agua sanitaria.

¿Cómo funciona una bomba de calor?

A continuación se explica cómo funcionan los diferentes tipos de bombas de calor dependiendo de la fuente de calor utilizada y del medio de liberación elegido.
  • Bomba de calor aerotérmica
Bomba de calor aerotérmica aire-aire: capta las calorías del aire exterior y las libera en casa a través de un sistema de fancoils. También puede suministrar aire frío a un acondicionador de aire en verano.

Bomba de calor aerotérmica aire-agua: difunde el calor en casa a través de radiadores de agua o calefacción por suelo radiante y puede conectarse a un sistema de calefacción central preexistente.
  • Bomba de calor geotérmica
Bomba de calor geotérmica suelo-suelo: capta el calor (o el frío) del suelo a través de un sensor y de canalizaciones enterradas. El sensor puede ser horizontal, en cuyo caso la instalación requiere un terreno amplio de 1,5 a 2 veces la superficie que se va a calentar, o vertical, y son necesarias sondas muy profundas (varias decenas de metros) para captar las calorías del suelo. La bomba de calor geotérmica es eficiente, pero solo funciona con radiadores de baja temperatura o con un suelo radiante.

Bomba de calor geotérmica suelo-agua: el principio es el mismo, pero la energía extraída se utiliza para alimentar un sistema de calefacción de agua caliente.
  • Bombas de calor hidrotérmicas
Este tipo de bomba de calor extrae las calorías del agua de una capa freática subterránea mediante una sonda vertical. Por tanto, esta solución solo es posible si su propiedad tiene una reserva de agua suficiente. Este sistema de calefacción de alto rendimiento solo funciona con radiadores de agua de baja temperatura o con un sistema de calefacción por suelo radiante.

Ahorre en costes de calefacción con una bomba de calor

La calefacción es una partida importante del presupuesto del hogar, y la instalación de un sistema de calefacción energéticamente eficiente es esencial para ahorrar energía. Si bien la energía producida por una bomba de calor no se considera energía renovable debido al aporte eléctrico necesario para su funcionamiento, utiliza una fuente de energía gratuita (tierra, aire o agua) y libera más energía de la que consume.

Así, una bomba de calor es energéticamente eficiente y la inversión inicial se puede recuperar rápidamente si su casa está bien aislada. Durante el funcionamiento, una bomba de calor «aire-aire» solo necesita un mínimo de electricidad para hacer circular el fluido caloportador. Pese a que con una bomba de calor aerotérmica puede ser necesario utilizar una calefacción auxiliar cuando las temperaturas son muy frías, se considera que una bomba de calor reduce a un tercio el importe de sus facturas de calefacción.

En general, solo se necesitan de 3 a 5 años para rentabilizar la instalación. Una bomba de calor geotérmica es eficiente independientemente de la temperatura exterior, al igual que una bomba de calor hidrotérmica que extrae energía de una capa freática cuya agua tiene generalmente una temperatura constante.

Por tanto, una bomba de calor tiene muchas ventajas sobre una caldera de gas o de gasóleo, especialmente en lo que se refiere al precio del consumo de energía. Descubre todos nuestros productos

Bomba de calor y deducción fiscal

Algunas comunidades autónomas como Navarra tienen deducciones fiscales por la instalación de una bomba de calor para mejorar la eficiencia energética de la vivienda. En el caso de instalaciones que empleen bombas de calor, solo se considerará como inversión deducible el porcentaje de inversión correspondiente a la relación entre la energía renovable suministrada y la energía térmica útil proporcionada por la bomba según la Decisión de la Comisión Europea, de 1 de marzo de 2013, por la que se establecen las directrices para el cálculo por los Estados miembros de la energía renovable procedente de las bombas de calor de diferentes tecnologías.

En el caso de que la energía primaria para impulsar la bomba procediera en su totalidad de fuentes renovables, se considerará deducible el total de la inversión. Se considerará energía procedente de fuentes renovables aquella energía procedente de fuentes no fósiles, es decir, energía eólica, solar, aerotérmica, geotérmica, hidrotérmica, oceánica, hidráulica, biomasa, gases de vertedero, gases de plantas de depuración y biogás, tal y como se definen en la Directiva 2009/28/CE del Parlamento Europeo y del Consejo de 23 de abril de 2009.

Limitaciones de la bomba de calor

Las bombas de calor son ecológicas, energéticamente eficientes y tienen muchas ventajas, pero también algunas desventajas. Para empezar, su casa debe disponer de un jardín, imprescindible para la instalación de la unidad exterior, pero también de la red de captación en el caso de una bomba de calor que utilice energía geotérmica. En este caso, la instalación de la bomba de calor también requerirá obras considerables que preferiblemente deberán programarse coincidiendo con obras importantes de construcción o renovación.

Un sistema de bomba de calor aire-aire o aire-agua a menudo requiere un sistema de calefacción adicional para hacer frente a los períodos más fríos del invierno. El sistema no puede funcionar con temperaturas muy frías (generalmente por debajo de -10°C). Evalúe la pertinencia de una bomba de calor en función de la temperatura invernal de la región en la que vive.

Si elige una bomba de calor con una potencia superior a 12 kW, es obligatoria una revisión anual por parte de un profesional. También se debe realizar un mantenimiento regular de la bomba de calor y limpiar los filtros del fancoil. Por otro lado, si su bomba de calor también se utiliza como acondicionador de aire en verano, tendrá que vaciar regularmente los depósitos de la condensación acumulada.

Potencia de la bomba de calor y COP

El COP (coeficiente de rendimiento) de una bomba de calor se utiliza para medir la relación entre la potencia eléctrica absorbida por la bomba de calor y la emisión de calor. Es un indicador que permite comparar la eficiencia y el rendimiento energético de varios modelos de bombas de calor o comparar el rendimiento de una bomba de calor con el de otros equipos de calefacción.

Sin embargo, para hacer una comparación precisa utilizando el COP, es necesario considerar no el COP nominal indicado por los fabricantes, sino el coeficiente anual de rendimiento, es decir, la media de todos los COP registrados a lo largo de todo un año. De esta forma conocerá el rendimiento real del funcionamiento de la bomba de calor independientemente de la temperatura exterior y podrá evaluar el precio de su factura de electricidad.

El coeficiente de rendimiento de una bomba de calor indica el número de kWh producidos a partir de 1 kWh de electricidad consumida. Generalmente es entre 2 y 3 para una bomba de calor aire-aire, y entre 3 y 4 para una bomba de calor geotérmica. Por tanto, el consumo de energía de este último es mucho menor.

Otro criterio de eficiencia es la potencia térmica anunciada por una bomba de calor, que también es importante. Define la capacidad de producción de calor de la bomba de calor y suele estar comprendida entre 5 y 20 kW.

Descubre todos nuestros productos

Estación Meteorológica Inteligente

Más información

Termostato Inteligente

Más información

Cámara Interior Inteligente

Más información

Cámara Exterior Inteligente

Más información