Alarma de humos

En 2013, el Congreso de los Diputados instó al Gobierno a promover campañas de concienciación de la sociedad sobre la importancia del uso de herramientas, como detectores autónomos de humo, kits de seguridad contra incendios en el hogar, para evitar muertes por incendio en viviendas. La recomendación es que cada vivienda debe estar equipada con al menos un DOA, es decir, un detector óptico de humos autónomo con alarma. Estos detectores deben llevar el marcado CE que demuestra el cumplimiento de la norma europea EN 14 604. Pese a no haber ninguna ley que obligue a su instalación en viviendas particulares ni ninguna sanción por no instalarlo, usted es el primer interesado en asegurar la protección de su hogar contra los incendios.

¿Qué es una alarma contra incendios?

Una alarma contra incendios es un dispositivo de seguridad que detecta el inicio de un fuego y limita el riesgo de incendio en su vivienda.

Los detectores de humo con cámaras de ionización están prohibidos y ahora solo hay un tipo de detector de humo autónomo con alarma: el detector óptico de humos. El funcionamiento del dispositivo es sencillo: un sensor fotoeléctrico detecta las variaciones de una señal luminosa. Cuando percibe la presencia de humo, se activa una alarma sonora.

Los detectores de humo a veces se conectan por cable a la red eléctrica de la vivienda, pero la mayoría de los detectores de humo son inalámbricos y funcionan con una pila eléctrica. Cuando el detector está equipado con una pila alcalina, debe ser reemplazada cada año. En cambio, algunos detectores de humo tienen una pila de litio con una vida útil más larga, 10 años de media. Sin embargo, en este caso no se puede cambiar la pila y, por tanto, se debe sustituir todo el dispositivo. Algunos detectores tienen un botón de prueba que controla el funcionamiento del dispositivo y la correcta activación de la alarma acústica. Esto es muy útil especialmente para los detectores que tienen pilas alcalinas para saber cuándo cambiarlas.

Razones para instalar una alarma que detecta el humo

  • El riesgo de incendio en la vivienda
En España, cada año se registran un mínimo de 125 000 intervenciones de los bomberos y más de 50 personas fallecen en incendios producidos en viviendas particulares. No obstante, muchas víctimas pueden ser evitadas cuando se da la alerta rápidamente. En otros países como Francia, donde la instalación de detectores de humo en la vivienda es obligatoria desde 2016, los incendios residenciales disminuyeron en un 4 % y el número de víctimas disminuyó significativamente.

Un detector de humo con alarma permite identificar el inicio temprano del incendio, incluso en ausencia de llama, es decir, durante el inicio de la combustión o durante un fuego latente. Sabiendo que casi el 80 % de las muertes en un incendio son atribuibles a los gases tóxicos, la presencia de un detector de humo en una vivienda es crucial para la seguridad de sus ocupantes.
  • La ventaja de una alarma acústica
Un detector de humo autónomo con alarma debe estar equipado con una potente alarma acústica. Gracias a esta alarma, los habitantes de la vivienda son avisados inmediatamente del peligro y pueden abandonar el domicilio y avisar a los servicios de emergencia antes de que se propague el incendio. La señal debe ser lo suficientemente fuerte para dar la alerta y que esta se escuche en todas las habitaciones de la casa, e idealmente incluso en las dependencias anexas. Por este motivo, en las viviendas de gran superficie o en las viviendas de varias plantas se recomienda instalar varios detectores de humo, conectados entre sí o no.

También hay que tener en cuenta que el 70 % de las muertes relacionadas con incendios se producen por la noche, cuando los ocupantes de la vivienda están dormidos. Se cree erróneamente que el olor a quemado, humo o calor es suficiente para despertar a una persona que duerme. Sin embargo, una combustión puede ser peligrosa mucho antes de que pueda ser percibida por alguien que duerme, particularmente debido a los humos tóxicos liberados. Además, el monóxido de carbono presente en el humo dificulta el despertar y durante un incendio desaparece rápidamente el oxígeno del aire. Solo la potente alarma audible de un detector de humo puede alertarle a tiempo para que se ponga a salvo.
  • Alarma luminosa, un dispositivo de seguridad adicional
Algunos modelos de detectores de humo tienen una señal luminosa o vibratoria además de la señal sonora. Esto permitirá avisar incluso a ancianos o a discapacitados auditivos (¡o a quienes escuchan música con auriculares!). Descubre todos nuestros productos

Instalación de un detector de humo con alarma

Para que la detección de humo sea eficaz y rápida, el detector de humo debe colocarse en el lugar correcto de la vivienda. Debe instalarse en el centro de la vivienda, generalmente en un pasillo, en el techo o en la parte alta de una pared si no es posible instalar el detector en el techo. Coloque el detector de humo cerca del dormitorio principal para que la alarma se oiga por la noche y evite situarlo a proximidad del baño o de la cocina. El vapor de agua generado durante el baño o durante la cocción y el humo de la cocina podrían activar innecesariamente el detector.

Si la vivienda tiene varias plantas o si su superficie supera los 60 m2, es preferible instalar varios detectores de humo, uno en cada planta o en cada zona, para que la señal acústica se pueda escuchar en cualquier lugar de la vivienda. Existen paquetes con varios detectores de humo. Conectados entre sí o no, pueden utilizarse para equipar grandes superficies, y también sirven para instalar detectores de humo adicionales en el desván o en el sótano.

Elección del detector de humo adecuado

Al comprar el detector de humo, asegúrese de elegir un dispositivo que cumpla con la norma exigida por la ley: opte por un detector con el marcado CE que garantiza el cumplimiento de la norma europea EN 14604. Existen detectores de diferentes precios y no siempre es fácil elegir. Tenga en cuenta que la calidad de los componentes y las opciones disponibles afectan al precio de la unidad. El tipo de pila utilizada también es determinante: un detector con pila de litio será más caro, pero no será necesario cambiar las pilas cada año como en el caso de las pilas alcalinas.

Entre todos los dispositivos de detección de incendios, también encontrará detectores de humo inteligentes. Un detector de humo inteligente es un dispositivo inalámbrico que, al igual que un detector de humo convencional, activa una alarma cuando detecta la presencia de humo. Pero, además de su señal acústica, el detector inteligente le avisa del peligro potencial enviándole una alerta a su smartphone. El dispositivo está conectado a una aplicación, lo que le permite recibir un aviso inmediatamente dondequiera que esté, en su teléfono y en el de los miembros de su familia de su elección.

De este modo, usted puede intervenir en caso de peligro incluso si está lejos de su domicilio y puede avisar a los servicios de emergencia a distancia. El detector de humo inteligente Netatmo también está dotado de un dispositivo de prueba automático y le avisa cuando es necesario sustituir el detector.

Descubre todos nuestros productos

Estación Meteorológica Inteligente

Más información

Termostato Inteligente

Más información

Cámara Interior Inteligente

Más información

Cámara Exterior Inteligente

Más información